Mostrando entradas con la etiqueta obsesiones sexuales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta obsesiones sexuales. Mostrar todas las entradas

"Te amo, pero no te deseo". Una epidemia del siglo XXI

Enviado por Alejandra Godoy Haeberle 

                             
Acude a la consulta una pareja joven, él tiene 31 años y ella 28 años; ambos profesionales con trabajos satisfactorios, ni excesivos ni estresantes y bien remunerados; pagan sin mayor esfuerzo el dividendo de un hermoso departamento y realizan las tareas domésticas en forma totalmente igualitaria. Pololearon dos años y llevan casados otros dos años; no tienen hijos. Afirman que están muy enamorados, que se proyectan a futuro juntos, que consideran que el matrimonio es para toda la vida, que tienen una muy buena comunicación, que se llevan bien entre ellos, que casi no pelean y que no tienen problemas en ninguna otra área salvo la sexual: durante el noviazgo hacían el amor frecuentemente, pero hace casi dos años que no tienen relaciones sexuales. Se hacen cariño, se besan, caminan de la mano y se duermen abrazados, mas la pasión desapareció de sus vidas.
Cuando se pusieron de novios, él fue dejando de tomar la iniciativa sexual y evitaba estar a solas con ella; después de casados, se comportaba muy pasivamente cuando hacían el amor a pedido de ella, hasta que comienza a rechazar los avances sexuales de su mujer con distintas excusas, culminando en que ella se cansa de buscarlo inútilmente. Cuando solicitan ayuda profesional, él reconoce que no siente deseo sexual por su esposa, ella ha ido aceptando la situación, ambos se sienten incómodos ante la mera perspectiva de un encuentro erótico y acuden a consultar ahora porque desean tener un hijo. 
En las sesiones individuales, el marido sostiene que encuentra muy atractiva a su mujer, que la ama profundamente, que la volvería a elegir como su compañera y que para su desahogo sexual recurre a la masturbación, pero confiesa que a veces se tienta con la pornografía y que claramente sí siente deseos por otras mujeres, aunque nunca que le ha sido infiel ni siquiera virtualmente. Se declara muy preocupado y angustiado por estar fallándole a su esposa en algo tan importante.  
No comprende en absoluto lo que le pasa, ya que con sus parejas anteriores no le ocurrió nada parecido. No tenía ningún problema previo de funcionamiento sexual, si bien a veces eyaculaba precozmente; tampoco se siente ni deprimido ni estresado. Creyó que podría haber alguna causa física, pero el urólogo lo encontró sano y con un nivel adecuado de testosterona. Varios meses atrás, estuvieron separados por un corto tiempo y como él volvió a desearla apasionadamente como al inicio de la relación, creyeron que todo estaba arreglado; mas, al volver a vivir juntos, nuevamente surge la inapetencia sexual.         
Se describe a sí mismo como un hombre que rechaza el machismo, que le encanta que su esposa sea profesionalmente exitosa, que le cargan las discusiones, que cuando ella lo critica y se enoja, a él le cuesta ser asertivo y prefiere permanecer en silencio hasta que todo se vuelve a calmar, aunque reconoce con humor que parece “mina”, ya que le cuesta olvidar lo que sucedió y queda resentido. No tolera percibirla a ella molesta o distante, ni verla sufrir y llorar, se siente muy culpable, pero a pesar de ello, dice que sencillamente no podría soportar un acercamiento erótico.
Por su parte, ella tampoco entiende nada. En sus experiencias sexuales anteriores, nunca había conocido un hombre que no deseara sexo casi todo el tiempo. Al comienzo creyó que podía haber algo mal en ella o que estaba haciendo algo muy mal, en su apariencia física o en el desempeño de sus roles de esposa. Está convencida que si él dejó de desearla, significa que ya no la ama; o bien que tiene una amante e incluso se le ha pasado por la mente que él pudiese ser homosexual. Hoy en día cree que las causas están en la niñez de él, en la relación con sus padres o en subjetivos problemas en el trabajo. Tiempo atrás ella fue descubriendo en él defectos que no había visto antes, actitudes que no le gustaron y trató de conversarlo con él infructuosamente, pero al lado del problema sexual, ya no parecen importantes.   

Recientes investigaciones confirman que la falta de deseo sexual es uno de los motivos más frecuente de consulta a los sexólogos en los últimos años. No obstante, no se trata de una inapetencia sexual como la de antes, aquella que afectaba mayoritariamente a mujeres y que solía estar asociada a alguna otra disfunción sexual, generalmente a la anorgasmia. Tampoco se refiere a aquella que aparecía varios años después de casadas en madres de varios hijos que estaban agotadas, desilusionadas y sin otro poder que el sexual dentro de su matrimonio; ni a la natural disminución generalizada del deseo sexual después de los 60 años en ambos géneros.
Actualmente afecta a parejas entre 25 y 40 años, puede presentarse en la mujer, en el hombre o en ambos, aunque los casos que más se han incrementado son los de varones. Les sucede a parejas que se aman, que no tienen conflictos abiertos entre ellos, que quieren seguir juntos, formar una familia y que acuden muy motivadas a consultar. Se descartan causales orgánicas, trastornos del estado de ánimo, cansancio, estrés, problemas económicos o de privacidad, miedo al compromiso, desaveniencias maritales, falta de amor e infidelidad.
Los inicios pueden ser abruptos o paulatinos; puede manifestarse en dejar de tomar la iniciativa, en una marcada disminución de la frecuencia sexual o con el cese absoluto de las mismas. Puede aparecer al momento de ponerse de novios, al irse a vivir juntos, al poco tiempo de casados (o en matrimonios que llevan muchos años juntos), después del nacimiento del primer hijo o de los hijos posteriores, aunque también puede presentarse en parejas de pololos que ni siquiera viven juntos. Puede haber existido eyaculación precoz previa, pero generalmente no hay ninguna otra disfunción primaria.
Ante este panorama, las interrogantes que necesariamente surgen se refieren a por qué ha aumentado tan considerablemente el Deseo Sexual Hipoactivo (DSH) en la última década, por qué aparece ahora en parejas que bordean los 30 años y por qué los más afectados son los hombres, siendo que antiguamente casi nunca consultaban por esta disfunción. El DSH masculino es un fenómeno especialmente interesante, dado que implica un comportamiento incongruente con lo socialmente esperado.
Tradicionalmente los especialistas intentaban delimitar - en términos individuales - los factores predisponentes, precipitantes y mantenedores que pudiesen estar afectando; sin embargo, con estos datos no es posible dilucidar adecuadamente la inquietud que nos ocupa. Se hace indispensable indagar en las relevantes transformaciones socio-culturales que se han evidenciado en nuestra Sociedad Occidental en las últimas décadas. Parece especialmente significativo analizar el verdadero terremoto que se ha producido en los roles de género y sus consecuentes confusiones e inseguridades propias de los períodos de transición.
Revisando la escasa literatura existente respecto al DSH masculino, nos encontramos con algunos resultados muy decidores. Varios de los factores mencionados son los que tradicionalmente se asociaban a mujeres con DSH. Entre los factores de riesgo hallados por los autores se pueden señalar los siguientes:  
  • Incremento de las características de sumisión: tiende a percibirse a sí mismo como sumiso, traducido en conductas de abnegación, dependencia, conformismo, timidez y capacidad para soportar el sufrimiento.
  • Decremento en los niveles de auto-estima: se refiere al juicio personal respecto al grado de valía de sí mismo, expresado en las actitudes que tiene hacia sí mismo, así como en la experiencia subjetiva que se transmite a los demás.
  • Decremento de las características de masculinidad: se refiere a conductas instrumentales, es decir, aquellas dirigidas a una acción, orientadas a metas, agresividad, búsqueda de dominio y autoafirmación. Los varones sin disfunción sexual tienen una mejor autoimagen del rol masculino, lo que se asocia a pragmatismo y adaptación.
  • Decremento de las características de femineidad: se refiere a conductas llamadas de relación, aquellas encaminadas hacia los sentimientos y la abstracción, tales como involucrarse con los demás, expresar los afectos, desear dar protección y orientación hacia la crianza. Los hombres sin disfunción sexual puntean más alto en esta escala.
  • Incremento de los temores asociados a la sexualidad: se traduce en una percepción negativa de la autoeficacia sexual, lo que provoca temor al fracaso.
  • Decremento de la calidad de la comunicación entre los miembros de la pareja.
  • Incremento de problemas y conflictos de pareja.
  • Incremento de una dinámica de pareja donde la mujer es percibida como muy dominante y con excesivo poder dentro de la relación. La disminución del deseo sexual es interpretada como una forma de agresión pasiva y como una manera de mantener una distancia emocional.
  • Incremento de la percepción de sí mismo como alguien de estilo reservado, mientras que percibe a su pareja como alguien negativo y de un estilo violento.
Si bien se ha avanzado algo en el estudio de este fenómeno, aun quedan importantes aspectos por determinar. Efectivamente, en las investigaciones no se suelen diferenciar los casos separándolos por edad, por momento del inicio ni por la duración del síntoma. Tampoco se analiza la personalidad del hombre en relación con la personalidad de su pareja. Por nuestra parte, lo que hemos observado en la inmensa mayoría de los casos es una determinada combinación de tipos de personalidad del Eneagrama.
En cuanto a la terapia y pronóstico, actualmente existen solo modestas evidencias empíricas que validen los tratamientos, en parte debido a que este es un síndrome de reciente data en hombres jóvenes. Los expertos coinciden en que el DSH es altamente complejo y que representa un gran desafío para los sexólogos. Las terapias suelen ser difíciles y relativamente largas, con resultados disímiles según cada caso.

