Mostrando entradas con la etiqueta famosos obsesivos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta famosos obsesivos. Mostrar todas las entradas

El actor de la saga de magos Harry Potter acaba de hacer una de las que probablemente sean las declaraciones más duras de su vida. Daniel Radcliffe ha admitido recientemente que sufrió un trastorno obsesivo compulsivo durante su infancia.
Tal y como publica el diario británico The Sun, Radcliffe desarolló esta enfermedad cuando tan sólo tenía cinco años. El actor tuvo que recurrir a terapia cuando su ansiedad fue tan grande que empleaba cinco minutos en apagar una luz.
"Tenía que repetir cada frase en voz baja. Quiero animar a todas las personas a que vayan a terapia. No quiere decir que estés loco o seas débil", afirma el actor, al que hemos podido ver estos días en la promoción de su última película, 'La mujer de negro', en el diario inglés.
"Este año no he acudido a terapia todavía y creo que lo echo de menos", admitía el protagonista de Harry Potter.

Radcliffe no es la primera estrella de Hollywood en padecer esta enfermedad: la también actriz Charlize Theron confesó ya hace varios años padecer un trastorno obsesivo compulsivo.

Howard Hughes y el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)


Explorando el papel que el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) tuvo que jugar en la desaparición de Howard Hughes
El Aviador, la película, que ganó Oscars en el 2001, cuenta la historia de los primeros cuarenta años la vida de Howard Hughes. Un hombre obsesionado con las mujeres hermosas (ninguna de las cuales lo hizo en una relación duradera con él), con la fabricación de películas (ninguna creadas en el molde de los clásicos como Ciudadano Kane, Lo que el viento se llevó o Casablanca), y con el diseño y vuelo de aviones más grandes y rápidos hasta cerca de su propio fallecimiento. Hughes padecía otra obsesión, ahora reconocida como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).
La enfermedad no es tan poco frecuente: 1 de cada 50 de la población padece de la misma. El TOC se manifiesta por pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos. Hughes estaba obsesionado por la amenaza de infecciones microbianas de los alimentos y de su entorno, y reaccionó evitando el contacto con posibles fuentes de suciedad y por el lavado constante de las manos. Típico de los enfermos de TOC, tampoco podía dejar de repetir una y otra vez ciertas frases que le venían a la mente.

¿Que subyace en el TOC?

En lo profundo de nuestro cerebro se encuentra una estructura llamada cuerpo estriado. Esta se compone de dos partes conocidas como el núcleo caudado y putamen. Cada parte consta de una masa de células nerviosas, que están involucradas en el procesamiento de mensajes de otras partes del cerebro. Los mensajes tienen que ver con la información sensorial (como ver una mancha de polvo) y con la traducción de esa información en los movimientos del cuerpo (como frotar las manos). En las personas con TOC, parece que el núcleo caudado puede no estar funcionando correctamente.
Normalmente la traducción de las entradas sensoriales en salidas motrices (movimientos de partes del cuerpo a través de la inervación de músculos particulares) es suave y finita: se ve una mancha de polvo, las manos reaccionan para limpiarlas. Fin de la historia. Algunos sentimientos mal dirigidos y movimientos extraviados son de alguna manera filtrados. En el TOC el mecanismo de filtrado es defectuoso. Movimientos obsesivos, como frotarse las manos o la repetición de frases, son los resultados.
El Dr. Jeffrey Schwartz, un neurocientífico de la UCLA y director del Instituto de Westwood para los trastornos de ansiedad, aconsejó a Martin Scorsese (Director de “El Aviador”) y Leonardo DiCaprio (quien interpretó a Hughes) sobre las manifestaciones del trastorno obsesivo compulsivo. Él está bien calificado para hacerlo. Muchos de sus pacientes padecen de TOC, y su libro, Cerebro y Mente, fue lo primero que lo condujo a DiCaprio. La estrella de cine luego pasó varios días con algunos de los pacientes de Schwartz.
Nadie tenía ni idea de cuáles eran las causas del trastorno obsesivo compulsivo en esos días. Como resultado, las personas con los síntomas eran estigmatizados y no se trataban adecuadamente, si es que se trataban, dice Schwartz. Ahora la situación ha cambiado. La terapia de conducta, de la mano del Dr. Schwartz, parece ser un éxito notable. Depende en que el paciente reconozca que los pensamientos que conducen a su comportamiento particular son resultado de las señales inadecuadas en el cuerpo estriado y aprenda a no reaccionar ante ellas. La terapia no es muy diferente a la utilizada para curar una fobia a las serpientes teniendo una pitón en el regazo y aprendiendo a acariciarla.
El tratamiento del Dr. Schwartz consiste en enseñar al paciente una serie de pasos que él/ella tiene que seguir. La esencia es reconocer los pensamientos intrusivos, e insta a reetiquetar los pensamientos obsesivos y compulsiones. Por ejemplo, aprender a decir “no siento la necesidad de lavarme las manos” Siento una necesidad compulsiva de realizar la acción de lavar mis manos.
Para otras obsesiones y compulsiones, como puertas y aparatos de chequeos, y conteo innecesario de ciertos objetos (no necesito revisar la puerta: la cerré con llave, y así sucesivamente). El objetivo es controlar las respuestas de los pensamientos, e instar, a no tratar de controlar y apresurar los pensamientos mismos. Si los pacientes aprenden a realizar estas acciones sobre una base diaria, y continúan con estas medidas esencialmente autodidactas por períodos de semanas o meses, su TOC gradualmente se va a curar.
El TOC de Hughes no fue tratado: simplemente se convirtió en un recluso y murió en gran parte del hambre – a los 71 años de edad – solo en una habitación del Hotel Acapulco Princess en México, con las ventanas y la puerta selladas por cinta adhesiva.
Aquellos que han visto “El Aviador” recordarán las últimas palabras de la película, que narrado obsesivamente por Leonardo DiCaprio como Howard Hughes: El camino hacia el futuro, el camino hacia el futuro, el camino hacia el futuro. Creo que la película nos recuerda tres hechos. Uno al que ya me he referido: el TOC ya no debe ser considerado como un estigma, sino un trastorno tratable.
La segunda es que las ambiciones Hughes no excluyen la realización de dinero. Si Hughes no es el legado de sus películas o sus aviones (o descendientes de bonito), es en el éxito final de sus operaciones financieras. Antes de morir, dejó su fortuna para financiar todo lo que se ha convertido en una de las mayores fundaciones privadas de medicina en el mundo: el Instituto Médico Howard Hughes. La filantropía de Hughes lo pone firmemente junto a los hombres como Andrew Carnegie, Sir Henry Wellcome, y John D. Rockefeller. ¿De qué otro magnate del cine se puede decir lo mismo?
El tercer punto se refiere a mi encuentro con Jeffrey Schwartz, en Pasadena, California, como resultado de una entrevista para una revista titulada Vision Journal for a New World. Esta es la revista interna de una organización llamada Vision. Su objetivo es llevar la esperanza de que era inherente a la Iglesia Cristiana temprana la vuelta al mundo sin dogma litúrgica, de Judíos y Cristianos, Musulmanes y no creyentes por igual.
Ahora, ¿Qué hay de malo en eso?
http://maspsicologia.com/2010/07/howard-hughes-y-el-trastorno-obsesivo-compulsivo-toc/#more-4279

Cuando limpiar es más placentero que hacer el amor

Cuando limpiar es más placentero que hacer el amor
 

En el Reino Unido, encontrar casos de mujeres demasiado preocupadas por el mundo de la limpieza es más fácil de lo que parece


Según una estadística publicada por el diario The Times, hasta la mitad de las británicas afirma tener algún tipo de adicción a la higiene del hogar, una cuestión que se convierte en obsesión en cuatro de cada 10 casos.

El placer de ver una casa sin mácula supera incluso los instintos más básicos: un tercio de las encuestadas llegó a señalar que limpiar resulta una experiencia más placentera que el sexo... de ahí al trastorno obsesivo compulsivo (TOC) hay sólo un paso.

Las encuestadas no consideran que esta situación sea un problema, sino más bien una solución a otros. De las 2.000 participantes en el estudio, seis de cada diez piensan que esta actividad es “una terapia mental”. En una proporción similar se encuentran las mujeres a las que limpiar “les hace sentir que controlan sus vidas".

La culpa radica para tres cuartas partes de las encuestadas en las revistas de interiores que muestran en sus páginas casas relucientes y ordenadas, lo que crea en las lectoras un ansia de imitación. En el Reino Unido, además, los programas de decoración en televisión viven actualmente un éxito similar al que en España disfrutan los de cocina, con decoradores estrella que cambian de arriba abajo y por unos pocos cientos de libras las casas y los jardines de gente corriente.

Preocupadas por ser buenas madres
La obsesión por la limpieza no tiene tanto que ver con un deseo personal de mantener la armonía en el hogar como con el interés por aparentar socialmente, ya que el 80% se preocupa por comparar la limpieza de su hogar con la de los demás. Por si esto fuera poco, seis de cada 10 opinan que una casa que está desordenada lleva a los visitantes a pensar que las anfitrionas son “malas madres”, a pesar de que diversos estudios científicos muestran que un exceso de celo con la suciedad aumenta las posibilidades de que los hijos desarrollen alergias al llegar a la edad adulta.

La actriz Joan Crawford interpretó en 1950 el clásico de Vincent Sherman La envidiosa. En el filme, su personaje Harriet Craig se preocupaba más de su hogar que de cualquier persona que pasara por su vida. Según una amiga suya, la estrella acabó inmersa en esta misma obsesión. Ahora el canal por cable Discovery, dedicado al hogar y la salud, comienza a emitir en el Reino Unido un espacio dedicado a este nuevo trastorno mental posmoderno protagonizado por los que ya han sido bautizados como cleanaholics, cuya traducción más o menos literal sería “adictos a la limpieza”.

Entre los hombres, esta obsesión es menos asidua, aunque existen casos similares. Según The Times, aproximadamente uno de cada diez hombres es cleanaholic. Hace pocas semanas, el futbolista británico del Real Madrid David Beckham confesaba en una entrevista con el canal británico ITV que tiene una obsesión por poner orden en las habitaciones de los hoteles donde se hospeda. Beckham, que reconoció que su esposa Victoria lo considera “un bicho raro”, habló de un “desorden compulsivo-obsesivo” que le obliga a “hacer desaparecer todos los papeles y libros y meterlos en un cajón” cuando entra en las habitaciones de los hoteles. Aunque aún predominen las mujeres, la pasión desenfrenada por la bayeta ha cruzado ya la barrera entre los sexos.