Cuando la excitación con el mismo sexo no es homosexualidad I


Durante esta crisis la relación con una pareja o bien las relaciones sexuales son complicadas. En el caso de Ana no tanto ya que por la potencia de sus crisis (TOC) ella tuvo claro desde el comienzo que se trataba de este problema y además ha blanqueado todo esto con su pareja, en el caso de Walker se hace mucho más complejo.
Por una parte pasa, tomando de la intervención de Bacterio, que el cuerpo aprende a reaccionar con excitación ante imágenes homosexuales.
Por otra parte -una confirmación más que se trata de una crisis obsesiva- estas ideas e imágenes dan vuelta tanto y tanto por la cabeza que aparecen en todo momento, además se puso en marcha la idea fija de comprobar ese extremo de la duda (el de ser homo o bi), una conjugación perfecta para que la excitación ante esas imágenes aparezcan inmediatamente... y aparecen inmediatamente, espontáneamente. Imágenes homosexuales + ideas y/o excitación comienzan entonces a aparecer, cuando se sale a disfrutar, cuando se quieren poner a prueba, cuando se tiene miedo de que aparezca, cuando se está en una situación sexual, etc.
Hay excitaciones que las describe Bacterio como "pseudo-excitación" que a mi criterio serían aquellas que se fuerzan, además hay excitaciones que son espontáneas que salen de la persona y son excitaciones en serio, reales; en este caso lo falso, lo que la mente cree que es así y no lo es, es la creencia de ser homosexual o bisexual. Es más hay casos que la excitación con imágenes homo viene de comienzo y espontáneamente, y a partir de ello se despierta todo el trastorno que se desarrolla como tal. Para hacer un paralelo: un trastorno cuyo contenido es tirar un hijo por el balcón, este comenzó con escena de una película, inmediatamente el deseo de tira al hijo tal cual la imagen de la película, luego la paralización mental, la duda y el terror de hacerlo. . .
Si la pareja ya está habría que ver como manejar esta situación, en cada caso es diferente y esto hay que tratarlo en la psicoterapia. Para quienes no tienen pareja lo adecuado antes de las próximas relaciones sexuales es ir superando primero esta crisis y las características que llevan a ella, pues lo más probable es que los traspiés que surgen en este estado refuercen la crisis.
~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-
Lic. Marta Chiarelli, psicóloga. UBA. Matrícula Nacional 8632
Psicología Integradora. Capital de Argentina
Tel. 4632-0441
 

Sobre la obsesión de creerse homosexual

Sigo centrándome en las características de personalidad que se comparten en este trastorno, es necesario cambiarlas para que salgan de la reiteración de estos ataques, un trabajo integral es el que va a desembocar en resolver esta crisis y posibilitar no repetir estados tan intensos, sean con el contenido que sean. Los objetivos de un buen trabajo no es que desaparezcan los rasgos obsesivos, no es “quedar perfectos”, es más de algunos de esos rasgos van a hacer uso en algunas áreas y momentos de la vida, con adecuados cambios van a ser útiles de acuerdo a que, cómo, con quien y donde se los emplee. Unos de los objetivos del cambio sería que cuando haya otros momentos de crisis puedan manejar los síntomas y no que los síntomas los manejen a ustedes, por ejemplo darse cuenta desde el comienzo que se está exagerando para “apartarse” de la situación y ver que pasa. . .
A todo el mundo se nos cruzan ideas, fantasías, sueños o sensaciones locas, cuando a estas expresiones psicológicas se le da un sentido antojadizo y temido y tras eso se comienza a indagar y rebuscar más y más, esas simples expresiones comienzan a tomar dimensiones fatales.

La sobredimensión va tanto para lo que se ve como perjudicial como para lo beneficioso. Así cualquier nimiedad que se cruza por la mente, como quedarse en la observación de un travesti o cualquier fantasía, comienza a tomar magnitudes asombrosas, absurdamente un hecho aislado de la vida se transforma en una orientación sexual. De la misma forma un cambio positivo, por ejemplo un avance en tomar contacto con la realidad, ya se toma como cura. Si bien se sabe lo irracional que es generalizar a tal punto no se deja de hacerlo.

Una de las características más difíciles, una gran enemiga, es la ilusión de omnipotencia, el todo lo puedo y de forma inmediata. En tanto esto no ceda van a seguir pasando de tocar el cielo con las manos al mismísimo infierno repetidamente. Lo que ayer era algo magnífico hoy es una mierda.
En los estados de bajones las expectativas desmedidas se ponen afuera (profesionales, instituciones, sitios virtuales u otros), por lo cual cuando algo “desencanta” de las mágicas soluciones que se esperan de ellos también corren el mismo destino de denigración.
Como es lógico cualquiera quiere resolver los bajones en los cuales uno se denigra y piensa ser lo que no es. Lo que no se quiere dejar son los confortables estados de creerse todopoderosos o que va a haber soluciones inmediatas y perfecta a todo problema. Hay que estar dispuestos a hacer los cambios necesarios en estas particularidades y saber que para ello se tiene que transitar un camino no corto de psicoterapia, esto último suele caer en esas creencia megalómanas de que solos van a resolver todo y que la psicoterapia no sirve o bien sirve sólo en esos momentos de desesperación y luego “ya está”.

Con respecto al tratamiento como ya dije una psicoterapia integradora es la que resuelve, que atienda a todos los aspectos de la persona (cognitivo, emotivo y conductual, consciente e inconsciente) y con una implementación amplia de técnicas que excedan a una sola corriente.
La medicación es indicada si el estado de angustia o parálisis es tan grande que no puede permitir la continuidad de las actividades. El reclamo de medicación está, la mayor cantidad de las veces, basada en la búsqueda de soluciones mágicas, lo más adecuado es que la persona pueda trabajar con sus recursos para recuperarse, el profesional es el indicado para determinar si esto puede lograrse con la terapia exclusivamente o si se la va a complementar transitoriamente con psicofármacos; la implementación de técnicas conductuales y sensitivas son con el fin de evitar la ingesta de medicación y poder aminorar los síntomas en forma considerablemente rápida, es sólo un primer paso, la disminución de los síntomas por cambios exteriores y superficiales son de corto alcance, de todas formas este primer paso es necesario para bajar la angustia y en ello lo más adecuado es la implementación de técnicas psicoterapéuticas.

El darse cuenta que esto es un problema psicológico no es igual a poder controlarlo uno mismo. El aceptar el problema psicológico también es aceptar el no poder controlarlo, esto es muy importante de tener en cuenta pues con el afán de controlar todo cuando ven que pueden controlar los síntomas ya se da por hecho que todo pasó, luego cuando aparecen nuevamente pensamientos o sensaciones (y esto siempre va por más) se dan cuenta que no pueden controlar y entonces vuelve la compulsión a la repetición para poder controlar nuevamente: el bajón ya está en su plenitud.
Cuando se quiere comprobar si el síntoma está es más que mirar una cicatriz en la mano, es como si la mirarse la cicatriz volviese a ser una herida nuevamente. En este trastorno la necesidad de chequear si todo va bien, la compulsión a fijarse si el síntoma todavía está produce la reaparición, el chequeo vuelve a hacer sangrar nuevamente la herida.
La necesidad de controlarlo todo es otro aspecto a cambiar.
Una de las indicaciones frente a estos síntomas es dejarlos pasar, no querer dominarlos o controlarlos, por ejemplo si viene la idea “ah miré a esa mujer y me gustó, ¿ves? ¡soy lesbiana!” no hacer fuerzas para demostrarse lo contrario o para ir por más en la comprobación, dejar pasar el pensamiento que así como vino se va, también con las reacciones fisiológicas, si no se las quiere controlar o actuar se van como vienen.

Es muy adecuado analizar a las sensaciones eróticas hacia mismo sexo como el placer de imaginarse asimismo, con ese aspecto o en esa actitud. Cuando se interioriza en las causas de este trastorno, en muchos se encuentra que desde la pubertad la observación y embeleso hacia personas o partes de personas del mismo sexo son productos del arrobamiento hacia alguien admirado por sus encantos a nivel estético o de características de personalidad, efectos la más de las veces causados por subestimación de las propias características, especialmente características de tinte sensual y sexual. Por otra parte lo que nos llega como erótico tiende a producir reacciones fisiológicas aunque sean escenas de animales y no por eso se nos va a antojar que queremos tener una pareja con un animal.
Vean bien esto, dije querer tener una pareja ya que la orientación sexual incluyen deseos sexuales hacia una persona real o imaginaria, necesidades de tener sexualidad plena y completa con ella, necesidad de compromiso afectivo de pareja, proyectos pensados y sentidos de ir por la vida su compañía. Es decir que la orientación sexual no sólo trasciende las sensaciones y pensamientos sino que además es mucho más que fantasear o “querer” una relación erótica. Ahora espero que nadie invente que quieren todo eso con personas del mismo sexo, recuerden esa manía por pensar injustificadamente que lo que se lee, o ve, o bien tiene el otro es igual a lo de uno.

Es necesario diferenciar entre la comprobación de las ideas en la realidad y la compulsión a comprobar lo indudable. Habitualmente cuando se nos cruzan ideas de algo que puede ser y nos llama la atención en primer término vemos su grado de importancia, la podemos desechar como nimia o absurda; en tanto veamos que la idea es importante y creíble el otro paso es analizarla, en ese análisis más a fondo comprobamos a nivel intelectual si eso puede ser real o no; en caso que la inteligencia no pueda discernir sobre la veracidad o falsedad de esa idea se convierte en un problema a resolver en la práctica y se hacen las conductas necesarias para salir de la duda.
En el tipo de pensamiento obsesivo fallan estos paso desde comienzo o luego. Nunca llega a plantearse el problema, prontamente una idea se transforma en dilema que queda girando sin poder resolverse, como todo dilema.

También incide la baja tolerancia a la frustración y a la postergación, el creerse que a uno todo le es dable y posible, entonces devienen a las tendencias a llevar a la práctica cualquier idea o impulso. Es necesario tomar conciencia de ello y comenzar a fortalecerse en el cuidado con lo que se hace y con lo que se dice, el pensar que toda represión es dañina y que hay que dar rienda suelta a cualquier impulso es una gran debilidad, también deriva en la compulsión a la actuación.
Me desvío un poco y les cuento que me parece increíble cuando leo, incluso de gente adulta, cosas como “si tenés ganas probá” cuando se trata de conductas que pueden cambiar la vida, el tomar con semejante liviandad una situación de confusión acerca de un área que define la identidad personal puede ser esperable en un joven adolescente. Esta gente no tiene ni el más mínimo cuidado consigo misma y mucho menos con el otro, así que cuando se encuentren con alguien que da semejantes consejos sobre conductas decisivas es mejor poner grandes distancias de por medio. Cuidate, Querete. . .
También es necesario poder fortalecerse en la aceptación de que son inevitables las desilusiones, los fracasos, los errores, el fallar, los desengaño, los reveses, el posponer. . . Dejar las creencias de que a uno no le pueden suceder algunas o ninguna de estas cosas también requiere un trabajo terapéutico.