IMPORTANTE !!! DERF Agencia Federal de Noticias, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, DERF Agencia Federal de Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Atrapados por sus obsesiones

"No soy un caso patológico"

Desde las pequeñas manías a las excentricidades de los famosos, el abanico de rituales es amplio
Arantza Rodríguez


Bilbao
Apaga las luces tres veces antes de dormir, siempre se levanta de la cama con el pie derecho y al quitar la radio procura que la palabra de quien habla no quede entrecortada. Pero si algo se toma realmente a pecho este treintañero vizcaino es su ritual para ver el fútbol en la televisión. "Mis zapatillas deben estar perfectamente alineadas. Si alguien las pisa en medio del partido y las mueve, pongo el grito en el cielo, pero en casa me dejan por imposible", confiesa. Cuando su equipo marca un gol, no se permite cambiar de postura, "no vaya a ser que la suerte cambie", y siempre ve los encuentros en el mismo sitio que la última vez si su favorito gana.
Pese a esta colección de pequeñas manías, que aparentemente no le impiden hacer una vida normal, asegura no ser "un caso patológico". "Simplemente es cuestión de creer que vas a tener buena o mala suerte. Es como cuando lees el horóscopo y el día se ajusta a lo que has leído. Cuando no pasa, no le das importancia. Pero cuando sí acierta, te lo crees aún más", explica y data el inicio de sus curiosos rituales en la adolescencia.
Precisamente en la pubertad, apunta el psiquiatra José Luis López Atienza, es cuando "empiezan a asomarse rasgos que si se perpetúan en el tiempo, pueden acabar atrapando a la persona en esas obsesiones". Un ejemplo es la excesiva preocupación por la limpieza y el cuidado de la imagen, que hace que algunos chavales pasen horas frente al espejo. "La necesidad de caer bien a los demás y ser queridos hace que los adolescentes redoblen los esfuerzos para que su peinado, su vestir y su higiene sean diez sobre diez", explica este experto en trastornos obsesivos compulsivos.
Hay quien al apagar la radio procura que la palabra del locutor no quede entrecortada
Las exigencias de las 'celebrities' les acompañan en sus momentos de soledad
Aunque este comportamiento es "normal" en plena edad del pavo, no hay que bajar la guardia. "En esa época de la vida lo lógico es que pretendan ser más especiales que otros y, en esa rivalidad, siempre se van a exagerar excesivamente ciertos rituales. Ahora bien, si se les ayuda a que puedan bajar su grado de exigencia para consigo mismos y se les enseña que así también son queridos, se les está ayudando a que no vayan perpetuando esas ritualizaciones", aconseja López Atienza, para quien "la adolescencia es un momento muy crítico en la aparición de esta perturbación, porque se sienten muy avergonzados y temen ser tratados como locos".
Lo mismo que algunos "tienen que contar o dejar las cosas en un cierto orden para que no pase nada", también los deportistas ponen en práctica ciertos rituales. "Los movimientos que hacen los atletas antes de un salto de altura o de pértiga son iguales y repetitivos. Uno puede sacar una foto y decir: Este gesto lo ha repetido cinco o diez veces antes de saltar", pone como ejemplo este psiquiatra.
caprichos de artista Las excentricidades de los famosos, que llegan a llevarse su propia vajilla a los restaurantes o a solicitar una habitación de hotel con velas y completamente blanca, también tienen su explicación. "Todas estas manías y costumbres les acompañan en sus muchos momentos de soledad y vacío. En la medida en que están enganchados en si hay cuarenta coca-colas o cincuenta botellas de champán o las alfombras son persas, eso parece como que les acompañase", reitera este especialista en trastornos obsesivos.
Consciente de que "los artistas lo pasan muy mal porque siempre están de cara al público y tienen que ser número diez", López Atienza explica que "esa exigencia les lleva a hacer rituales y, en muchos momentos, a tener complicaciones en ese mundo de lo obsesivo y de lo compulsivo. Son personas muy caracteriales. Si eso no está o no está bien, se vuelven muy desagradables", advierte.
La película Mejor... imposible, protagonizada por Jack Nicholson, "refleja a la perfección las manías, el carácter agrio y la intolerancia" de una persona con un trastorno obsesivo compulsivo. "A veces se acercan mucho a lo dictatorial. No soportan nada que esté mal o sea diferente a lo de ellos. No lo digo en sentido descalificativo -aclara el experto- porque sufren mucho por ser así. Nadie estaríamos orgullosos de que nuestra vida estuviese atrapada en algo que no queremos".

las claves

· David Beckham, afectado. El futbolista reconoció hace años que sufría este trastorno, lo que le llevaba a ordenar su ropa por colores y los botes en la nevera por pares.
· Obsesiones. Las más frecuentes se relacionan con la contaminación (contraer una enfermedad al estrechar la mano de alguien), dudas (sobre haber cerrado la puerta del coche o la llave del gas), orden (necesidad de que los objetos se coloquen simétricamente), agresivas (insultar, golpear a alguien) y sexuales (imaginar a personas desnudas de forma recurrente).
· Compulsiones. Son actos repetitivos, como lavarse las manos con mucha frecuencia, comprobar si se ha cerrado la puerta muchas veces, pasar por determinadas baldosas de la acera, contar, rezar o repetir palabras, que se realizan como respuesta ante la obsesión para tratar de reducir el malestar.
http://www.deia.com/2011/08/15/sociedad/euskadi/es-terrible-no-poder-salir-sin-pasar-media-hora-comprobando-que-has-apagado-la-luz
personas famosas o conocidas con el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).



El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno psiquiátrico, en concreto, un trastorno de ansiedad. El TOC se manifiesta en una variedad de formas, pero es más comúnmente se caracteriza por el impulso obsesivo de un sujeto para realizar una tarea o un conjunto de tareas, obligaciones rituales comúnmente se denomina.

La frase "obsesivo-compulsivo" se ha abierto camino en el léxico más amplio Inglés, y se utiliza a menudo de manera informal para describir a alguien que es meticuloso o absorbida en una causa.

Las personas que padecen el trastorno obsesivo estado separados y no relacionados compulsivo de la personalidad no son conscientes de nada anormal con ellos, sino que fácilmente se explica por qué sus acciones son racionales, y por lo general es imposible convencerlos de lo contrario.

Aunque el trastorno obsesivo compulsivo es común en muchos pacientes con el síndrome de Gilles de la Tourette, poco se sabe sobre las obsesiones y las compulsiones del síndrome de Tourette y si difieren de las observadas en el más puro trastorno obsesivo-compulsivo.

Es por esta razón existe un cierto solapamiento entre esta categoría y nuestra gente con el síndrome de Tourette famosa lista.

Síndrome de las tic trastorno de Tourette (ST) y trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) son de origen genético y / o autoinmunes neurológicas syndromes1, 2,3 que se comorbilidad (En la medicina, la comorbilidad describe el efecto de todas las demás enfermedades de cada paciente podría haber otros que más probable de la enfermedad primaria de interés) en el 40-75% de los pacientes inicialmente diagnosticados con desorden, con comorbilidad (En la medicina, la comorbilidad describe el efecto de todas las demás enfermedades de cada paciente podría tener otros efectos que la enfermedad primaria de interés) que se produzca en su inicio en la infancia-formas.

La gente famosa con trastorno obsesivo-compulsivo:


Charles Darwin - 1809-1882 naturalista, autor, OCD y tartamudear. Muchos de Darwin enfermedades permanente y grave han sido objeto de mucha especulación y el estudio de más de un siglo. Darwin afirmó que sus problemas de salud comenzó ya en 1825 cuando sólo tenía dieciséis años, y se convirtió en incapacitante alrededor de 28 años. La naturaleza exacta de la enfermedad de Darwin o enfermedades siguen siendo un misterio en este momento. A menos molecular sofisticada exploración de sus restos biológicos se permite, sin diagnóstico definitivo se puede llegar. Se ha especulado que una de las condiciones de Darwin pudo haber sido el Trastorno Obsesivo Compulsivo.


Howard Hughes - Howard Robard Hughes, Jr. (24 diciembre 1905 a 5 abril 1976), fue un aviador norteamericano, ingeniero, empresario, productor cinematográfico y director, y una de las personas más ricas del mundo. La década de 1950 Hughes había desarrollado los síntomas debilitantes de la conducta de evitación social y trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). El aviador (2004), dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio como Hughes Hughes se centra principalmente en los logros en la aviación, en las películas, y en las dificultades cada vez que se le impuso por su comportamiento obsesivo-compulsivo.


Marc Summers - nació Marc Berkowitz 11 de noviembre 1951 en Indianápolis, Indiana, es una personalidad de la televisión estadounidense, anfitrión popular programa de juego, productor y presentador de un programa de dos de tiempo de conversación, quizás mejor conocido por albergar el juego infantil de mostrar Double Dare en Nickelodeon . Durante una entrevista con el Dr. Eric Hollander en Biggers y veranos, Summers reveló que tiene un trastorno obsesivo-compulsivo. Summers, hizo público su estado en varios programas de televisión, incluyendo The Oprah Winfrey Show y The Today Show. En 1999, Summers co-escribió un libro con Hollander sobre su experiencia llamada cosa en su lugar: Mi ensayos y los triunfos con trastorno obsesivo compulsivo.


Billy Bob Thornton - (nacido el 04 de agosto 1955) es un ganador de un Oscar guionista, actor, director, así como ocasionales, dramaturgo y cantante. Llegó a la fama a mediados de 1990, después de escribir, dirigir y protagonizar la película Sling Blade. Billy Bob Thornton, explica su inclinación particular por repetitivas acciones compulsivas. "Tengo un poco de TOC", dice. "Los simples que puede explicar a usted. Los más complejos, que no sé ni cómo decirle a nadie. " Él y el cantante de rock Warren Zevon se hicieron buenos amigos después de compartir sus experiencias comunes con el trastorno.


Jessica Alba - (nacido el 28 de abril 1981) es una actriz estadounidense de cine y televisión cuyos créditos incluyen Dark Angel, Honey, Sin City, Fantastic Four, en las manos azules, en reposo y 2007 de Good Luck Chuck. Alba primeros años de vida estuvo marcada por una multitud de enfermedades físicas, sufrió colapso pulmonar en dos ocasiones, tenía neumonía 4-5 veces al año, una ruptura de apéndice y un quiste en las amígdalas. También ha reconocido que sufren de trastorno obsesivo-compulsivo en la infancia. Su salud mejoró, sin embargo, cuando su familia se mudó a California.


Donald Trump - Donald Trump John (nacido el 14 de junio 1946 en Queens, Nueva York, Nueva York) es una empresa americana personalidad ejecutivo, empresario de radio y televisión y autor. También es conocido por su eslogan "Estás despedido", y su estilo de pelo distintivo. Donald Trump, anfitrión del programa de televisión "The Apprentice", tiene una fobia germen que hace que le tenga miedo a dar la mano. Magnate Donald Trump confiesa que tiene límite de trastorno obsesivo-compulsivo y tiene miedo a los gérmenes. La estrella se niega a tocar el botón de planta baja de un ascensor, y evita darle la mano a la gente - especialmente los maestros.