Está muy claro que tanto en el pensar e imaginar situaciones como en lo que les parece deseo o excitación sienten malestar, angustia, y hasta sensaciones físicas de gran displacer como sensaciones nauseabundas, diarrea y vómitos; mientras que en todo lo sexual -homo, bi o hétero- los sentimientos y sensaciones son agradables y placenteros.

Vuelvo a repetir, la orientación sexual es un complejo componente de la personalidad y merece análisis completos y complejos. No se trata de complicar “buscando la quinta pata al gato”, se trata de ser realistas, amplios y profundos en los análisis de realidades complejas. Las “comprobaciones“ basadas en elementos superficiales y externos son lábiles, tienen patas cortas, es así que comprueban una y otra vez ambas puntas de la duda ya que a cada rato se cree en evidencias falsas y así son también desechas. Por ejemplo, “no encontré una persona sola persona con TOC que se haya hecho gay, entonces significa que no existe esa posibilidad” ergo esto tranquiliza, “yo tengo TOC entonces no me puedo volver gay”. Falso, totalmente falso, esta creencia lleva a una tranquilidad que acaba en la primera evidencia que indique que alguien con neurosis obsesiva compulsiva es gay, momento en el que la recaída aparece como un terremoto. En el caso que una persona con TOC se haga gay tiene muchas causas, y no tiene nada que ver con que “si alguna persona con este TOC se volvió gay ese es el camino para uno”. Con esto les digo dos cosas, que vean seriamente el argumento que tienen para afirmar o desechar algo, otros ejemplos de “demostraciones” tan pueriles como “. . . y siento algo en los genitales”, “no me pasó nada en la relación sexual”, “me masturbé con tal imagen”, “miré y me gustó”, “me miró y me turb锓me sentí. . .” . . . pueden significar un montón de cosas y no tienen ningún asidero para demostrar ninguna orientación sexual. Por otra parte no hace falta comprobar nada si ya se tiene comprobado algo por toda la historia personal incluyendo el presente, sólo hace falta ser y pensar en forma coherente con la propia identidad, estas comprobaciones para saber quien es uno en algo tan esencial como la elección sexual habla de inseguridades fundamentales que se tienen que resolver.
Todo indica que el contenido del TOC no es lo fundamental, están pesando cuestiones profundas personales, familiares y circunstanciales para que se persista con tanto ahínco en esto. En estos ejemplos la cualidad básica de la personalidad que está fallando es la identidad, por lo cual la inseguridad de quien es uno se pone en crisis fácilmente, reforzar la identidad tiene que ser un objetivo terapéutico que ustedes mismos tienen que plantearse.
Todo esto indica que pueden ir ya evitando la comprobación de cualquiera de las dos opciones y trabajar con las causas en la psicoterapia, claro que es fácil decirlo, pero si lo tienen presente cada vez que tienen esa compulsión a comprobar puede ser que vayan frenando una parte del síntoma.

En momentos de crisis hay mayor entendimiento entre quienes comparten características de personalidad y más aún si, además, participan de los mismos contenidos psicológicos generados en esas crisis. El encontrar personas con estas similitudes tranquiliza, por no ser bichos raros y por que en conjunto se encuentran nuevas alternativas para el cambio. Los grupos de pares ayudan mucho ya que esas similitudes facilitan el comprenderse mejor y apoyarse mutuamente. Dicho sea de paso, en función de estos beneficios se han creado grupos de autoapoyo muy productivos, no obstante no es cuestión de exagerar queriendo unir personas con similitudes intrascendentes, de hecho hay más de 500 grupos de autoapoyo de distintas problemáticas, no sería raro encontrar algunos como “los que no quieren compartir un baso” o “las angustias derivadas de los cortes de luz”.
Como en todo, es saludable no querer pasar los límites de lo posible, el tomar los parecidos como idénticos es una dificultad del discernimiento que perjudica, el creer que al compartir varias de las expresiones de este trastorno se es igual al otro convierten aquellos beneficios en un estorbo, se produce una mimetización por la cual se cree que se comparten todos los aspectos y que lo que se da en uno se da irremediablemente en el otro, que lo que le pasa al otro le pasa o va a pasar irremediablemente a uno, ya vieron que esto lleva a nuevos bajones cuando se ven falsamente identificados con algunos aspectos.

Entiendo sumamente beneficiosa la postura de poder postergar el inicio de nuevas relaciones aunque ellas sean solamente sexuales, en este sentido indica mucho cuidado personal: “que hasta q no esté yo completamente recuperada no podré estar con nadie. Mas que nada porque me surgen dudas, miedos del tipo "y si no me gusta y estoy con él por decirme a mi misma q debo estar con un chico?" Me he prometido a mi misma, que cuando aparezcan las mariposas en el estómago y esas mariposas aparezcan en el estómago del chico también,”.
Atravesando esta situación la búsqueda y encuentro de otra persona responden justamente a características que hacen e todo este cuadro, por ejemplo la ansiedad, la compulsión a la comprobación, la idea y sensación que no se puede estar nunca sin sexo, las ilusiones de omnipotencia, lo cual hace que al poner en juego todo esto se producen escollos en el cambio, es conveniente poder parar esos impulsos para allanar más el camino de la superación de esta crisis y también para poder ir modificando esas características. Ya ven que esta crisis viene a complicar una pareja ya consolidada, lo cual, a su vez, redunda en acrecentar los síntomas; es aún mucho más complejo con alguien nuevo.

Voy a aclarar algo más sobre lo que ya dijo Cuarto Creciente, una vez instalado este trastorno el contenido de orientación sexual lo hace tan persistente por la posibilidad de que esto suceda, son varios los contenidos que por esta razón generan un gran monto de angustia. Quienes están padeciéndolo en tanto creen que es probable lo temido son muy resistentes al análisis sobre la imposibilidad de que sea así. La posibilidad real de ser gay se da en quienes tienen condiciones y naturaleza para ello, en tanto se confundan fenómenos secundarios como esenciales se cree posible este cambio en forma en forma súbita y fulminante.
Otro aspecto que hace esto mucho más penoso es que el cambio de orientación sexual indica un cambio de identidad. Cuando el cambio de un aspecto esencial se le impone a uno en forma abrupta e invasiva la confusión que genera produce obnubilación y obstaculiza que se pueda reaccionar adecuadamente.

“Amores obsesivos” es otra película con gran despliegue de obsesiones compulsivas.

Los saludo afectuosamente
Marta

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Lic. Marta Chiarelli, psicóloga M.N. 8632
Psicología Integradora
Capital de Argentina

Tel. 4632-0441
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Trastorno Obsesivo Compulsivo sobre la orientación sexual

Trastorno Obsesivo Compulsivo sobre la orientación sexual


Personalidad obsesivo compulsiva
Trastorno Obsesivo Compulsivo
Características y síntomas

Características de personalidad que predisponen a este tipo de cuadro, cualquiera sea el contenido, estamos tomando sobre la orientación sexual dada la abundante recurrencia del mismo.
Esta crisis en general comienza con dudas, ideas fijas y compulsiones acerca de ser homosexual a partir de hechos nimios y aislados -fantasías, excitaciones, sueños, etc. con personas del mismo sexo- muy a menudo con imágenes de travestis, cuando se encuentra nuevamente la atracción hacia el sexo opuesto no determina salir de esta obsesión, ya que están las dos posibilidades no la van a desaprovechar ninguna y la creencia de ser homosexual se transforma en la creencia de ser bisexual. Es una producción de psintegra
Tomando este aporte de Angustia:“les quiero decir que la cosa es tan sencilla... por que si no lo quiero ser, no lo voy a ser, pero no por que me obsesiono tanto...
En caso que desde el nacimiento se vaya definiendo la orientación homosexual y la persona se identifique claramente desde la pubertad con la elección afectivo-erótica hacia el mismo sexo la homosexualidad está determinada por la educación, pueda o no cambiarse está definida, en cambio si pasando la pubertad hay una clara elección afectivo-erótica hacia el otro sexo y sobrevienen ganas de una elección distinta cada uno tiene el derecho de ser dueño de su historia, puede darse a partir de la adolescencia que la persona tenga una clara elección heterosexual y quiera cambiar hacia la homo o bisexualidad y esto lo puede hacer desde una determinación consciente de su propia vida.
Es una producción de psintegra
En estas obsesiones se pierde de vista la facultad de elegir y se cree que la orientación sexual puede ser adquirida como una enfermedad o especie de rayo mágico que penetra en la mente.
Cuando de trastorno obsesivo se trata los pensamientos y excitaciones no están determinadas por las ganas o deseos, se llega a ellos mediante dudas e ideas que se le imponen a la persona a partir de hechos que nos son justamente elecciones personales.
El tipo de personalidades que tienden a producir estos trastornos tienen por lo menos las siguientes características:

  • Guiar la vida propia por la opinión ajena, por más irracionales y/o sufrientes que ellas fuesen. Es una producción de psintegra
  • Dudar de lo indudable, aún sobre si mismo.
  • Necesidades de control y perfección, cuando aparecen ideas o reacciones que no pueden controlar y caen en lo adjudicado como malo o imperfecto la persona queda descolocada. En estos casos al desubicarse al con ideas y/o sensaciones sexuales con el mismo sexo comienzan las dudas y búsquedas de certezas para controlar nuevamente y tranquilizarse. La persona se pierde en un continuo y doloroso zigzag entre encontrar la tranquilidad en la certeza de lo que no es y la penosa duda.
  • Las necesidades de perfección conlleva consigo la inseguridad, cuando se desencadenan estas crisis se ponen en marcha ambas. Un cóctel especial para que las dos afirmaciones de la duda persistan, se impone la obstinación por no perder ninguna de las dos opciones lo que imposibilita la elección de alguna de ellas.
  • Este trastorno aparece primeramente con el contenido de ser homosexual, al descartarse esta opción por el propio peso de ser heterosexual sobreviene la posibilidad de la bisexualidad, más de lo mismo: la misma bola de nieve obsesiva con el aditamento de la creencia que existe lo perfecto y completo teniendo ambas orientaciones, no se quiere elegir para no perder algo, en este caso abandonar o perder la supuesta parte homosexual.
En el transcurso de esta crisis las ilusiones de control y perfección son tan determinantes como resistentes. Hablamos de ilusión en tanto el control total y la perfección no son posibles. Estos rasgos se alimentan especialmente:
  • Magnificando y obedeciendo a reglas o teorías de cualquier tipo, antojadizas o irracionales no importa, son reglas que aparecen como tranquilizadoras ante descontroles y dudas e ideas que atormentan. Es una producción de psintegra
  • Guiándose por detalles nimios, cualquier actitud o fantasías intrascendentes dan la certeza de la orientación sexual, tranquilizando por un rato..., hasta que aparece nuevamente el otro polo de la duda y nuevamente el tormento.
  • Las atracciones por los protocolos, formalidades, etiquetas y posiciones sociales llevan a ser crédulos en todo lo que tenga apariencias de importante, lo grandilocuente subyuga y atrae, la fama hace pensar en cierto todo lo que se dice desde esos pedestales. Es así como se compran teorías acerca de lo “evolucionado” de la bisexualidad y remedios que “curan”.
    Estas características constituyen un imán hacia las personas que toman una posición de certeza autoritaria y mandona sobre el otro, es así como se llega a creer que en uno hay algo oculto que determina las elecciones propias a pesar de uno mismo, se llega al sometimiento y resignación a ser lo que no se es. Personas rígidas, invasivas y descalificantes influyen mortificando a la vez que hacen más de lo mismo instaurando dudas acerca de la valía o características personales, en tanto estas personas tengan atributos de un supuesto saber tienen más influencia (ver más).


El testimonio de Octaviano nos lleva a adentrarnos en otras características: el miedo que suele basar estas obsesiones es el miedo a perder a la persona amada, cercano a eso otro miedo, del que ya hemos hablado, el de no poder hacer nunca pareja.
Es una producción de psintegra
El miedo suele tomar carácter premonitorio, muchas veces basado en comparaciones arbitrarias como ser “si pasó una vez va a pasar otra” o “por que lo sueño”, otras veces lo temido está signado por una especie de camino que se ha trazado desde la infancia, “nunca voy a poder hacer una pareja”.
En el pensamiento lógico, la inteligencia usa tanto la certeza como la duda y la anticipación de la realidad como instrumentos para el conocimiento. En tanto haya excesivas y predominantes características obsesivas estas cualidades mutan hacia
rigidez, inseguridad, duda ilógica y pensamiento mágico. En mayor o menor medida estos ingredientes están presentes en los relatos de este trastorno. En el mismo instante en que una idea se impone a uno comienza a funcionar ese andamiaje que lleva a estas crisis.
Otra cualidad inteligente es la
comprobación en la realidad, en este trastorno esta cualidad se torna en un arma fatal, al usarla pasan cosas tales como: se confunde el nerviosismo y malestar que causa el miedo al ver alguien del mismo sexo con excitación o interés sexual o bien al forzar la comprobación se produce esa excitación buscada, esto a su vez suele llevar a la compulsión masturbatoria con esa imagen; estos impulsos y compulsiones también tienen su explicación en la necesidad de reducir la angustia asociada con los esos hechos, esta reducción se produce momentáneamente con dichas “comprobaciones” y compulsiones.
Estas características llevan periódicamente a trastornos con distintos contenidos, al ponerse en marcha esta rueda de dudas, ideas fijas y compulsiones con contenido de orientación sexual hace muy prolongada la rectificación, no es fácil salir de ella y tiene su tiempo. Es una producción de psintegra Esto tiene su explicación en:
  • La orientación homosexual es posible, en general otros contenidos son absurdos, ilógicos o fácilmente comprables como ser que la visión de determinados números indiquen tragedia personal, que hay que reordenar decenas de veces una habitación para que no muera tal persona o la existencia de múltiples enfermedades terminales
  • En tanto tras las fantasías, sensaciones, etc. la compulsión haya causado satisfacción no se quiere abandonar esta alternativa.
  • Suele haber una atracción hacia lo transgresor, no estamos afirmando que lo sea la homosexualidad, si la imagen que se tiene de ella.
  • En los primeros momentos, por las características invasivas de estos trastornos, la figura del sexo opuesto queda despojada de erotismo.
  • La fortaleza de la sexualidad es un factor importantísimo, en estos cuadros toma más envergadura, es habitual encontrarnos con una hipersexualización signada por la historia personal y agravada por los medios de comunicación masiva, al respecto de esto también cabe destacar que prolifera una gran estimulación a la vida homo y bisexual, en caso que esta sea una determinación o una elección personal no hay problemas, estamos hablando sobre cuando es un factor que agrava estos cuadros. Tema para tratar en otro artículo.
Apuntando a adquirir fortalezas de las crisis es adecuado seguir en psicoterapia hasta hasta revertir las características que llevan a ellas; en este sentido en el caso que una terapia ya esté agotada es adecuado la búsqueda de otra. Es 










http://www.es-asi.com.ar/TOC-orientacionsexualuna producción de pshttp:http://www.es-asi.com.ar/TOC-orientacionsexual//www.es-asi.com.ar/TOC-orientacionsexualhttp://www.es-asi.com.ar/TOC-orientacionsexualintegra


SOLUCIÓN PARA EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO HOMOSEXUAL
Enviado por Maritza


Hola! Antes de empezar, quiero aclarar que NO soy homofóbica, que si yo me hubiese sentido homosexual desde mi niñez o adolescencia, me aceptaría. Sólo que quiero aclarar que presento una obsesión desde mis 19 años, con algo con lo cual no me siento identificada, desde pequeña me obsesiono casi por cualquier tontería, me estreso casi por todo. Quiero tener hijos con un hombre al que ame y sueño con un hogar maravilloso y ese es parte de mi proyecto de vida y no es al lado de una mujer, aunque respeto a quienes si quieren este otro proyecto de vida, el cual es absolutamente válido. Esto lo hago por mí y no tengo miedo de mi familia ya que si lo fuera sé que me aceptarían, esto no lo hago por nadie sólo por mí, e invito al que lee esto, a que se cuestione por qué quiere cambiar, si por él o ella mismo/a o por otros. Por lo cual también pido respeto por las personas que tenemos otra perspectiva.

Por otro lado quiero hacer una aclaración, he abierto este tema para quienes sufren de TOCH (Trastorno Obsesivo Compulsivo Homosexual) y que antes de ello fueron totalmente heterosexuales como fue mi caso, y esta idea surgió de repente y que nos ha atormentado hasta el momento, por lo cual se descartaría casi totalmente la idea de que nacimos homosexuales, y es más probable que esta técnica que presento a continuación (LA CUAL HE EMPEZADO A EMPLEAR HACE DOS DIAS) surta efecto. Si desean leer algo sobre el tema en esta misma página web una psicóloga experta habla de ello. Acá les mando el link:
http://www.es-asi.com.ar/toch
http://www.es-asi.com.ar/TOC-orientacionsexual

Al igual que muchos de los que participan en los foros sobre TOCH, también he sufrido con ello durante algo más de dos años, por lo cual sé lo que se siente. Lo que SÍ he tenido muy claro en estos largos años es que encontraré la solución y volveré a ser la misma de antes, sólo que ahora más madura y capaz de enfrentar cualquier tipo de obstáculo que se me presente en la vida (pienso que si resolvemos esto ya nada nos quedará grande), y por supuesto ahora tendríamos con mucha más tolerancia y tendríamos mente más abierta y dispuestos a comprender a quien sufre con esto.

Después de muchas lecturas de mucha investigación (ya que no me voy a dar por vencida digan lo que digan), he llegado a la conclusión que nos hemos AUTOSUGESTIONADO, y esto ya es un hábito (costumbre) en nosotros, es decir nos hemos repetido tanto la idea de que supuestamente somos homosexuales, que ya dudamos o nos hemos creído que tenemos esta orientación (es lógico que después de repetirte esta idea casi todo el tiempo, de pensar todo el tiempo en esto, en mi caso durante dos años. Acá les va un link de un video que está en youtube donde explican más esto donde dice que SOMOS LO QUE PENSAMOS, Y TODO HOMBRE O MUJER LLEGA A CREERSE AQUELLO QUE SE REPITE FRECUENTEMENTE SEAN CIERTAS O FALSAS ESTAS AFIRMACIONES:
http://www.youtube.com/watch?v=l5t77VTyytQ
Por lo cual, la solución a ello radica en lo mismo que nos lo causó LA AUTOSUGESTIÓN. Pero ¿cómo? Pues bien, yo he empezado, gravando mi propia voz, ¿por qué con mi propia voz? Pues bien, hay muchos sitios en internet donde venden Cd’s con sugestiones, pero cuando tú te las dices con tú propia voz, se implanta más fácil en tu incosciente. Grava autosugestiones positivas (esto son sólo unos ejemplos, tú crea más) según sea tu caso como las siguientes frases: "Me siento totalmente seguro/a y dueño/a de mí". "Cada vez que hablo con un/a hombre/mujer lo hago seguro/a y tranquilo/a". "Cada vez me siento mejor, mejor y mejor en todos los sentidos". ésta última afirmación fue hecha por Emile Coué, un psicólogo francés al cual le dio muy buen resultado ésta en sus pacientes acá les va el link:
http://elpoderdelaspalabras3.wordpress.com/2010/10/19/el-poder-de-las-palabras-emile-coue/
Las afirmaciones que hagan deben escucharlas MÍNIMO DOS VECES AL DÍA prestándoles toda la atención posible, gravar varias frases en mi caso gravé 6 minutos de estas frases, puedes repetirlas intercaladamente sin llegar a ser monótono, creyendo que lo que dice es verdad, imaginándose cada una de las palabras, sintiendo como si ya hubiesen logrado lo que desean. Pero si pueden escuchen su grabación muchas veces más, ya que el resultado se verá más prontamente, también es bueno que lo escuchen antes de irse a dormir en un estado relajado. Antes de escucharlo, respiren profundo y repítanse en su mente "TODO ESTA BIEN, ESTOY TRANQUILO/A" hasta que se sientan más cómodos y relajados. Se dice que cuando el cerebro esta totalmente relajado se encuentra en ondas Alpha, es cuando estamos en la fase profunda del sueño o también es alcanzado en estado de meditación, igualmente puede ser alcanzado en estado de relajación y es ahí cuando nuestro inconsciente capta todo aquello que le digamos y lo acepta como verdadero. A lo cual, si puedes y no te incomoda, duerme escuchando tu grabación preferiblemente con cualquier tipo de audífonos y prográmala para que se repita varias veces. Acá les dejo un link donde habla sobre el poder del pensamiento:
http://www.youtube.com/watch?v=i_Pw4fySbBQ

Aún cuando no estés escuchando la grabación, piensa siempre en positivo y repítete en cualquier situación de esas que te estresan: YO PUEDO MANEJAR LA SITUACIÓN, ME SIENTO SEGURO/A DE MI TOTALMENTE SEGURO/A DE MI. Créeme que si nosotros fuéramos personas más optimistas no estaríamos en esta situación. Les recomiendo el libro o la película el secreto de Rhonda Byrne, y si analizan bien se darán cuenta que esto no es mentira y que todo lo bueno o malo que llega a nuestras vidas nosotros lo atraemos con la mente y con los pensamientos positivos o negativos. Acá les va otro link:
http://www.youtube.com/watch?v=xfys5iIyQmY
Según William James, un psicólogo muy famoso considerado el padre de la psicología moderna, decía que un hábito se crea en 21 días a partir de la repetición, estoy segura que quienes sufren de TOCH, lo tienen hace más de 21 días y ya es un hábito en ustedes. Luego es importante que esta grabación la escuchen durante 21 días seguidos, la mayor cantidad de veces al día. Sin embargo, es lógico que algo que surgió en ustedes y que ya hace parte de sus personalidad por lo menos por ahora, no se va a romper en 21 días por arte de magia, por lo cual los reto a que prueben esto durante 21 días y si ven algo de cambio positivo, lo sigan haciendo sin fijarnos una fecha límite, el límite radicaría cuando esto desaparezca por completo o por lo menos casi por completo. No se desanimen si no ven los resultados inmediatos, sean perseverantes y luchen hasta que consigan lo que desean, ya que ni el mejor psicólogo los podrá ayudar si ustedes no ponen de su parte.

Algo muy importante es que cuando hagan estas afirmaciones NO las deben hacer con palabras negativas, es decir no les va a dar resultado si dicen: "NO me gustan los hombres/mujeres “ según sea el caso, o NO soy homosexual, las palabras NO, NIGÚN, JAMÁS u otras que sean negativas no las utilicen, ya que nuestro inconsciente no entiende esas palabras por lo cual es como si dijeran "soy homosexual ".

Sé creativo e invéntate tú tus propias afirmaciones, y cuando las grabes dilo con voz como si te lo creyeras, con energía y con felicidad. Estos son algunos ejemplos de las frases que tengo:

Cada paso que doy, cada acción, con cada persona con la que hablo me siento seguro/a
Respiro tranquilamente, de forma muy relajada, es de lo mejor
Yo puedo, siempre puedo
Mi corazón late con tranquilidad, me siento seguro/a de mi
Yo puedo lograr lo que quiera, mi capacidad es infinita
Mi autoestima cada vez es más alta, me siento feliz por quién soy y por como soy,
Tengo siempre tranquilidad, mis pensamientos son cada vez más positivos y veo los resultados por todas partes.

Por último quiero dejar abierto el foro, para que comenten si les dio resultado, este foro no es para que nos cuenten su historia sobre el TOCH, ya que eso es de otros foros, sino para que nos hablen de SOLUCIONES, y no queremos la típica frase acéptense como son, ya que esto es una obsesión, mas no una realidad, en muchos casos. También cuéntanos cómo te fue con la autosugestion y qué otras soluciones has encontrado. Les deseo éxitos y sé que si perseveran esto será parte del pasado, y cuando lo van a ver como una anécdota de la cual salieron victoriosos, estoy segura que muchos obstáculos han superado en sus vidas y esto no va a ser la excepción.
http://www.es-asi.com.ar/node/3693

Agravando las obsesiones compulsivas con contenido de homosexualidad

Agravando las obsesiones compulsivas con contenido de homosexualidad


Personalidad obsesivo compulsiva
Trastorno Obsesivo Compulsivo
Tratamiento psicoterapéutico

Ejemplificando con opiniones populares nos nos vamos a referir a las
malas praxis y éticas opuestas a la salud cometidas por profesionales de la salud mental.

Vamos a tomar las opiniones de premito y aldo09 como ejemplos, nos son muy útiles para analizar mejor las intervenciones que se alejan de la salud resultando ser altamente nocivas y perniciosas, agravando el padecimiento de quienes buscan alivio para sus sufrimientos. Es una producción de psintegra

Son intervenciones ligeras, livianas, superficiales, cerradas, embarullantes y apartadas totalmente de la realidad y la situación de las personas a quienes pretenden ayudar, opinan e indican lo contrario a lo que necesitan quienes están pasando momentos de grandes angustias, desorientación con respecto a sí mismo, como así también resultan ser desautorizantes de la persona y de su estado de sufrimiento.

Este accionar inhumano toma otra envergadura cuando de una intervención profesional se trata, siendo entonces altamente destructivo, por lo cual se constituye en mala praxis o iatrogenia.

Atraen con verdades superadoras de mitos y rematan con falsedades acercas del problema personal, convenciendo con salidas falsas. Confunden, justamente en este trastorno, a personas con pensamientos rígidos como ser “si alguien demuestra que dice la verdad todo le será creíble”, también atraen por una supuesta liberación de trabas a personas que quieren trasgredir el orden fijado arbitrariamente. Es una

A partir de realidades como realidades como:

La homosexualidad no es ni enfermedad mental ni perversión.

Las fantasías u otras expresiones con el mismo sexo   significan homosexualidad.

Es nocivo reprimir tendencias, necesidades y orientaciones personales.

Desde estas afirmaciones sin más ni más se determina que las fantasías u otras manifestaciones con el mismo sexo indican homosexualidad, dentro de esta compleja situación de dudas sobre algo tan básico como la propia orientación sexual, angustias, depresiones, desesperación... etc. estas opiniones son altamente perjudiciales. Cuando, ¡además!, se incita a probar relaciones con el mismo sexo para saber si gusta y si gusta se es homosexual ya pasamos a un desborde que más que perjudicial es asesino, desde ya la gravedad de indicar estas relaciones a nivel presencial e muchísimo mayor que a nivel virtual. Estoy llamando a reflexionar a las personas que así lo hacen, todos tenemos responsabilidad cuando emitimos opiniones, sepan que en estos estados no hay que meterse con la orientación del otro, que estas opiniones van a confundir más, piensen esto y si no se quiere ser dañino no se metan en donde no es terreno propio, es terreno de psicoterapeutas.
Otro argumento fatal para quienes quieren controlarlo todo y no resisten que algo quede al margen del conocimiento propio es que si se sacan esas ideas o no prueban van a reprimir la homosexualidad.

Cuando la homosexualidad es ajena a si mismo es un engaño pensar que se reprime, no se puede reprimir un aspecto personal que no se tiene. Para superar estas crisis lo indicado es desechar las creencias de aspectos irreales o que no son de uno. Por ejemplo en la obsesión de tener cáncer de estómago, cuando se comprueba que no se tiene cáncer de estómago hay que desechar la idea por ser falsa, está claro que es una ridiculez pensar que el cáncer se reprime, en caso de un fuerte episodio obsesivo esta idea no puede ser desechada por más que se compruebe y se sigue buscando la comprobación de ello. Es tan ridículo pensar que la superación de estos episodios es reprimir un cáncer como pensar que si se desecha la homosexualidad por ser falsa es reprimirla.

Como para echar más leña al fuego, pintan la bisexualidad como un estado completo, pleno y mucho más rico a quienes por características de personalidad quedan en dudas eternas por no poder elegir un camino para no perder el otro. Es una producción de psintegra

En una crisis donde la persona se ve invadida por una orientación ajena a sí misma, donde la angustia tiene que ver especialmente por no poder dirigir su vida indicar que se deje llevar por los impulsos es enajenante. Lo compulsivo está definido por no poder manejar voluntariamente y por si mismo los actos, en estos caso recomendar que se deje llevar por el ímpetu de los deseos es alienante, se está empujando a ser menos dueño de sí mismo. En las compulsiones está debilitada la capacidad de no hacer lo que uno no quiere hacer, por lo cual hay que reforzar que la persona consiga poder realizar según su propia identidad, pareceres y proyectos.



En tanto estas indicaciones enfermantes tengan un grado elevado de certidumbre y descalificación penetran en forma persistente en la mente de personas sugestionables y debilitadas, ambas características propias de este trastorno. Como venimos diciendo el efecto es terminante cuando de una intervención profesional se trata.

Las intervenciones inadecuadas provenientes de profesionales de la salud mental producen un importante agravamiento de este cuadro, son hechos que nos dejan azorados y sin palabras, que quienes tienen la función de curar enfermen, que quienes tienen la responsabilidad de manejar diagnósticos y herramientas terapéuticas hagan lo contrario a lo adecuado nos deja sin capacidad de respuestas explicativasiii.
Para terminar damos otros ejemplos de mala praxis: Es una producción de psintegra

Ante el planteamiento del paciente que hasta hace unos meses se consideraba y sentía enteramente heterosexual la respuesta mientras que al trasmitir: “pero ahora es distinto, me cuentas que te excitan imágenes homosexuales, ¿entonces, ves? lo que  ¡cuenta ahora!”,al admitir que se siente heterosexual por sus deseos y proyectos descalifica ese presente y hace surgir algún recuerdo de disfraz o fantasías púberes con el mismo sexo, “si eso hubo antes algo hay, te das cuenta”.