Cameron Diaz - Cameron Michelle Diaz (nacido el 30 de agosto 1972) es una actriz estadounidense y ex modelo. Ella es quizás mejor conocido por sus papeles en populares películas taquilleras como La Máscara, Hay Algo pasa con Mary, La boda de mi mejor amigo, Los ángeles de Charlie, Shrek y Gangs of New York. Cameron Díaz sufre de trastorno obsesivo-compulsivo, y ha admitido públicamente que habitualmente roza pomos de las puertas con tanta fuerza antes de abrir las puertas para que limpie la pintura original en la perillas de las puertas se desvanece después. Ella dice, se lava las manos "muchas veces" cada día y usa los codos para empujar las puertas abiertas. Díaz ha modificado tal vez un poco sus temores, diciendo que el 10 de mayo de 2007, "creo que he hecho las paces con él."


Leonardo DiCaprio - Leonardo Wilhelm DiCaprio (nacido el 11 de noviembre 1974 es nominada a los Premios de la Academia en tres ocasiones y ganador del premio Globo de Oro actor estadounidense que ganó fama mundial por su papel como Jack Dawson en Titanic Leonardo DiCaprio ha revelado que sufre. Trastorno obsesivo-compulsivo. El 'Titanic' estrella dice que tiene que obligarse a sí mismo de no pisar la goma de mascar cada mancha al caminar a lo largo y luchar insta a caminar a través de una puerta varias veces, porque él no quiere que su condición de hacerse cargo de su vida.


Michael Jackson - Michael Joseph Jackson (8 29no, 1958 hasta junio 25o, 2009), fue un músico y actor, quien debutó en la edad de cinco años como miembro de los Jackson 5, y se convirtió en un icono pop como solo artista. Michael Jackson parece haber BDD. Había más de 30 operaciones surgey cosméticos y su ex esposa Lisa Presley ha dicho que nunca se quitaba el maquillaje, incluso en la cama. Trastorno del cuerpo Dismorphic (BDD) es una preocupación negativa con la apariencia física. Muchos de los que sufren de este trastorno tienen un riesgo mayor de convertirse en adictos a la cirugía plástica. Las personas con síntomas de visualización BDD similares a los que son diagnosticados con TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).


Harrison Ford - (nacido el 13 de julio 1942) es un premio de la Academia designados actor estadounidense. Ford es mejor conocido por sus actuaciones como el Solo dura, Han espacio chistoso piloto en la trilogía original de Star Wars y como el arqueólogo aventurero y el héroe de acción Dr. Henry "Indiana" Jones Jr. en la serie de películas de Indiana Jones. Wikipedia.org enciclopedia en línea dice que hay un montón de celebridades que han sido identifed con TOC como Jessica Alba, McGowen Rose, Howard Stern, Harrison Ford y Winona Ryder.


Howard Stern - Howard Stern, Allan (nacido el 12 de enero 1954) es una radio y la personalidad de la TV, el magnate de los medios de comunicación, humorista, actor y autor. Stern, los conductores del programa de Howard Stern cuatro días a la semana (de lunes a jueves) en Howard 100, una estación de radio por satélite Sirius. Stern, sufría de trastorno obsesivo-compulsivo, y ahora practica la meditación trascendental. Él es también un cinturón marrón de Karate Shotokan japonés.


Howie Mandel - Howie Mandel Michael II (nacido el 29 de noviembre 1955) es un comediante canadiense y el actor, conocido por sus papeles en comedias y televisión, incluyendo el reparto de televisión popular o no Deal .. Siendo uno de los mejores comediantes de pie de todos los tiempos, Howie Mandel sufre de TOC y no puede darle la mano a cualquier persona debido a misofobia. Básicamente es el miedo a la suciedad y los gérmenes, por esta razón, Howie se afeita la cabeza, ya que le ayuda a sentirse limpio.


Penélope Cruz - (nacido el 28 de abril 1974, en Madrid, España) Penélope es una actriz española que ha conocido mucho éxito en muchas de sus películas. Ella era originalmente una bailarina, pero poco a poco comenzó a involucrarse en la televisión española. Con el tiempo ella ha aparecido en varias películas en Inglés, español, italiano, francés y portugués. Esta actriz hermosa y talentosa que se ha dicho que sufre de TOC.

Ludwig Van Beethoven - Beethoven fue como sabemos una gran fuente de confianza para él y para los demás, ser capaz de crear música y tocar música, incluso después de ser completamente sordo es de por sí todo un milagro. Aunque era evidente para todo el mundo que Beethoven era sino un hombre, que conquistó su discapacidad y se llevó a ser uno de los más grandes músicos de todos los tiempos. Si había una cosa que afectaba su lucha para tener éxito no fue sólo la sordera, pero tener que luchar contra todas las emociones que sentía en el interior cuando tuvo que dar la vuelta para mirar el aplauso de la audiencia porque no podía oír.

Albert Einstein - (marzo 14to, 1879-04 18, 1955) es uno de los grandes pensadores más importantes de su siglo Albert Einstein que entonces se conocía a sufrir de dislexia, principalmente a causa de su mala memoria y su constante fracaso de memorizar las cosas más simples . También se cree que tenía TOC. Él no recuerda el mes en el año aún iba a tener éxito en la solución de algunas de las fórmulas matemáticas más complicadas de las veces sin ningún problema. Puede que nunca han aprendido a atar bien los cordones, pero sus contribuciones científicas y teorías todavía tienen un efecto importante sobre todo de los conocimientos actuales de la ciencia de hoy.


Miguel Ángel - Uno de los más grandes artistas de todos los tiempos, su atención estaba constantemente en su obra de arte y que sufría de trastorno obsesivo-compulsivo. Él no era una persona sociable y tenía un mal genio que a menudo duro golpe a la ira dentro de una conversación normal con sus familiares o extraños. Se evitaría la mayoría de la gente de la época e incluso a veces se salen de una conversación sin razón aparente. Cuando una opinión sería ofender a su creencia que él se enojaba y dejar simplemente. Miguel Ángel también fue conocido por siempre durmiendo en su ropa, incluyendo incluso las botas. que nunca, casi con quitarse las botas, aun cuando ello pudiese causar daño a sus pies. Él aislarse durante largos períodos de tiempo de trabajo en sí mismo y su arte, sin tener en cuenta y mostrar ninguna emoción hacia su entorno. No había duda de que Miguel Ángel había sufrido de TOC, que no le impidió ser el mejor en su trabajo.


Charlie Sheen - (nacido el 03 de septiembre 1965) Sheen había comenzado siendo un actor a la edad de 9 junto a su padre en una película para televisión llamada''La ejecución del soldado Slovik''. Su carrera cinematográfica comenzó en 1984, donde tomó parte en muchos papeles de menor importancia el apoyo de varias películas como''Día de Ferris Bueller'',''Aurora''Red y, finalmente, su primer gran papel en la exitosa película''Platoon'' . También ha protagonizado junto a Clint Eastwood en la película de acción'',''El Rookie. Fuera de su carrera Charlie Sheen ha sufrido tanto el TOC y el abuso de drogas.

David Beckham - David sufre de TOC y se manifiesta a través de la limpieza constante y la perfección de todo lo que le rodea. Cualquier cosa fuera de lugar es suficiente para provocar un conflicto y debe ser atendida de inmediato. Ejemplos de esta orden completa es que todo debe ser de dos en dos, si hay tres libros sobre una mesa hay que añadir, o uno debe ser eliminado. Sólo el 2% de la población sufre de esta gran TOC.


Ian Puleston-Davies - Nacido en 1959 en Flint, Gales) es un actor y escritor británico. Que ha protagonizado en el teatro Vicente ITV junto a Ray Winstone, y "Ghostboat" (también para ITV), junto a David Jason. Él escribió el drama de ITV amor Dirty Filthy sobre la base de sus propias experiencias de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). "Mi miedo era que si me sentaba muy rápido que se rompería mi coxis", dice. "Y también tengo un problema con los gérmenes, la contaminación y el daño. Mi TOC estaría diciendo:" ¿Sabes cuántas personas se han sentado en ese asiento en la última media hora? "No estoy tan mal, pero dos o hace tres años... bueno, yo no podía ir a almorzar con sus amigos. "

Justin Timberlake - Justin Randall Timberlake (31 de enero de 1981 es de un pop cantante y compositor, productor, bailarín y actor Justin Timberlake llegó a la fama como uno de los cantantes principales de N Sync banda de chicos pop 'En el 2002,.. lanzó su álbum debut como solista, Justified. lanzamiento en solitario segundo Timberlake, FutureSex / LoveSounds, fue lanzado en 2006 con el número uno de EE.UU. singles de éxito "SexyBack", "My Love", y "What Goes Around ... Comes Around". De acuerdo con una entrevista que dio a Timberlake Timberlake dijo que tiene una "complicada" la mezcla de TOC y el trastorno por déficit de atención. Al igual que la estrella británica de fútbol David Beckham, Timberlake afirma que él tiene que asegurarse de que las cosas se alinean perfecto y también se asegura que la nevera está provista sólo con ciertos alimentos. A pesar de que las luchas con TOC y Timberlake TDA dice que aún ama a realizar y que no le impida vivir.

Joey Ramone - (mayo 19no, 1951-04 15, 2001) Joey Ramone era un cantante y compositor mejor conocido por su trabajo en el grupo de rock punk los Ramones. Durante su juventud, fue por algo las cuentas generales de un paria, y tuvo una vida familiar disfuncional, que inspiró la canción "Somos una familia feliz". Hyman se decía que era el "corazón y alma" de los Ramones, y sus canciones favoritas de su repertorio a menudo eran las baladas y canciones de amor. CJ Ramone le llamó el "hippie del grupo". Joey ha admitido que tiene TOC, que sin duda nunca había hecho antes (en realidad se puso en una gran pelea con Marky en el Howard Stern Mostrar una vez debido a Marky había estado diciendo a la gente acerca de su OCD - que hicieron al final).

John List - (17 sept 1925-21 marz 2008) de John List era un americano asesino convicto de masas. El 9 de noviembre de 1971, asesinó a su madre, esposa y tres hijos en Westfield, Nueva Jersey, y luego desapareció. Que él había planeado todo tan meticulosamente que pasó casi un mes antes de que alguien notó que algo andaba mal. Un prófugo de la justicia durante casi 18 años, fue detenido finalmente el 1 de junio de 1989, mientras que viven bajo el seudónimo de Robert Peter "Bob" Clark, después de la historia de su asesinato fue transmitido por más buscados de América.

Juan Meléndez - (nacido el 04 de octubre 1965), comúnmente conocida como "La tartamudez John" y "Héroe de la Estupidez", una puertorriqueña - American televisión / radio de la personalidad. En el programa de Stern, Meléndez llevó a cabo entrevistas escandalosas calle, basados ​​en la idea de que los famosos no quieren quedar mal al negarse una entrevista de un tartamudo. Él lucía el pelo largo y de metal camisetas y muchas veces se enfrentan las celebridades con las preguntas pueriles sobre su vida privada. Sus entrevistas se caracterizaron por la libre-remate "broma" las preguntas, como por ejemplo pedir Melanie Griffith "cómo su padre, Andy, fue." Meléndez también se presentó en las conferencias de prensa y le pidió fuera de la pared preguntas a Gennifer Flowers, Ringo Starr, y el Dalai Lama. Le preguntó al Dalai Lama, si alguien alguna vez lo recibió con "Hello Dolly!", En una referencia humorística a la obra de teatro y cine, traductor del Dalai Lama, susurró la traducción al Dalai Lama y una sonrisa retraso provino del Dalai Lama. Parecía que se la broma. También proporcionó interés cómic con sus desventuras, mala gramática y la pronunciación descuidada. John también sufre de TOC.