Transportar, en las sesiones, a que imagine alguien del mismo sexo, que le haría y que siente.

Indicar que entre a sitios virtuales porno homosexuales y en la sesión siguiente cuente que pasó.

Un pronóstico: “si luego de dos meses de terapia y la medicación tenés las mismas excitaciones, fantasías y deseos ahí tendrías que aceptarte”.

No diferenciar la atracción a nivel ético del erótico, no diferenciar un grado de incomodidad y nerviosismo de la excitación sexual. En tanto la persona hable que algo le produce alguien del mismo sexo se traduce como excitación sexual sin indagar si de eso se trata.

Preguntas inducidas a producir la respuesta afirmativa, “¿te acostarías con él no?”.

Diagnosticar homosexualidad como si fuese enfermedad a la vez que decir que es normal.

Diagnosticar homosexualidad por ser que las primeras veces la excitación hacia alguien del mismo sexo fue espontánea.

No sabemos de que se tratan las actuaciones profesionales que hacen atormentar más con la duda, la compulsión e incentivan las ideas fijas irracionales, ¿desconocimiento, medicar por mayores ganancias económicas, perversión, psicopatía, ignorancia. . .?.  

i Ha sido así considerada desde 1973 por el DSM (Diagnóstico y Manual de Desórdenes Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría) y desde 1990 por la Organización Mundial de la Salud. Reconociéndose así que la homosexualidad es una forma más de vivir la sexualidad, la vida de pareja, el erotismo y la afectividad. Estoy destacando estas ideas para afirmar una vez más que la homosexualidad es un conjunto complejo de atributos personales.

iiCuando hablamos de homosexualidad en estos estudios de TOC también incluimos la bisexualidad ya que aquella está incorporada.

Diagnosticar homosexualidad como si fuese enfermedad a la vez que decir que es normal.

Diagnosticar homosexualidad por ser que las primeras veces la excitación hacia alguien del mismo sexo fue espontánea.

No sabemos de que se tratan las actuaciones profesionales que hacen atormentar más con la duda, la compulsión e incentivan las ideas fijas irracionales, ¿desconocimiento, medicar por mayores ganancias económicas, perversión, psicopatía, ignorancia. . .?.  Es una producción de psintegra
http://www.es-asi.com.ar/toc-iatrogenia

fantasias y obsesiones

paciente: "Tengo dos dudas que me producen mucho estres. Son las siguientes: si tengo la fantasia de tener sexo con otra mujer o de que me aten, ¿eso significa que en realidad soy gay o que me gusta que me flagelen?"

Sexologa: ¡claro que no! las fantasias son simplemente eso... fantasías. pueden considerarse sinonimo de absoluta libertad porque en su mundo sencillamente ¡no hay reglas! Por fortuna, todavia no se ha inventado ningun tipo de aparato que pueda leer la mente, por lo que somos libres de inventar las situaciones mas inpensables, insolitas y exitantes que podamos imaginar.
Existiendo absoluta libertad de pensamiento y total seguridad de que tus fantasias son privadas (hasta tanto, claro esta, no decidas contarselas a alguien), suele darse el caso de que nuestras fantasias se salgan de los parametros de lo que constituye un comportamiento sexual aceptado en nuestra sociedad. Nuestros pensamientos no nos definen. no nos hacen personas denigrantes, perversas, sucias ni malas. es bien importante que no pierdas de vista que el fantasear sobre alguna practica sexual en particular NO quiere decir que realmente desees experimentar ese comportamiento, ni que disfrutarias del comportamiento en la vida real.
es bien comun que algunas personas experimenten sentimientos de culpabilidad como consecuencia de sus propias fantasias sexuales. estos sentimientos suelen surgir debido a enseñanzas religiosas o mensajes sociales que definen el sexo y, sobre todo, el placer sexual como algo "sucio". Tambien puede darse el caso de que el sentimiento de culpabilidad se relacione con la fantasia en particular. por ej. si la fantasia incluye comportamientos que la persona define como incorrectos o inmorales -como puede ser tu caso, en el que manejas fantasias de juegos sadomasoquistas o que incluyen comportamientos homosexuales- puede sentirse culpabilidad o incomodidad. la clave esta en decidir si se puede disfrutar de una fantasia y de que esta se queda solo ahi, en fantasia, y que este pensamiento no consitituye una preferencia por el sadomasoquismo o la homosexualidad, refiriendonos a tu caso.
no importa el vehiculo que utilices para despertar tu imaginacion sexual, recuerda siempre que tu creatividad no tiene limites y que, por lo tanto, la variedad sexual que podras encontrar tampoco la tendra. el seo es juego de adultos, y todos sabemos que mientras mas rienda suelta se le de a la imaginacion, mejor resulta el juego. celebra la libertad de tus pensamientos y ¡permitete fantasear!!

a cada cual le ataca el toc con lo que mas seguro esta


hola a todos,
sigo contando un poco mi historia, ya he escrito por aqí, tengo 38 años, voy a ser padre en breve y quiero a mi novia con locura. Pero me siento atraido por los chicos...incluso mas que por las chicas, aunqeu las relaciones con mi novia son buenas, me lo paso bien...que me pasa? es esto compatible?
yo lo unico que a veces me alivia es cuando pienso y siento que , vale, tengo que aceptar la realidad por "dura" que sea, mi cuerpo siente como siente, quiero a mi novia y a mi futuro hijo y no quiero separarme de ellos...pero hay veces que esto no me vale, porqeu pienso que he sido miedoso, no me he atrevido a salir del armario etc...
que sepan qeu mi novia sabe y ha sabido todo esto desde que empezamos la relación, de hecho empezamos como amigos contándole yo este problema, aún así ella ha querido tener el niño, y me apoya en todo y le cuento todo.
pero aún así hay veces que me siento culpable.
tambien decir que he tenido otro tipo de obsesiones aunqeu la de ser gay es la que me ha triturado más.
actualmente estoy de baja laboral aunqeu espero volver ya la semana que viene, y llevo un año en tratamiento con anafranil, prozac y rivotril, aunque llevo desde los 20 en tratamientso intermitentes, dependiendo de la época.

Que pensáis de todo esto? Alguno ha pasado por lo mismo?

Muchas gracias por vuestra ayuda y comprensión.

Ismael
General




Título del mensaje: Re: obsesion homosexualidad...o realidad?
eneco escribió:
hola a todos,
sigo contando un poco mi historia, ya he escrito por aqí, tengo 38 años, voy a ser padre en breve y quiero a mi novia con locura. Pero me siento atraido por los chicos...incluso mas que por las chicas, aunqeu las relaciones con mi novia son buenas, me lo paso bien...que me pasa? es esto compatible?


Es compatible. Dale gusto al cuerpo y andiamo via.







MensajePublicado: Sab 10 10UTC Jul, 2010 3:07 am Título del mensaje: Responder citando
Very Happy Very Happy Hola buenas noches...Eneco,trata de tomarte las cosas con calma,el AMOR es el sentimiento + hermoso y sincero que puede sentir una persona x otra ,es algo maravilloso ,te hace sentirte viva logra lo imposible.No lo vivas con culpa ,la unica persona que puede desidir sos vos ..si te atormenta esa idea ,lo que podrias hacer es charlarlo con tu psikiatra o con tu terapeuta ..disfruta el momento trata de ser feliz y AMAR CON EL CORAZON ...Te mando un beso grande y un abarzo Wink Wink Wink Wink
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Yahoo Messenger
TOCAME





MensajePublicado: Mie 28 28UTC Jul, 2010 11:54 pm Título del mensaje: Responder citando
yo te doy la solucion, acuestate con un tio y de Very Happy jaras la medicacion








disculpa mi pregunta, seguro que tu psiquiatra tambien te la ha realizado
tu has tenido relaciones sexuales con un hombre?
es que yo cuando tenia el TOC impulsivo al maximo a los 16 años, tenia un lio tant mental que hubo un tiempo que casi tenia claro que era gay
por eso me hace sospechar lo que dices, llegar a la relacion sexual con un miembro del mismo sexo es la comprobacion clave
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
TOCAME
General





MensajePublicado: Vie 30 30UTC Jul, 2010 2:13 am Título del mensaje: Responder citando
hola, yo soy gay, y creo que ningun psiquiatra haria una prueba como yo le he propuesto a Eneco.Por que se la he propuesto yo? porque estoy convencido de que eneco no es gay, creo que confunde una cosa: a Eneco le gustan los hombres esteticamente, vamos que sabe cuando un tio esta bueno y cuando otro no, y confunde esto con que le gustan los hombres sexualmente, por eso le propongo que se acueste con un tio y comprobara que simplemente es que tiene buen gusto pero que de gay nada. Esa es mi teoria Very Happy
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
eneco
General





MensajePublicado: Vie 30 30UTC Jul, 2010 10:24 am Título del mensaje: Responder citando
hola
os agradezco un montón vuestras opiniones.
se me olvidó deciros que ya he probado varias veces con tíos, en saunas, cruisings y demás; todas las veces iba a estos sitios arrastrado por una ansiedad enorme, como si me diera igual todo, y después de la experiencia, me sentía fatal, bueno, fatal es decir poco. A punto estuve una vez de matarme con el coche, cuando estaba llorando a rabiar...
pero claro, tambien pensaba...a lo mejor es qeu me desespero porqeu todavía no me acepto, no tengo c. de salir del armario...
pero no se, sentía que había algo más, además qeu a mi novia (pq ésto lo hacía con mi novia, siempre eso sí, contándoselo a ella, hasta hicimos un acuerdo de separación para que yo probara y en función de ello, lo dejábamos o no)
pues eso qeu a mi novia, despues de estas experiencias, notaba que la quería aún más, qeu no quería perderla, aparte que con ella siempre me lo he pasado muy bien en la cama...en fin.

bueno, ahora estoy mas estabilizado, con la medicación, y ahora siento que efectivamente esto es un trastorno que debe tratarse, que lo de la homosexualidad es una de las tantas obsesiones que he tenido y que las escapadas que hacía a sitios gays era lo peor que podía hacer.
no me reconforta el hecho de qeu me digan eres gay o no lo eres, lo que me reconforta es que quiero estar bien, ahora me encuentro bien, estoy agusto con mi novia, vamos a tener un niño, y de momento quiero esta vida...que en el futuro me enamoro de otra tía, o de otro tío? pues nada, ya se verá...esto es lo que me reconforta...

pero es increible lo que puede hacer el toc, la confusión mental a la que he llegado a veces es inhumana.

muchas gracias por vuestro apoyo.
saludos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
TOCAME



Registrado: 21 Feb 2009
Mensajes: 16
Ubicación: valencia

Responder citando
me alegro un monton que hayas sabido que la homosexualidad es y puede ser una de tantasobsesiones, fijate, yo tuve durante una epoca la obsesion de que no era gay de que en realidad no me gustaban los tios, lo pase fatal. y si es verda el TOC es la muerte en vida, no obstante me alegro de tu mejoria, que te vaya bien, y los niños dicen que siempre vienen con un pan bajo el brazo. suerte Very Happy
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Ismael
General


Registrado: 08 Nov 2009
Mensajes: 401
Ubicación: Casa Dios

MensajePublicado: Vie 06 06UTC Ago, 2010 12:07 am Título del mensaje: Responder citando
Miedo = obsesión.
Sin miedo no existirá jamás la obsesión.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
susana
General


Registrado: 15 Mar 2009
Mensajes: 2778
Ubicación: argentina-buenos aires





Powered by phpBB © 2001, 2002 phpBB Group

¡soluciones! ¿comos se sale de la obsesión?