Nikola Tesla - (10 jul 1856 hasta 7 en 1943), Nikola Tesla fue un inventor, el físico, ingeniero mecánico e ingeniero eléctrico. Él es mejor conocido por sus muchas contribuciones revolucionarias a la disciplina de la electricidad y el magnetismo a fines del siglo 19 y 20. Después de su demostración de comunicación inalámbrica (radio) en 1893 y después de haber sido el vencedor en la "Guerra de las Corrientes", fue muy respetado como el más grande ingeniero eléctrico de Estados Unidos. Gran parte de sus primeros trabajos pioneros en la ingeniería eléctrica moderna y muchos de sus descubrimientos son de importancia revolucionaria. Él se declara como "el hombre que inventó el siglo 20" por algunos. Era un germophobe, odiaba tocar objetos redondos, no le gustaba el pelo distinto al suyo, que se encuentra la joyería repulsivo, y tendían a hacer piensa que estaban en tres o en un número divisible por 3. Para las comidas, insistió en la estimación de la masa de todo lo que estaba a punto de consumir, siempre se utiliza 18 servilletas, y se negó a comer a solas con una mujer.

Roseanne Barr - (nacido el 03 de noviembre 1952) Roseanne Barr es un ganador del premio Emmy comediante, actriz y escritora. Roseanne se hizo famoso en la década de 1980 con su rutina de comedia stand-up, recibiendo elogios de la crítica por su interpretación unglamorized del americano típico de la clase trabajadora ama de casa. En su rutina se acuñó la frase ya conocida, "diosa doméstica", para referirse a un ama de casa o ama de casa. El éxito de su actuación la llevó a su propia serie en ABC, llamado Roseanne. El espectáculo se desarrolló entre 1988 y 1997, y co-protagonizó ganadores Emmy Laurie Metcalf y John Goodman. Roseanne misma también ganó un Emmy por su participación en el show. Para la última temporada Roseanne ganó 650.000 dólares por episodio. En 1997, después de la final de la carrera de su sitcom, que interpretaba a la Bruja Mala del Oeste en una producción de El mago de Oz en el Madison Square Garden.

Stanley Kubrick - (julio 26to, 1928-03 7, 1999) de Stanley Kubrick era un director de cine influyente y reconocido productor y considerado como uno de los más grandes del siglo 20. Kubrick padre le enseñó el ajedrez a los doce años, el juego sigue siendo una obsesión de toda la vida. Cuando Stanley tenía trece años, Jacques Kubrick le compró una cámara Graflex, lo que provocó la fascinación de Kubrick con la fotografía. También se interesó en el jazz, el intento de una breve carrera como baterista. En 1951, el amigo de Kubrick, Alex Singer, le convenció para empezar a hacer documentales para la marcha del tiempo, un proveedor de los noticiarios, las salas de cine. Kubrick de acuerdo, y el Día de financiamiento independiente de la lucha (1951). A pesar de que el distribuidor se fue a la quiebra de ese año, Kubrick vendido el Día de la Lucha de RKO Pictures para una ganancia de cien dólares.

Martin Scorsese - (nacido el 17 de noviembre 1942) de Martin Scorsese es un estadounidense ganador de un Oscar director de cine, guionista, productor e historiador de cine. Scorsese es ampliamente considerado como uno de los cineastas estadounidenses más importantes e influyentes de su época, la dirección de películas famosas como Taxi Driver, Toro Salvaje y Buenos Muchachos, todo lo cual se colloborated con el legendario actor Robert De Niro. Martin Scorses a menudo hace que las películas basadas en la gente inteligente, con defectos o enfermedades. Él mismo sufre de TOC quizá le ayuda a comprender mejor los personajes de sus películas.

Fred Durst - (nacido el 20 de agosto 1970) es un director americano cantante, actor y película, conocido principalmente por ser el fundador de Limp Bizkit nu banda de metal. Fred Durst es bien conocido por su gran uso de energía en el escenario y conseguir grandes multitudes de personas que se bombea. Su imagen se Limp Bizkit lo que son hoy en día y es considerado como un icono para muchos vocalistas. En algunos casos, sin embargo, la presencia de actuaciones en vivo de Durst ha creado controversia en varias ocasiones. En 1999, los medios de comunicación retrató a su interpretación de "Break Stuff" en Woodstock de 1999, que contribuye a muchos de los problemas del festival con la violencia y el vandalismo. TOC está muy presente en la vida de Fred Durst, aunque él no le gusta hablar de ello a los medios de comunicación, reconoció que es difícil de tratar.

Paul Gascoigne - (nacido el 27 de mayo de 1967) Paul Gascoigne refiere a menudo como Gazza, es un jugador retirado de fútbol Inglés, que es ampliamente considerado como uno de los futbolistas más talentosos de su generación. En la infancia de Gazza, que a menudo muestran signos de una personalidad compulsiva. En un momento estaba tan adicto a las máquinas de juego que, después de haber gastado todo su dinero, le robaron 15 libras del bolso de su hermana antes de salir y perderlo. También desarrolló un hábito de robar en las tiendas a principios, que él describe como acerca de los rumores, no la mercancía.

"Stonewall" Jackson Thomas - (01 21ro, 1824-05 10, 1863) Thomas Jackson era un general confederado durante la Guerra Civil Americana, y probablemente el más venerado de la Confederación comandante el General Robert E. Lee. Jackson saltó a la fama y se ganó su apodo más famoso en la Primera Batalla de Bull Run (también conocido como Primer Manassas) en julio de 1861. Como las líneas confederadas comenzaron a desmoronarse bajo el asalto de la Unión pesados, la brigada de Jackson siempre refuerzos crucial en Henry Hill House, lo que demuestra la disciplina que inculcó en sus hombres.

Sir Winston Leonard Spencer-Churchill - KG, OM, CH, TD, PC, FRS (30 noviembre 1874 a 24 enero 1965) fue un político y estadista británico conocido por su liderazgo en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial (WWII). Es ampliamente considerado como uno de los líderes en tiempos de guerra grande. Se desempeñó como primer ministro dos veces (1940 - 1945 y 1951 - 1955). Un estadista y orador señaló, Churchill fue también un cargo en el ejército británico, historiador, escritor y artista. Hasta la fecha, él es el único primer ministro británico que ha recibido el Premio Nobel de Literatura, y la primera persona en ser reconocido como ciudadano de honor de los Estados Unidos.

Volkert van der Graaf - (nacido el 09 de julio 1969), Van der Graaf se decía que era un perfeccionista que era muy inteligente emocionalmente poco comunicativo e intolerantes de aquellos con valores diferentes a los suyos. Él es el asesino confeso de político holandés Pim Fortuyn. El Martes, Abril 15, 2003, Van der Graaf fue condenado y sentenciado a 18 años de prisión. La acusación y la defensa tanto hizo un llamamiento en contra de esta sentencia. Antes de la apelación, las sugerencias de los medios de comunicación que Van der Graaf puede estar sufriendo de síndrome de Asperger fueron rechazadas por los trabajadores de la PBC, que dijo que había considerado y rechazado la posibilidad.

Warren Zevon - (enero 24, 1947 hasta septiembre 7, 2003) fue un ganador de un Grammy estadounidense de rock cantautor y músico. Zevon se dirigió a una carrera musical temprana, que incluya un tramo con alta amigo de la escuela Violeta Santangelo como parte de un Sonny y Cher de tipo macho / hembra dúo llamado lyme y Cibeles (en una afectación de 60-ish, la capitalización nombre de la banda evitado). En la década de 1970, Zevon regresó a Los Ángeles, donde compartió habitación con el entonces desconocido Stevie Nicks y Lindsey Buckingham y llegó a ser asociado con la escena de entonces floreciente música West Coast. Allí colaboró ​​con Jackson Browne, que se producen y promueven la auto-titulado Zevon grandes discográficas debut, con las Aguilas, que apareció el segundo álbum de Zevon, y con Linda Ronstadt, que ambos aparecieron en los discos de Zevon y cubiertas muchas de sus canciones , incluyendo "Apresúrate Down the Wind", "Carmelita", "Pobre Pobre de Mí lamentable", y "Radio de Mahoma".

Jane Horrocks - (nacido el 18 de enero de 1964) es una actriz Jane Inglés, músico y cantante. Mientras trabajaba en la carretera, una obra de teatro dirigida por Jim Cartwright, Horrocks calentado haciendo cantar las impresiones de Judy Garland, Shirley Bassey, y Ethel Merman, entre otros. Cartwright estaba tan impresionado con su talento para la mímica que escribió la obra Auge y caída de Little Voice para mostrar su talento. Talentos Horrock de voz en off se han utilizado en la pantalla grande en películas como Chicken Run (2000), Cuento de Navidad: La película (2001) y La novia cadáver (2005).

Andrew Kehoe - (desde 2 1ro, 1872 hasta mayo 18, 1927) Andrew Kehoe fue un asesino en serie estadounidense que perpertrated los desastres de la escuela de baño el 18 de mayo de 1927. Mientras que en el consejo escolar, Kehoe fue nombrado secretario del municipio de Baños en 1925, pero no tuvo éxito en mantener esta posición en las elecciones de ese mismo año. Durante este tiempo, Nellie Kehoe estaba crónicamente enfermo de tuberculosis, y sus frecuentes estancias en el hospital puede haber jugado un papel importante en poner a la familia en la deuda. En el momento de la catástrofe Escuela de baño, Kehoe había dejado de hacer la hipoteca y los pagos de seguro de vivienda, y el prestamista hipotecario se había iniciado el procedimiento de exclusión en contra de la granja.

John George Haigh - (07 24to, 1909-agosto 10, 1949) John Haigh apodado el "Asesino de Acid Bath", fue un asesino en serie Inglés durante la década de 1940. Fue declarado culpable de los asesinatos de seis personas, a pesar de que dijo haber matado a un total de nueve, disolver sus cuerpos en ácido sulfúrico antes de forjar documentos con el fin de vender sus posesiones y cobrar importantes sumas de dinero. Actuó bajo la creencia errónea de que la policía necesitaba un cuerpo antes de que pudieran presentar una acusación de asesinato. Fue condenado a través de pruebas forenses y ejecutado.

Kathie Lee Gifford - (16 de agosto de 1953) Kathie es un presentador de televisión, cantante, actriz y dramaturga, famosa por sus 15 años de plazo (1985 - 2000) sobre el programa de televisión Live with Regis and Kathie Lee, que ella organizado conjuntamente con Regis Philbin. Ha recibido 11 nominaciones a los Emmy. Antes de su larga temporada en programas de entrevistas, exposición a la televisión primero Gifford era la de adorable Tom Kennedy, cantante / compañero de Melodía, de 1974 a 1978.

Rose McGowan - (nacido el 05 de septiembre 1973) es una actriz estadounidense conocida por su papel como Paige Matthews en la serie de televisión Charmed, y el clásico de culto The Doom Generation. Ella también ha aparecido en varias películas importantes de Hollywood, con papeles principales en Scream, Jawbreaker, y Quentin Tarantino / Robert Rodríguez Grindhouse doble función. McGowan se encuentra el co-anfitrión de la medicina tradicional china de la película de la serie de programas, The Essentials. Rose tiene agorafobia y TOC.

Ver otros bien conocidos y gente famosa con discapacidades de distinto tipo.

NOTA: El Mundo de movilidad reducida ha reunido esta lista de recursos, tanto online como offline. Si usted sabe de una discrepancia en este artículo, por favor póngase en contacto con nosotros para que podamos modificar la entrada.




Información de referencia - Contacto, Acerca de, Condiciones y Política de privacidad

La información contenida en está diseñado para su información general y no es un substituto para el consejo o tratamiento médico.
Mundial de movilidad reducida no se hace responsable por el contenido de sitios externos en Internet. Todo el contenido © Organización Mundial de movilidad reducida (TM) www.disabled-world.com Todos los derechos reservados 113066

Read more: http://translate.googleusercontent.com/translate_c?hl=es&prev=/search%3Fq%3Dmichael%2Bjackson%2Bocd%26hl%3Des%26biw%3D1360%26bih%3D598%26prmd%3Divnso&rurl=translate.google.es&sl=en&twu=1&u=http://www.disabled-world.com/artman/publish/famous-ocd.shtml&usg=ALkJrhh0ou1nZp4TlyNI3ZEXGA9YMQ35DQ#ixzz1TgsLm3JL
http://www.disabled-world.com/artman/publish/famous-ocd.shtml

15 Famosos Obsesivo-compulsivos

15 Famosos Obsesivo-compulsivos


1. Charlize Theron (Actriz): “Tengo un problema serio, un desorden obsesivo-compulsivo”,y ha confesado que incluso le cuesta dormir.

2. Katy Perry (cantante): muchas veces reacciona mal por los problemas pequeños. La cantante admitió que tiene la enfermedad, que puede causar a las víctimas episodios cuando su rutina se altera, según informó la revista Q.

3. Justin Timberlake (cantante): “Tengo manía por la limpieza y por dejar todos mis objetos bien colocados”

David Beckham Obsesivo Compulsivo4. Cameron Díaz (actriz) confiesa trastorno obsesivo compulsivo:
La actriz admitió tener un trastorno obsesivo compulsivo que radica esencialmente en su temor hacia los gérmenes.

5. David Beckham (futbolista): “Tengo Trastorno Obsesivo Compulsivo y todo debe estar ordenado en línea recta y siempre deben ser pares”.

6. Woody Allen (director de cine)

7. Michael Jackson (cantante)

8. Karl Popper (filósofo, sociólogo y teórico de la ciencia nacido en Austria)



9. Joey Ramone (del grupo The Ramones)

10. Jessica Alba (actriz)

11. Immanuel Kant (filósofo alemán de la ilustración)

12. Harrison Ford (actor)

13. Charles Darwin

14. Alec Baldwin (actor)

15. Albert Einstein (el científico más importante del siglo XX)

obsesionEl trastorno obsesivo-compulsivo (T.O.C.) es un trastorno que pertenece al grupo de de los desórdenes de ansiedad.

Cuando una persona tiene T.O.C, como los famosos que hemos visto antes, se da cuenta de que tiene un problema. Por lo general su entorno también cae en la cuenta de que le sucede alguna cosa, incluso a veces se crean discrepancias y enfados porque los familiares/amigos no se dan cuenta que el paciente no es capaz de controlarse. Y a veces no se lo toman como un problema, sinó que lo excusan diciendo que es una buena conducta de organización, etc. Pero no es así.

Cualquier persona puede tener TOC, ya sea hombre, mujer, adulto, adolescente… Y pueden ser de distintos tipos: Lavadores y limpiadores, Verificadores, Repetidores, Ordenadores, Acumuladores, Ritualizadores mentales, Numerales, Filosofales, Atormentados y obsesivos puros, Sexuales, Orientación Sexual.
http://psicomaster.es/famosos/15-famosos-obsesivo-compulsivos/

Explorando el papel que el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) tuvo que jugar en la desaparición de Howard Hughes


Explorando el papel que el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) tuvo que jugar en la desaparición de Howard Hughes

El Aviador, la película, que ganó Oscars en el 2001, cuenta la historia de los primeros cuarenta años la vida de Howard Hughes. Un hombre obsesionado con las mujeres hermosas (ninguna de las cuales lo hizo en una relación duradera con él), con la fabricación de películas (ninguna creadas en el molde de los clásicos como Ciudadano Kane, Lo que el viento se llevó o Casablanca), y con el diseño y vuelo de aviones más grandes y rápidos hasta cerca de su propio fallecimiento. Hughes padecía otra obsesión, ahora reconocida como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

La enfermedad no es tan poco frecuente: 1 de cada 50 de la población padece de la misma. El TOC se manifiesta por pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos. Hughes estaba obsesionado por la amenaza de infecciones microbianas de los alimentos y de su entorno, y reaccionó evitando el contacto con posibles fuentes de suciedad y por el lavado constante de las manos. Típico de los enfermos de TOC, tampoco podía dejar de repetir una y otra vez ciertas frases que le venían a la mente.
¿Que subyace en el TOC?

En lo profundo de nuestro cerebro se encuentra una estructura llamada cuerpo estriado. Esta se compone de dos partes conocidas como el núcleo caudado y putamen. Cada parte consta de una masa de células nerviosas, que están involucradas en el procesamiento de mensajes de otras partes del cerebro. Los mensajes tienen que ver con la información sensorial (como ver una mancha de polvo) y con la traducción de esa información en los movimientos del cuerpo (como frotar las manos). En las personas con TOC, parece que el núcleo caudado puede no estar funcionando correctamente.

Normalmente la traducción de las entradas sensoriales en salidas motrices (movimientos de partes del cuerpo a través de la inervación de músculos particulares) es suave y finita: se ve una mancha de polvo, las manos reaccionan para limpiarlas. Fin de la historia. Algunos sentimientos mal dirigidos y movimientos extraviados son de alguna manera filtrados. En el TOC el mecanismo de filtrado es defectuoso. Movimientos obsesivos, como frotarse las manos o la repetición de frases, son los resultados.

El Dr. Jeffrey Schwartz, un neurocientífico de la UCLA y director del Instituto de Westwood para los trastornos de ansiedad, aconsejó a Martin Scorsese (Director de “El Aviador”) y Leonardo DiCaprio (quien interpretó a Hughes) sobre las manifestaciones del trastorno obsesivo compulsivo. Él está bien calificado para hacerlo. Muchos de sus pacientes padecen de TOC, y su libro, Cerebro y Mente, fue lo primero que lo condujo a DiCaprio. La estrella de cine luego pasó varios días con algunos de los pacientes de Schwartz.

Nadie tenía ni idea de cuáles eran las causas del trastorno obsesivo compulsivo en esos días. Como resultado, las personas con los síntomas eran estigmatizados y no se trataban adecuadamente, si es que se trataban, dice Schwartz. Ahora la situación ha cambiado. La terapia de conducta, de la mano del Dr. Schwartz, parece ser un éxito notable. Depende en que el paciente reconozca que los pensamientos que conducen a su comportamiento particular son resultado de las señales inadecuadas en el cuerpo estriado y aprenda a no reaccionar ante ellas. La terapia no es muy diferente a la utilizada para curar una fobia a las serpientes teniendo una pitón en el regazo y aprendiendo a acariciarla.

El tratamiento del Dr. Schwartz consiste en enseñar al paciente una serie de pasos que él/ella tiene que seguir. La esencia es reconocer los pensamientos intrusivos, e insta a reetiquetar los pensamientos obsesivos y compulsiones. Por ejemplo, aprender a decir “no siento la necesidad de lavarme las manos” Siento una necesidad compulsiva de realizar la acción de lavar mis manos.

Para otras obsesiones y compulsiones, como puertas y aparatos de chequeos, y conteo innecesario de ciertos objetos (no necesito revisar la puerta: la cerré con llave, y así sucesivamente). El objetivo es controlar las respuestas de los pensamientos, e instar, a no tratar de controlar y apresurar los pensamientos mismos. Si los pacientes aprenden a realizar estas acciones sobre una base diaria, y continúan con estas medidas esencialmente autodidactas por períodos de semanas o meses, su TOC gradualmente se va a curar.

El TOC de Hughes no fue tratado: simplemente se convirtió en un recluso y murió en gran parte del hambre – a los 71 años de edad – solo en una habitación del Hotel Acapulco Princess en México, con las ventanas y la puerta selladas por cinta adhesiva.

Aquellos que han visto “El Aviador” recordarán las últimas palabras de la película, que narrado obsesivamente por Leonardo DiCaprio como Howard Hughes: El camino hacia el futuro, el camino hacia el futuro, el camino hacia el futuro. Creo que la película nos recuerda tres hechos. Uno al que ya me he referido: el TOC ya no debe ser considerado como un estigma, sino un trastorno tratable.

La segunda es que las ambiciones Hughes no excluyen la realización de dinero. Si Hughes no es el legado de sus películas o sus aviones (o descendientes de bonito), es en el éxito final de sus operaciones financieras. Antes de morir, dejó su fortuna para financiar todo lo que se ha convertido en una de las mayores fundaciones privadas de medicina en el mundo: el Instituto Médico Howard Hughes. La filantropía de Hughes lo pone firmemente junto a los hombres como Andrew Carnegie, Sir Henry Wellcome, y John D. Rockefeller. ¿De qué otro magnate del cine se puede decir lo mismo?

El tercer punto se refiere a mi encuentro con Jeffrey Schwartz, en Pasadena, California, como resultado de una entrevista para una revista titulada Vision Journal for a New World. Esta es la revista interna de una organización llamada Vision. Su objetivo es llevar la esperanza de que era inherente a la Iglesia Cristiana temprana la vuelta al mundo sin dogma litúrgica, de Judíos y Cristianos, Musulmanes y no creyentes por igual.

Ahora, ¿Qué hay de malo en eso?



Subscribe to comments Versión PDF Post2PDF | Comentarios | Trackback |
Post Tags: Andrew Carnegie, Cerebro, Cerebro y Mente, Charles Pasternak, Dr. Jeffrey Schwartz, El Aviador, FirstScience.com, Howard Hughes, John D. Rockefeller, Leonardo DiCaprio, neurociencia, núcleo caudado, putamen, Sir Henry Wellcome, TOC, Trastorno Obsesivo Compulsivo
Entradas previas



Powered by Max Banner Ads
Wordpress theme "Modicus Remix" by Art Culture.
http://maspsicologia.com/2010/07/howard-hughes-y-el-trastorno-obsesivo-compulsivo-toc/

La pasión secreta de Katharine Hepburn: Howard Hughes




«Fue el mejor amante de mi vida.» Así se confesaba Katharine Hepburn ante la grabadora de la escritora Charlotte Chandler. Y no se refería a Spencer Tracy. En esas entrevistas íntimas, nunca publicadas hasta ahora, la actriz habló con una naturalidad insólita del sexo y de los hombres. Especialmente de uno de ellos, Howard Hughes.