¡soluciones! ¿comos se sale de la obsesión?
testimonio de tarteso

hola
Hacia tiempo que no escribia en el foro, no se como llevais compañeros esta obsesión sigo viendo algunos sufridores por aquí pero no todos. ¿lo habeis superado?
Yo llevo un tiempo de terapia, que se resume en que cuando voy, la obsesion parece que me deja unos dias tranquilo pero permanece ahi, es como un submarino que a veces emerge sin venir a caso, cualquier detalle activa otra vez el mecanismo. He de reconcer que la intensidad ha bajado y que hay veces que estoy bien pero es agotador cuando una y otra vez se te vienen pensamientos, se me ocurre que voy a tener que vivir con esto mucho tiempo.
Estos pensamientos son solo eso "pensamientos" y nunca hay que luchar contra ellos eso lo tengo claro pero...¿donde esta el limite? que hago que recreo en ellos como a veces hago y salgo peor? termina derrumbandome.
Mi situación ahora es algo delicada llevo tiempo en desempleo y claro piensas mas, ahora sin embargo he encontrado un buen trabajo y que me hacia mucha ilusión pero esto no termina de dejarme de disfrutar por este triunfo.
Mi situacion actual en la obsesion es la siguiente, ya no esquivo los chicos guapos, veo la tele y algunos me parecen guapisimos, eso si las relaciones homosexuales me dan asco, no me gustan y temo que algun dia me exciten se que esto tambien forma parte de la obsesion porque el miedo te lleva a situaciones tan extranjeras para ti como antagonicas.
Me gustaria saber algunos metodos para salir de esto, hay veces que me he creido fuera pero termina apareciendo. Ya voy cogiendole miedo a ver chicos guapos y siempre lo voy a tener. Las chicas me siguen gustando y mucho aunque no tengo pareja y algo tambien ha disminuido la intensidad del deseo hacia las mujeres. Sí, ya lo se esto ultimo tambien es un rasgo de esta obsesion es como si te estuvieses definiendo...
Ya no se si seria capaz de darle un beso a un hombre a veces pienso que todo es ponerse, aunque insisto de sexo nada de nada, espero no seguir sugestionandome.
Tambien veo que se cumplen algunas cosas que leo por eso he dejado el foro un poco, porque parece como si despues me pasaran a mi, se llama algo de no se que profetica pero he detectado que me pasa, por ejemplo ahora me fijo en las sensaciones genitales cuando veo a un hombre cosa que antes no echaba nunca cuenta porque lo vea totalmente absurdo.
http://www.es-asi.com.ar/node/1186

Trastorno Obsesivo Compulsivo sobre la orientación sexual




Trastorno Obsesivo Compulsivo sobre la orientación sexual

Personalidad obsesivo compulsiva
Trastorno Obsesivo Compulsivo
Características y síntomas

Características de personalidad que predisponen a este tipo de cuadro, cualquiera sea el contenido, estamos tomando sobre la orientación sexual dada la abundante recurrencia del mismo.

Esta crisis en general comienza con dudas, ideas fijas y compulsiones acerca de ser homosexual a partir de hechos nimios y aislados -fantasías, excitaciones, sueños, etc. con personas del mismo sexo- muy a menudo con imágenes de travestis, cuando se encuentra nuevamente la atracción hacia el sexo opuesto no determina salir de esta obsesión, ya que están las dos posibilidades no la van a desaprovechar ninguna y la creencia de ser homosexual se transforma en la creencia de ser bisexual. Es una producción de psintegra

Tomando este aporte de Angustia:“les quiero decir que la cosa es tan sencilla... por que si no lo quiero ser, no lo voy a ser, pero no por que me obsesiono tanto...”
En caso que desde el nacimiento se vaya definiendo la orientación homosexual y la persona se identifique claramente desde la pubertad con la elección afectivo-erótica hacia el mismo sexo la homosexualidad está determinada por la educación, pueda o no cambiarse está definida, en cambio si pasando la pubertad hay una clara elección afectivo-erótica hacia el otro sexo y sobrevienen ganas de una elección distinta cada uno tiene el derecho de ser dueño de su historia, puede darse a partir de la adolescencia que la persona tenga una clara elección heterosexual y quiera cambiar hacia la homo o bisexualidad y esto lo puede hacer desde una determinación consciente de su propia vida. Es una producción de psintegra
En estas obsesiones se pierde de vista la facultad de elegir y se cree que la orientación sexual puede ser adquirida como una enfermedad o especie de rayo mágico que penetra en la mente.
Cuando de trastorno obsesivo se trata los pensamientos y excitaciones no están determinadas por las ganas o deseos, se llega a ellos mediante dudas e ideas que se le imponen a la persona a partir de hechos que nos son justamente elecciones personales.
El tipo de personalidades que tienden a producir estos trastornos tienen por lo menos las siguientes características:

*

Guiar la vida propia por la opinión ajena, por más irracionales y/o sufrientes que ellas fuesen. Es una producción de psintegra
*

Dudar de lo indudable, aún sobre si mismo.
*

Necesidades de control y perfección, cuando aparecen ideas o reacciones que no pueden controlar y caen en lo adjudicado como malo o imperfecto la persona queda descolocada. En estos casos al desubicarse al con ideas y/o sensaciones sexuales con el mismo sexo comienzan las dudas y búsquedas de certezas para controlar nuevamente y tranquilizarse. La persona se pierde en un continuo y doloroso zigzag entre encontrar la tranquilidad en la certeza de lo que no es y la penosa duda.
*

Las necesidades de perfección conlleva consigo la inseguridad, cuando se desencadenan estas crisis se ponen en marcha ambas. Un cóctel especial para que las dos afirmaciones de la duda persistan, se impone la obstinación por no perder ninguna de las dos opciones lo que imposibilita la elección de alguna de ellas.
*

Este trastorno aparece primeramente con el contenido de ser homosexual, al descartarse esta opción por el propio peso de ser heterosexual sobreviene la posibilidad de la bisexualidad, más de lo mismo: la misma bola de nieve obsesiva con el aditamento de la creencia que existe lo perfecto y completo teniendo ambas orientaciones, no se quiere elegir para no perder algo, en este caso abandonar o perder la supuesta parte homosexual.

En el transcurso de esta crisis las ilusiones de control y perfección son tan determinantes como resistentes. Hablamos de ilusión en tanto el control total y la perfección no son posibles. Estos rasgos se alimentan especialmente:

*

Magnificando y obedeciendo a reglas o teorías de cualquier tipo, antojadizas o irracionales no importa, son reglas que aparecen como tranquilizadoras ante descontroles y dudas e ideas que atormentan. Es una producción de psintegra
*

Guiándose por detalles nimios, cualquier actitud o fantasías intrascendentes dan la certeza de la orientación sexual, tranquilizando por un rato..., hasta que aparece nuevamente el otro polo de la duda y nuevamente el tormento.
*

Las atracciones por los protocolos, formalidades, etiquetas y posiciones sociales llevan a ser crédulos en todo lo que tenga apariencias de importante, lo grandilocuente subyuga y atrae, la fama hace pensar en cierto todo lo que se dice desde esos pedestales. Es así como se compran teorías acerca de lo “evolucionado” de la bisexualidad y remedios que “curan”.
Estas características constituyen un imán hacia las personas que toman una posición de certeza autoritaria y mandona sobre el otro, es así como se llega a creer que en uno hay algo oculto que determina las elecciones propias a pesar de uno mismo, se llega al sometimiento y resignación a ser lo que no se es. Personas rígidas, invasivas y descalificantes influyen mortificando a la vez que hacen más de lo mismo instaurando dudas acerca de la valía o características personales, en tanto estas personas tengan atributos de un supuesto saber tienen más influencia (ver más).


El testimonio de Octaviano nos lleva a adentrarnos en otras características: el miedo que suele basar estas obsesiones es el miedo a perder a la persona amada, cercano a eso otro miedo, del que ya hemos hablado, el de no poder hacer nunca pareja.Es una producción de psintegra

El miedo suele tomar carácter premonitorio, muchas veces basado en comparaciones arbitrarias como ser “si pasó una vez va a pasar otra” o “por que lo sueño”, otras veces lo temido está signado por una especie de camino que se ha trazado desde la infancia, “nunca voy a poder hacer una pareja”.
En el pensamiento lógico, la inteligencia usa tanto la certeza como la duda y la anticipación de la realidad como instrumentos para el conocimiento. En tanto haya excesivas y predominantes características obsesivas estas cualidades mutan hacia rigidez, inseguridad, duda ilógica y pensamiento mágico. En mayor o menor medida estos ingredientes están presentes en los relatos de este trastorno. En el mismo instante en que una idea se impone a uno comienza a funcionar ese andamiaje que lleva a estas crisis.
Otra cualidad inteligente es la comprobación en la realidad, en este trastorno esta cualidad se torna en un arma fatal, al usarla pasan cosas tales como: se confunde el nerviosismo y malestar que causa el miedo al ver alguien del mismo sexo con excitación o interés sexual o bien al forzar la comprobación se produce esa excitación buscada, esto a su vez suele llevar a la compulsión masturbatoria con esa imagen; estos impulsos y compulsiones también tienen su explicación en la necesidad de reducir la angustia asociada con los esos hechos, esta reducción se produce momentáneamente con dichas “comprobaciones” y compulsiones.