Desde pequeña nadaba casi cada día en el océano, fuese invierno o verano, hábito que mantuvo hasta pasados los 80 años. «Cuanto más amarga la medicina, mejor», decía. Una mañana de 1935 se presentó en el exclusivo club de golf de Bel Air y pidió un rival que estuviese a su altura. Nada de chicas, un hombre. Era muy competitiva. Minutos más tarde estaba jugando contra un profesional cuando oyó el estruendo del motor de una avioneta que volaba a ras de suelo. «Creí que iba a aterrizar sobre nuestras cabezas, pero nos sobrepasó y se posó en el green, justo delante de nosotros», recuerda. El piloto esquivó un par de búnkeres, evitó el lago y consiguió frenar sobre la hierba exquisitamente rasurada. «Hizo uno de sus típicos aterrizajes en un palmo de terreno, a los que pronto me acostumbraría. Enseguida supe quién era: Howard Hughes. No podía ser otro.» El multimillonario productor de cine y consumado aviador bajó de un salto. Llevaba una bolsa con sus palos de golf al hombro y se unió a la partida. «Los socios del club estaban furiosos. Pero él les dijo que pagaría la cuenta por el arreglo de los desperfectos. Howard pensaba que podía comprar cualquier cosa.»


Aquel vuelo acrobático tenía un objetivo: impresionar a la actriz. Estaba encaprichado de aquella altiva pelirroja desde hace un año. El alarde dio resultado. La invitó a cenar y empezaron a salir. A Hepburn le pareció guapísimo con su cazadora de cuero y sus gafas de piloto. «Fue el mejor amante de mi vida», resumió. La actriz tuvo muchos romances en Hollywood (Cary Grant, Douglas Fairbanks, James Stewart, George Cukor, Lawrence Olivier...), pero la intensidad física de aquella relación, ese gusto por la vida tan sincero, permaneció en secreto. En aquella época, Hepburn no concedía entrevistas, ni siquiera firmaba autógrafos. Tenía una lengua vitriólica y podía ser cortante. «Tengo cinco hijos: dos blancos y tres negros», le espetó a un reportero que osó preguntarle por su vida personal. Por su parte, Hughes estaba medio sordo. Era muy callado. Y ya tenía manías de lunático.


Por eso, hasta hoy, es la relación, bastante más tardía, de Hepburn con el actor Spencer Tracy la que se recuerda. La química funcionaba en la pantalla. Pero en la vida real no tuvo nada de glamour. Un amor sórdido entre un machista redomado y una pionera del feminismo que se dejaba avasallar. Tracy, casado, alcohólico y enfermo, no quiso dejar a su mujer. Se veían a escondidas. Hepburn fue siempre la segunda; más una enfermera que una amante. «Spencer nunca me dijo que me quería», se lamentaba. Ni siquiera pudo asistir a su funeral y le lloró en casa para no incomodar a la viuda. Con Hughes fue todo lo contrario. Gozo en estado puro. Plenitud física. Sexo sin culpa. Y lo más importante: Hepburn era ella misma; un espíritu libre. Con Tracy fue una sombra. La encarnación de sus propios demonios interiores.

Sólo en los años 70, cuando ya era la gran dama del Hollywood clásico y para muchos la mejor actriz de todos los tiempos, la única con cuatro Oscar, se confesó a la biógrafa Charlotte Chandler, que grabó largas conversaciones de sobremesa que se publican ahora (The real Kate: a personal biography, JR Books). Confidencias que Chandler jamás hubiera osado publicar en vida de Hepburn. «Howard era una persona muy orientada hacia el sexo. Yo no me sentía cohibida porque él no lo estaba en absoluto», se sinceró. Estuvieron juntos durante dos años. «Howard y yo compartíamos algunos rasgos de carácter que nos hacían muy compatibles. Nos educamos en casa. Estábamos tan mimados que ni siquiera nos dábamos cuenta. Y éramos dos solitarios. Íbamos por libre y hacíamos lo que nos convenía a cada uno.»


Que fueron dos niños mimados es evidente, pero sus infancias descarrilaron por sendas tragedias. Katharine Hepburn (1907-2003) era hija de un urólogo de Connecticut y de una sufragista. Sus padres defendían la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Kate incluso llevó ropa masculina durante una época y exigía que la llamasen Jimmy porque pensaba que los chicos se divertían más. Idolatraba a su hermano mayor, Tom. Hepburn consideraba que el momento decisivo de su vida ocurrió a los 14 años, cuando descubrió el cuerpo sin vida de su hermano, ahorcado en un ático. El forense dictaminó suicidio, pero ella nunca lo aceptó. «Era un chico alegre y lleno de vitalidad. Estoy segura de que estaba intentando hacer un truco que nos enseñó mi padre, pero salió mal. Su muerte marcó la filosofía de mi vida: ser independiente, separarme de los demás para no volver a experimentar el dolor que sentí cuando murió.» La adolescente se sumió en una depresión. Dejó de ir al instituto durante meses. Durante décadas celebró el cumpleaños de Tom en lugar del suyo.


En cuanto a Howard Hughes (1905-1976), nació en Texas. Su padre inventó una broca para la extracción de petróleo y se hizo millonario. Su madre era sobreprotectora y padecía microfobia, terror a los gérmenes. Lavaba a su hijo a todas horas con un jabón de lejía. Murió cuando Hughes tenía 17 años. Un par de años más tarde falleció su padre. A la tristeza se sumó la progresiva pérdida de oído y su carácter obsesivo. «Creo que lo que más atraía a Howard de mí eran mi voz y mi dicción. Hay gente que encuentra mi timbre irritante, pero Howard podía escucharme porque yo hablo alto y claro. A veces había que susurrarle al oído, si le interesaba mucho lo que estabas contando. Si no, podías gritárselo con un altavoz y no te escuchaba», rememoraba Hepburn. «Era imponente. Alto, delgado. Yo fingía que no me impresionaba, pero era muy consciente de que era una persona extraordinaria. No nos sentíamos normales. Mi madre me advirtió que tuviese cuidado, porque estaba despertando la envidia de las mujeres a las que no cortejan aviadores. Me importaba un bledo. Howard tenía más encanto que las películas de Hollywood, porque su vida y sus aventuras eran reales.»


Los dos se habían casado jóvenes y se habían divorciado. «Desde el principio, nuestra relación estuvo cargada de electricidad sexual. Howard era el hombre más tímido con el que estuve nunca. Pero luego se desató, nos desató la pasión. No teníamos inhibiciones. Y nos sobraban salud y energía. Aprendí más sobre mí misma que sobre Howard. Fue algo misterioso, sorprendente. Teníamos la edad perfecta para la pasión: 30 años. A Howard no le gustaban las mujeres frágiles. Y yo era casi una atleta. Además, me habían educado para sentirme cómoda con la desnudez propia y ajena.» De hecho, su ex marido, el empresario Ludlow Ogden Smith, le pidió durante el noviazgo hacerle unas fotos semidesnuda. «¿Por qué hacer las cosas a medias?», lo desafió Hepburn, cuyo expediente académico en el prestigioso Bryn Mawr College estaba salpicado de faltas disciplinarias por fumar, saltarse el toque de queda y bañarse en cueros en una fuente. «Posé sin ropa y los retratos me encantaron. Estaba orgullosa de mi cuerpo.» El matrimonio con Ogden Smith duró seis años. «Fui un desastre como esposa. Ni siquiera lo intenté en serio. Fui egoísta y siempre antepuse mi carrera», reconoció Hepburn. Se divorciaron dos veces. La primera en México, pero no estaban seguros de la legalidad del trámite y, por si acaso, volvieron a divorciarse en Estados Unidos. «No tengo quejas de él. Estaba muy agradecido porque le di mi virginidad. Como amante, era considerado y gentil. Acostarse con él era agradable, aunque me pareció que la gente valoraba demasiado el sexo. Siempre fui una sabelotodo... Con Howard me di cuenta de que era posible algo más. Mi madre, que me había educado para ser una mujer antes que una esposa, no me había contado eso. Algunas cosas tienes que aprenderlas por ti misma. Sin inhibiciones. Sin sentirte avergonzada o preguntarte qué pensará tu pareja sobre ti después de hacerlas.»


Su relación consistió en una larga luna de miel interrumpida sólo por los rodajes de Hepburn y las hazañas de aviación de Hughes, que batió un récord al dar la vuelta al mundo en tres días y 19 horas. La actriz se alojaba en la mansión de 30 habitaciones del cineasta, donde tenía una suite y una limusina con chófer para ella. Un cocinero les preparaba cualquier plato a cualquier hora. Después de hacer el amor, se atiborraban a helados.

Hughes la enseñó a pilotar. «Volamos por todas partes. Con Howard no tenía ni pizca de miedo. Me sentía como un pájaro.» A Hepburn le entusiasmaba el hidroavión de Hughes, con el que amerizaban en cualquier lugar que les gustase. Entonces ella se quitaba la ropa y se zambullía en el mar, saltando desde un ala.

«Cuando no estaba con él, no sé si me era fiel. No estábamos comprometidos. No habíamos hablado del futuro, aunque él me pidió matrimonio varias veces. Nunca dije que sí. Nunca dije que no.» Hughes siguió pidiéndole a Kate que se casaran. «Era muy serio y muy intenso. Y escogía momentos románticos, pero nunca me lo preguntó cuando estábamos en la cama. Me dijo: ‘Kate, nunca te fíes de un hombre que te pide matrimonio cuando quiere acostarse contigo. Dirá lo que sea y se olvidará con la misma facilidad’. Agradecí su consejo, pero no me hacía falta. No estaba buscando un marido, ni siquiera a Howard.» En vista de su posterior descenso a la chifladura más absoluta, cuando vivió durante años como un ermitaño, con el pánico a los microbios y dilapidando su fortuna en producciones que se prolongaban durante meses porque a una actriz le sentaba mal un vestido, o no estaba satisfecho con el realismo de una batalla aérea (en uno de sus rodajes murieron tres pilotos), Hepburn quizá salió bien librada. Puede que intuyese que Hughes tenía serios problemas que aflorarían y no quiso dar el paso de comprometerse, aunque nunca le recriminó nada.


«Alguien puede decir que los dos éramos unos maniáticos de la limpieza. Mientras estuvimos juntos, el asunto siempre estuvo dentro de los límites de lo razonable, aunque fuese algo obsesivo. Yo incluso creí que estaba más obsesionada que él. Nos lavábamos las manos mucho tiempo. Y el agua debía estar muy caliente.» Hepburn cree que el descenso a los infiernos de Hughes empezó en 1946, cuando sufrió un accidente de aviación. Su aparato se estrelló en Beverly Hills y se incendió. Hughes salvó la vida de milagro, pero sufrió graves quemaduras y no le quedó un hueso sano. «Desde entonces vivió cada minuto de su vida con dolor. Y el dolor, como la sordera, te aísla del mundo. Llegó un momento en que estaba atrapado y vivía dentro de su propia mente.» Se convirtió, además, en adicto a la morfina.


­La historia de amor acabó en 1938, después de que un huracán arrasase Connecticut y una riada destruyese la casa familiar de los Hepburn. Kate, que estaba de visita, escapó con su madre, descolgándose con una cuerda por una ventana. La casa fue arrastrada por las aguas. Al día siguiente llegó el avión de Hughes, cargado de agua embotellada. Un gesto engañosamente generoso… «Supongo que se cansó de oírme decir \\\''\''no\\\''\'' cada vez que me pedía casarse conmigo. Lo supe a ciencia cierta después del huracán. Cuando su avión aterrizó y otra persona salió de él. Pensé que iba a ser Howard, pero no. Había mandado a otro piloto a traernos el agua. Cuando pienso en ello, es como si esas botellas llevasen un mensaje dentro. Y el mensaje era que lo nuestro había terminado.»
Carlos Manuel Sánchez

XLSemanal revista online de actualidad

Cuando los miedos se convierten en una obsesión para los deportistas de élite


FUENTE:DANIEL MATEO.20MINUTOS

Hace unos días, el futbolista Emmanuel Adebayor abandonó la selección de Togo para siempre. Según el propio futbolista, la causa de tal extrema decisión es la "obsesión" que sufre por los atentados en la Copa de África.

En su caso, la gravedad del asunto ha hecho que se comprenda su inesperada decisión, ya que se muestra afectado psicológicamente. En otros casos, fobias, supersticiones o simples miedos -a veces, sin motivo alguno- hacen que las personas que las sufren vean afectados su vida y su rendimiento. Pero, ¿cómo afectan a un deportista de élite?, ¿tienen solución?, ¿es posible no llegar a ese extremo?

Según señala Alejo García, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, hay que diferenciar entre las fobias objetivas y subjetivas. "No es lo mismo y hay que diferenciarlas bien", señala Alejo. "Las subjetivas hay que abordarlas, ya que no hay miedo real". Un claro ejemplo de este tipo de miedos es el que sufren algunos deportistas al volar en avión. "Muchas veces, por evitar ese malestar que soportan por esa fobia, lo que generan es mucho cansancio, físico y psicológico", continúa. Es el famoso caso de dos futbolistas: Dennis Bergkamp e Iván Helguera, ambos con miedo a volar. En el caso del primero, los kilómetros que tenía que recorrer en coche o en autobús se le hacían interminables, mientras sus compañeros viajan en avión para jugar los partidos.

Hay que recurrir a un profesional, siempre que la persona quiera

Sin embargo, éstos son ejemplos de fobias subjetivas, que no hay que confundirlas -ni mezclarlas- con las objetivas. "Otro caso, totalmente distinto, es lo que le pasa a Adebayor. Él sí que vivió un hecho real, que le ha afectado psicológicamente", aclara García.

En ambos casos, Alejo recomienda ayuda de los profesionales. "Hay que recurrir a un profesional, siempre que la persona quiera". Más concretamente, "a un psicólogo deportivo especializado en clínica (que abordan problemas personales, trastornos y patologías). Y, por qué no, a un psiquiatra".

Y es que, sean fobias, miedos o simples supersticiones, todo se puede volver más grave de lo que se podría pensar en un principio. No sólo les afecta en su trabajo como deportistas, también en su vida personal. "Te limita, porque terminas evitando esas situaciones". Es lo que Alejo García llama "ansiedad anticipatoria". "Un ejemplo claro: si tienes que volar, los días antes estás estresado a todos los niveles y en todos los aspectos de tu vida".

La prensa, a veces "una losa"

Todo va asociado "a vivencias que haya tenido el deportista, cómo se tomen lo que les cuenten otras personas y, por último, el propio bienestar psicológico en ese momento", cuenta el psicólogo. En cualquier caso, ¿se puede evitar llegar a esa situación extrema? Según Alejo, sí. "Hay que llevar una vida saludable. Una buena alimentación es muy importante, al igual que un buen descanso y una justa auto-exigencia". También hay que hacer hincapié "en los apoyos sociales que tenga el deportista". Precisamente, por su profesión, por estar en la élite, estas personas tienen que soportar, además, la presión medática. "La prensa les puede afectar, sí. Es un tema privado que sale a la luz. Que se hable de ese problema seguramente afecte al deportista. Hasta que se resuelva puede llegar a ser una losa".

Si hablamos de miedos, no hay que olvidar el llamado "miedo al éxito" de los grandes deportistas. ¿Existe? ¿Por qué algunos se vienen abajo en las grandes ocasiones y no dan la talla? Según Alejo, "más que miedo al éxito, es miedo a no poder evitar el fracaso". Para esto también hay remedio. "Existe una motivación al éxito y una motivación a evitar el fracaso. Hay muchos deportistas que se vienen abajo. Existen variables personales -la fortaleza mental de cada uno-, y también habilidades psicológicas, que se pueden tratar: trabajar el estrés, la ansiedad...".

Deportistas con fobias, miedos, temores y supersticiones reconocidas:

- Adebayor: el futbolista de Togo está obsesionado con los atentados sufridos por su selección en la Copa de África. Ha manifestado que no volverá a jugar un partido internacional.

- Iván Helguera y Dennis Bergkamp: ambos jugadores tienen pánico a viajar en avión.

- Serena Williams y Rafa Nadal: los dos tenistas deben dormir con la luz encendida para poder conciliar el sueño.

- Gianni Bugno: el ex ciclista italiano tenía pánico a las bajadas de los puertos.

- Roberto Carlos: el ex jugador del Madrid tiene pavor absoluto a pasar delante de un cementerio.

- Fernando Alonso: el asturiano tiene miedo a las arañas.

- Felipe Massa: el compañero de Alonso en Ferrari es supersticioso y repite calzoncillos en cada Gran Premio.

- Ángel Nieto: el ex piloto de motos también tenía una superstición, el número 13. De ahí el famoso "12 más 1" cuando se habla de sus títulos logrados.

- David Beckham: el futbolista inglés es un maniático del orden.
http://www.20minutos.es/noticia/690447/0/fobias/miedos/deportistas/

El Aviador Visiones por encima de las nubes





fuente:http://hectormendoza.blogspot.com
El Aviador
Visiones por encima de las nubes
Por Héctor Mendoza

Después de ver la película basada en la vida del magnate, cineasta, inventor y aviador Howard Huges, una pregunta se impuso ¿por qué decir que se trata del caso de una persona que padece de trastorno obsesivo compulsivo (T.O.C.)? ¿Cómo se relaciona esto con lo propuesto por el psicoanálisis con respecto a lo obsesivo? Se que muchos dirán que resulta innecesario hablar de diagnósticos psiquiátricos, pero justamente el seguir la pista de las excentricidades de Huges, más allá de llamarlas “manifestaciones de su T.O.C.”, nos permiten reconocer el genio y el carácter visionario como características intrínsecas en este caso. Así, en lugar de ser la historia de un hombre contra la enfermedad, es la historia de un hombre visionario, donde la enfermedad es la forma que tiene de ser hombre.

La historia bien ser podría llamar “apuesta por una visión”, y es justamente en lo concerniente de la apuesta que ya no nos encontramos en el terreno de la vulgar neurosis obsesiva (resaltamos lo vulgar en animo de devolverle al obsesivo lo cochino y obsceno de su pulcritud), ya que lo que brilla de esta es la incapacidad de apostar, siempre se juega a lo seguro, lo cual no es jugarse nada.

¿Por qué Huges necesita 26 cámaras para filmar su secuencia de vuelo? “¿No le parecen que ya tiene bastantes?” pregunta un ejecutivo cuando Huges le pide prestadas dos cámaras más. Huges responde que no, que necesita 26 para que sea perfecta. Muy bien podríamos decir, “¡claro, el típico obsesivo perfeccionista!” frase que borraría el carácter básico de la perfección del obsesivo, que se acomoda perfectamente a las convenciones sociales. El niño que le dice a la maestra que ese día había dicho que sería el examen, ya que no puede soportar el olvido, el error, la falla, la imperfección que puede pernear la ley, así que se vuelve el soporte de ayuda a la ley. Una cosa es no soportar la aparición de la falla y otra cosa es apostar por una visión “personal”. Huges le apuesta al futuro, Huges ve el futuro en tiempo presente. De hecho se anticipa a la forma de hacer películas en Hollywood, recordemos que la escena que nos presenta una imagen del mundo virtual, la tan recordada escena “bullet time” en “The Matrix”, fue filmada con 120 cámaras.

Tal vez el único problema de Huges es no poder parar de pensar, de ver y hacer. En los momentos de triunfo donde todos están celebrando, Huges sigue ideando. De nuevo podríamos pensar que muy obsesivamente no disfruta, la perfección impide que sienta placer lo cual se aplica a mucha gente pero no a Huges, en él se da el fenómeno de dos posibilidades, o el producto final no se asemeja a la visión que tenía o ya tuvo una nueva visión que seguir. La diferencia sustancial entre la reacción de Huges y la del neurótico obsesivo es que la culpa-deuda-pena-duda característica de este último no aparece en el aviador.

Precisemos que obsesión, o conducta compulsiva no dice nada por si misma, sino solo nos dice que alguien esta preso entre las redes de un determinado discurso que implica la relación del sujeto con respecto a un objeto, sea el de la “adrenalina” estilo el “Mocha-orejas”, sea la deuda del padre estilo el “Rat-Man” o sea las visiones del futuro estilo “Aviador”.

Lo interesante del caso que construyen DiCaprio y Scorssese en “el Aviador” son los recuerdos, podríamos decir, la fantasme de Huges siendo un niño con su madre. Los recuerdos nos muestran una escena donde un niño es bañado por su madre mientras ésta le explica que las infecciones que puede contraer por las enfermedades que hubo en el sur del país. Lo que más llama la atención es que no aparece la actitud frenética de aquella “psicosis del ama de casa” de la que habla Freud. Vemos a una mujer que tiernamente enjabona y limpia a su hijo, de manera erotizante. No es la escena de “¡limpia tu mancha!” culposa de los neuróticos, sino del acto erótico con tema de previsión y prevención, es decir, acto con la mirada puesta en el futuro. Lo que nos trae a dos reacciones de lavarse las manos. Desde la neurosis regulada por la culpa, “me lavo las manos porque me siento sucio”, hasta la paranoia, “me lavo las manos porque me atacan, me persiguen y me infectan por no compartir mi visión”, el lavarse las manos no podemos decir simplemente que es una compulsión por la limpieza.

El aspecto más significativo de que Huges dista mucho de ser un obsesivo compulsivo es la relación con el dinero. Huges tiene mucho pero nunca es lo más importante sino solo en relación con la visión. La gran diferencia entre los obsesivos y Huges es que él apuesta el todo por el todo y “no esta saliendo de una cuando ya se metió en otra”. Para los obsesivos la mejor palabra clínica y técnica que los define es la expresión mexicana de ser “culo”. Cuando se dice que alguien es “bien culo”, se alega a lo cobarde y lo mezquino, es decir, se alude aquel que no apuesta, ni presta; que no juega por temor a mancharse y quedarse sin nada y que prefiere no ganar con tal de no arriesgar; cuya fantasía de si estuviera en el campo de guerra (el campo de la vida podríamos decir) se haría el muerto para sobrevivir.