Estas características llevan periódicamente a trastornos con distintos contenidos, al ponerse en marcha esta rueda de dudas, ideas fijas y compulsiones con contenido de orientación sexual hace muy prolongada la rectificación, no es fácil salir de ella y tiene su tiempo. Es una producción de psintegra Esto tiene su explicación en:

*

La orientación homosexual es posible, en general otros contenidos son absurdos, ilógicos o fácilmente comprables como ser que la visión de determinados números indiquen tragedia personal, que hay que reordenar decenas de veces una habitación para que no muera tal persona o la existencia de múltiples enfermedades terminales
*

En tanto tras las fantasías, sensaciones, etc. la compulsión haya causado satisfacción no se quiere abandonar esta alternativa.
*

Suele haber una atracción hacia lo transgresor, no estamos afirmando que lo sea la homosexualidad, si la imagen que se tiene de ella.
*

En los primeros momentos, por las características invasivas de estos trastornos, la figura del sexo opuesto queda despojada de erotismo.
*

La fortaleza de la sexualidad es un factor importantísimo, en estos cuadros toma más envergadura, es habitual encontrarnos con una hipersexualización signada por la historia personal y agravada por los medios de comunicación masiva, al respecto de esto también cabe destacar que prolifera una gran estimulación a la vida homo y bisexual, en caso que esta sea una determinación o una elección personal no hay problemas, estamos hablando sobre cuando es un factor que agrava estos cuadros. Tema para tratar en otro artículo.

Apuntando a adquirir fortalezas de las crisis es adecuado seguir en psicoterapia hasta hasta revertir las características que llevan a ellas; en este sentido en el caso que una terapia ya esté agotada es adecuado la búsqueda de otra. Es una producción de psintegra

Agravando las obsesiones compulsivas con contenido de homosexualidad


Agravando las obsesiones compulsivas con contenido de homosexualidad


Personalidad obsesivo compulsiva
Trastorno Obsesivo Compulsivo
Tratamiento psicoterapéutico
Ejemplificando con opiniones populares nos nos vamos a referir a las
malas praxis y éticas opuestas a la salud cometidas por profesionales de la salud mental.

Vamos a tomar las opiniones de premito y aldo09 como ejemplos, nos son muy útiles para analizar mejor las intervenciones que se alejan de la salud resultando ser altamente nocivas y perniciosas, agravando el padecimiento de quienes buscan alivio para sus sufrimientos.

Son intervenciones ligeras, livianas, superficiales, cerradas, embarullantes y apartadas totalmente de la realidad y la situación de las personas a quienes pretenden ayudar, opinan e indican lo contrario a lo que necesitan quienes están pasando momentos de grandes angustias, desorientación con respecto a sí mismo, como así también resultan ser desautorizantes de la persona y de su estado de sufrimiento.

Este accionar inhumano toma otra envergadura cuando de una intervención profesional se trata, siendo entonces altamente destructivo, por lo cual se constituye en mala praxis o iatrogenia.

Atraen con verdades superadoras de mitos y rematan con falsedades acercas del problema personal, convenciendo con salidas falsas. Confunden, justamente en este trastorno, a personas con pensamientos rígidos como ser “si alguien demuestra que dice la verdad todo le será creíble”, también atraen por una supuesta liberación de trabas a personas que quieren trasgredir el orden fijado arbitrariamente.

A partir de realidades como realidades como:

•La homosexualidad no es ni enfermedad mentali ni perversión.

•Las fantasías u otras expresiones con el mismo sexo no significan homosexualidad.

•Es nocivo reprimir tendencias, necesidades y orientaciones personales.

Desde estas afirmaciones sin más ni más se determina que las fantasías u otras manifestaciones con el mismo sexo indican homosexualidadii, dentro de esta compleja situación de dudas sobre algo tan básico como la propia orientación sexual, angustias, depresiones, desesperación... etc. estas opiniones son altamente perjudiciales. Cuando, ¡además!, se incita a probar relaciones con el mismo sexo para saber si gusta y si gusta se es homosexual ya pasamos a un desborde que más que perjudicial es asesino, desde ya la gravedad de indicar estas relaciones a nivel presencial e muchísimo mayor que a nivel virtual. Estoy llamando a reflexionar a las personas que así lo hacen, todos tenemos responsabilidad cuando emitimos opiniones, sepan que en estos estados no hay que meterse con la orientación del otro, que estas opiniones van a confundir más, piensen esto y si no se quiere ser dañino no se metan en donde no es terreno propio, es terreno de psicoterapeutas.


Otro argumento fatal para quienes quieren controlarlo todo y no resisten que algo quede al margen del conocimiento propio es que si se sacan esas ideas o no prueban van a reprimir la homosexualidad.

Cuando la homosexualidad es ajena a si mismo es un engaño pensar que se reprime, no se puede reprimir un aspecto personal que no se tiene. Para superar estas crisis lo indicado es desechar las creencias de aspectos irreales o que no son de uno. Por ejemplo en la obsesión de tener cáncer de estómago, cuando se comprueba que no se tiene cáncer de estómago hay que desechar la idea por ser falsa, está claro que es una ridiculez pensar que el cáncer se reprime, en caso de un fuerte episodio obsesivo esta idea no puede ser desechada por más que se compruebe y se sigue buscando la comprobación de ello. Es tan ridículo pensar que la superación de estos episodios es reprimir un cáncer como pensar que si se desecha la homosexualidad por ser falsa es reprimirla.

Como para echar más leña al fuego, pintan la bisexualidad como un estado completo, pleno y mucho más rico a quienes por características de personalidad quedan en dudas eternas por no poder elegir un camino para no perder el otro.

En una crisis donde la persona se ve invadida por una orientación ajena a sí misma, donde la angustia tiene que ver especialmente por no poder dirigir su vida indicar que se deje llevar por los impulsos es enajenante. Lo compulsivo está definido por no poder manejar voluntariamente y por si mismo los actos, en estos caso recomendar que se deje llevar por el ímpetu de los deseos es alienante, se está empujando a ser menos dueño de sí mismo. En las compulsiones está debilitada la capacidad de no hacer lo que uno no quiere hacer, por lo cual hay que reforzar que la persona consiga poder realizar según su propia identidad, pareceres y proyectos.



En tanto estas indicaciones enfermantes tengan un grado elevado de certidumbre y descalificación penetran en forma persistente en la mente de personas sugestionables y debilitadas, ambas características propias de este trastorno. Como venimos diciendo el efecto es terminante cuando de una intervención profesional se trata.

Las intervenciones inadecuadas provenientes de profesionales de la salud mental producen un importante agravamiento de este cuadro, son hechos que nos dejan azorados y sin palabras, que quienes tienen la función de curar enfermen, que quienes tienen la responsabilidad de manejar diagnósticos y herramientas terapéuticas hagan lo contrario a lo adecuado nos deja sin capacidad de respuestas explicativasiii.
Para terminar damos otros ejemplos de mala praxis:

•Ante el planteamiento del paciente que hasta hace unos meses se consideraba y sentía enteramente heterosexual la respuesta es: “pero ahora es distinto, me contás que te excitan imágenes homosexuales, ¿entonces, ves? ¡cuenta ahora!”, mientras que al trasmitir que se siente heterosexual por sus deseos y proyectos descalifica ese presente y hace surgir algún recuerdo de disfraz o fantasías púberes con el mismo sexo, “si eso hubo antes algo hay, te das cuenta”.

•Transportar, en las sesiones, a que imagine alguien del mismo sexo, que le haría y que siente.

•Indicar que entre a sitios virtuales porno homosexuales y en la sesión siguiente cuente que pasó.

•Un pronóstico: “si luego de dos meses de terapia y la medicación tenés las mismas excitaciones, fantasías y deseos ahí tendrías que aceptarte”.

•No diferenciar la atracción a nivel ético del erótico, no diferenciar un grado de incomodidad y nerviosismo de la excitación sexual. En tanto la persona hable que algo le produce alguien del mismo sexo se traduce como excitación sexual sin indagar si de eso se trata.

•Preguntas inducidas a producir la respuesta afirmativa, “¿te acostarías con él no?”.

•Diagnosticar homosexualidad como si fuese enfermedad a la vez que decir que es normal.

•Diagnosticar homosexualidad por ser que las primeras veces la excitación hacia alguien del mismo sexo fue espontánea.

No sabemos de que se tratan las actuaciones profesionales que hacen atormentar más con la duda, la compulsión e incentivan las ideas fijas irracionales, ¿desconocimiento, medicar por mayores ganancias económicas, perversión, psicopatía, ignorancia. . .?.
_________________________________________________

i Ha sido así considerada desde 1973 por el DSM (Diagnóstico y Manual de Desórdenes Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría) y desde 1990 por la Organización Mundial de la Salud. Reconociéndose así que la homosexualidad es una forma más de vivir la sexualidad, la vida de pareja, el erotismo y la afectividad. Estoy destacando estas ideas para afirmar una vez más que la homosexualidad es un conjunto complejo de atributos personales.

iiCuando hablamos de homosexualidad en estos estudios de TOC también incluimos la bisexualidad ya que aquella está incorporada.

iiiEs similar a la respuesta que se puede dar ante “Jorge Corsi es un reconocido psicólogo, docente en la UBA y pionero en el tema violencia de género. Ayer fue apresado bajo la acusación de liderar una banda dedicada a reclutar adolescentes para llevarlos a fiestas sexuales y filmarlos. . . acusado de abuso de menores. . .” http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-108374-2008-07-24.html


‹ Psicoterapia FamiliararribaÁrea Social ›
http://www.es-asi.com.ar/toc-iatrogenia