Las obsesiones de Huges, aquello que lo toma, que lo encanta, son lo que lo coloca como fuera de serie, fuera de este mundo. Huges fluctúa entre este tiempo y el futuro. Filma la película más cara, en realidad establece un record de apuesta en el terreno del arte cinematográfico y abre el campo para otros cineastas visionarios. Cuando Huges vuela, lo hace por encima de las nubes y establece la forma de ir más allá, se aleja del centro cómodo de la realidad por lo que todo en él son excentricidades. Sus viajes y “sus viejas” dan cuenta de que se la puede pasar demasiado bien. De nuevo el gran villano de la película en el caso de los visionarios es esta figura todopoderosa que atrapó a Huges, la Corporación, podríamos precisar, el Estado Corporativo. Por más emprendedor que fue Huges topó con el sistema Estado-Corporativo y su ideología base, el monopolio[1]. No es extraño que el momento en el filme cuando Huges se recluye sea cuando El Estado-Corporativo lo quiere incorporar y succionar su visión como parte de La visión y La misión de la Empresa, lo que conlleva a la muerte de los sueños al establecer el “sueño oficial”.

Si tuviéramos que terminar con un diagnóstico para Huges le adjudicaríamos el sanbenito de “visionario”, al estilo de otros como Daniel Paul Schreber, John Nash y Newton, reconociendo en su discurso uno que ciertamente se aleja de la realidad. Cerramos este escrito recordando el slogan del caso construido por DiCaprio y Scorssese: “algunos hombres sueñan con el futuro, él lo construyo”.

Una visión más

En el documental “La aflicción de Howard Huges: Trastorno Obsesivo Compulsivo”[2] se mencionan frases interesantes por parte del Médico que asesoró a DiCaprio en la realización de la película. Una de estas frases es la siguiente: “Lo perverso del TOC es que cuando intentas alinearte haciendo lo que ese mensaje erróneo te ordena te desalineas aún más”. El mismo DiCaprio nos presenta algo del porqué le agradó y llamó este personaje de la vida real: “quise comprender cómo era tener esos rituales y tener en la mente cosas que necesitas hacer hasta lograr una sensación de paz…traté de hallar la sensación correcta, consiste en ser capaz de armar esa frase de manera... tiene que ver con la fonética y la forma de decirlo para que la frase salga de tu boca de manera perfecta.”

El médico consultor de la película Jeffrey M. Schwartz menciona “el punto clave para entender el Trastorno Obsesivo Compulsivo es que la razón por la cual la persona tiene estos pensamientos intrusos y necesidades es debido a un desequilibrio químico en su cerebro. Se puede ver la actividad excesiva. Hasta que no se los enseñas, no lo saben.”

Otro dato del caso lo proporciona Donald L. Barlett, co-autor del libro “Howard Hughes: His life and Madness”: “uno de los detalles sobre las fobias por los gérmenes es que su madre era particularmente obsesiva al respecto. Hay cartas que ella escribió a las colonias de verano a las escuelas privadas…” y completa el otro co-autor James Stele: “le escribió al jefe de exploradores toda clase de cartas sobre: “asegúrese de que no se acerque a nadie con enfermedad contagiosa.” Y siempre le preguntaban a él: ¿Notaste algún cambio en tu bienestar? Estaban muy preocupados por su bienestar. Así que a muy temprana edad se dio cuenta de que los gérmenes, los insectos y cosas por el estilo pueden causarle problemas Eso es lo que le inculcaron.”

Los pacientes que salen a cuadro hablan un tanto diferente con respecto a su obsesión y compulsión con relación al tema compulsivo de Hughes. Uno de ellos menciona que no tiene el “síntoma del sentimiento de contaminación” sino otros, por ejemplo el “síntoma de la repetición”. Si reducimos el síntoma como signo médico solo palomeamos en el recuadro que dice “conducta compulsiva”, sin embrago cuando es un discurso nos encontramos algo diferente. Este mismo paciente lo dirá así: “Me preocupa lastimar a alguien. Al salir de una tienda o un lugar público miro hacia atrás o regreso para ver si todo esta bien, y lo hago una y otra vez.” Otra paciente, Zog, menciona: “Al principio me arrancaba el pelo y luego tuve miedo del pecado, cualquiera que sea mi definición de pecado, pasaba horas y horas rezando.” La tercera paciente dice: “toda mi vida ha sido una llena de ansiedad y concentración en fragmentar cosas. Por ejemplo, detrás de ti hay un póster y en mi mente se esta dividiendo y… trata de ordenarlo de una forma simétrica.”

Sin embargo para estos pacientes, la terapia que ha funcionado es la más paradójica posible, el doctor Schwartz la explica así: “En la nueva era, lo que es particularmente poderoso es saber que puedes utilizar la percepción consciente (mindful awareness) y el poder de la atención focalizada para cambiar lo circuitos cerebrales. Y cuando se usan los medicamentos son para mejorar la concentración conciente, no solo para tratar los síntomas.”

En un panel de discusión sobre el Trastorno Obsesivo Compulsivo realizado el 2 de diciembre de 2004[3], varias sorpresas anunciadas aparecieron, algunos sabían lo que decían otros afortunadamente no lo sabían. Leo DiCaprio dice: “Recuerdo que de niño caminaba de regreso por una cuadra para pisar una grieta por ese mismo sentimiento (hacer algo una y otra vez). En cierto momento de mi adolescencia me dije a mi mismo: Esto es completamente innecesario. Llegarás tarde a la escuela. Basta.” El doctor Schwartz, el anfitrión del panel llega con dato impresionante: “Aunque tu cerebro por conexión genética te envía estos sentimientos en lo que trabajé tan duro con Marty y Leo fue que en esta época sabemos que el cerebro invalida estas señales y que nos permite cambiar el funcionamiento del cerebro y cambiar cómo se expresa el genoma. Estamos en la época de la conciencia cuidadosa (mindful awarness)…Lo que queríamos que hicieran no era imitar, no era arremedar no ver a la persona con trastorno obsesivo compulsivo como se ve desde fuera sino ser una persona con trastorno obsesivo compulsivo…Y ahora sabemos de múltiples estudios de la imagen del cerebro de los cuales algunos los hizo mi amigo Mario Beauregard de la Universidad de Montreal que cuando un actor interpreta a un personaje, la sangre fluye en su cerebro y la serotonina de su cerebro adopta las misma características, del paciente que representa. Su cerebro, en una palabra, se convierte el cerebro del que lo padece.” Con esta declaración el doctor Schwartz ubica fuera del campo de la psiquiatría el problema que encuentran en el trastorno obsesivo compulsivo. El cerebro se vuelve una expresión del sujeto, no el sujeto en sí. El doctor Scwartz dijo sin querer que la tendencia de la psiquiatría y lo psi institucionalizado de cada vez más fundirse con la neurología van por mal camino, ya que solo tendrá “cerebro de TOC” quien actúe, ejecute ritos y siga el discurso del “TOC”.

Serán las aportaciones del cineasta Martín Scorsese las que arrojan lecturas importantes en el tema. Las primeras son de orden artístico. Comenta que le importaban los puntos de vista de los objetos, por ejemplo la escena donde Hughes mira hacia unas toallas y después las toallas lo miran a él. “Cómo el ambiente lo mira a él” eran las escenas que le importaron a Scorsese. Pero un nuevo elemento introduce: “Creo que todo se convirtió en un ritual religioso. Y luego lees Golden Bough y entiendes esos elementos básicos. El concepto de la magia, ¿Qué es primitivo en la magia? ¿Qué es la efigie de cierta persona? Y la idea de un muñeco vudú que se convierte en algo. Parece que es algo que esta presente en cada cultura. Parece haber algo en nosotros como seres humanos que se relaciona con eso. Que tiene una necesidad del sentido “mágico”. Algún tipo de indulto o repliegue del caos del Universo.” Para después ser interrumpido por los comentarios del Doctor Meter Whybrow, director del Instituto de Neuropsiquiatría de UCLA que interpreta lo dicho por Scorsese como: “Creo que los seres humanos estamos desesperados por el control.” Ahí estriba la gran diferencia entre el arte y la ciencia. Mientras una apunta a lo místico y mágico del humano la otra busca, analiza y controla el control. ¿Será que la única forma de no tratar al obsesivo es por medio del control sino de no-control? Ciertamente Hughes, esta por encima de eso.

Priyanka Chopra sufre de Trastorno obsesivo compulsivo


Priyanka Chopra sufre de Trastorno obsesivo compulsivo
Agosto 26, 2009
Priyanka Chopra sufre de Trastorno obsesivo compulsivo que vienecobrando un peaje en su salud.

Con tres hits anteriores como Fashion, Dostana y Kaminey, Priyanka espera la película de Ashutosh Gowariker “What´s your Rashee?” donde ella interpreta a 12 caracteres diferentes y está preocupada que el trabajar demasiado tendrá efecto negativo en su salud.

Priyanka dice, “he dicho esto antes que es el mismo OCD (trastorno obsesivo-compulsivo) por el trabajo. He sido advertida por mis padres (ambos médicos) y admiradores en no permitir que el trabajo me absorba. Y, aunque deseo dar atención a su consejo, yo no puedo parar de ser implicada excesivamente con el trabajo que tomo. Honestamente, yo me conduzco a un punto sin retorno cuando se trata de emprender cualquier película. Me siento tan implicada que me comienza a doler. Y yo no me doy cuenta de que sangro hasta tal momento que estoy en un set porque yo no paro de mirar’.’

Es tiempo que usted se calme Piggy Chops.

Nikola Tesla y el número 3


http://tecnoculto.com/2008/08/27/nikola-tesla-y-el-numero-3/

Tesla fue uno de los inventores más importantes de todos los tiempos. Hizo contribuciones escenciales al acervo tecnológico que disfrutamos en la actualidad. Sin embargo, no se le ha dado el crédito que merece por sus aportaciones. Tal vez algo tenga que ver su lucha de por vida con Edison, y como Tesla era croata, pues su celebridad ha sido opacada por la del héroe estadounidense.

Tesla sufría de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y quienes los conocieron cuentan que su apariencia era impecable, y que no toleraba los gérmenes, por lo que se rehusaba a tocar cualquier objeto que tuviera el menor rastro de suciedad. Tampoco tocaba objetos redondeados.

Además de sus ideas respecto a los gérmenes y los objetos redondeados, el TOC de Tesla le obligaba a hacer todo en series de tres. Antes de entrar a un edificio, daba tres vueltas a la manzana. Cuando se hospedaba en hoteles, insistía en que se le diera un cuarto cuyo número fuera divisible entre tres. En cada comida, Tesla usaba 18 servilletas en tres pilas de seis.