Mostrando entradas con la etiqueta terapias / consejos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta terapias / consejos. Mostrar todas las entradas

testimonio carloncho


fuente:Carloncho.webtoc
YO TAMBIEN TENGO TOC Y ESTOY MUCHO MEJOR!! LES BRINDO ESTOS 4 GRANDES CONSEJASOS QUE ME AUDARON Y ME SIGUEN AYUDANDO BASTANTE Y ESPERO QUE LO PRACTIQUEN USTEDES TAMBIEN xD !!!

BUENO GENTE MUCHACHONES AMIGOS AMIGAS .. USTEDES SABEN Q EL TOC ES UNA MIERDA DONDE NOS KIERE MANEJAR A SU ANTOJO ALIMENTANDOSE DE NUESTRAS, OBSESIONES, DE NUESTRA ANSIEDAD DE NUESTROS TEMORES , PREOCUPACIONS , ,,, EN SI DE TODO LO NEGATIVO ,,, QUE DEBEMOS HACER? ESO SE PREGUNTARA LA MAYORIA .. BUENO ES MUY SIMPLE

PRIMERO: SI SE SIENTEN MAL NO CALLEN!!!! PORK ESO ES LO PEOR ... HABLEN O DIGANLE A SU FAMILIA POK EL TOC KIERE Q NOS ENCERREMOS EN NUESTRO MUNDO DE TRISTEZA !!! Y NO TEMAN PORK SEA LO QUE SEA ELLOS LOS APOYARAN .. APARTE QUE USTEDES SE SENTIRAN MEJOR !!!

SEGUNDO: BUSQUEN UN PROFESIONAL QUE LOS AYUDE RESPECTO AL TEMA DEL TOC BUSQUEN UNA PERSONA QUE LOS ORIENTE, QUE LOS AYUDE A ANFRENTAR ESTE TOC .. SERIA BUENO QUE BUSQUEN UN PSICOLOGO Y UN PSIQUIATRA .. LOS 2 SON BUENOS PROFESIONALES QUE LOS ORIENTARAN!!!

TERCERO: OLVIDARSE DE HACERSE LA VICTIMA O PENSAR EN ESTA PALABRA """"" TENGO TOCC ... PADESCO DE TOC """" OLVIDENSE DE ESA PALABRA , OLVIDENSE QUE PADESEN DE ESA ENFERMEDAD .. EMPIECEN A PENSAR QUE NO TIENEN NADA Y ESTAN BIEN .. SEAN POSITIVOS xD !!! PORK LO Q HACEN ES RECORDAR ESA MIERDA .. OLVIDENSE QUE TIENEN ALGO ... EL TOC LO QUE KIERE ES ESO!! , QUE LO TENGAMOS PRESENTE .. PERO NOSOTROS NO LE DAREMOS EL GUSTO ..... ASI VERAN QUE EL TOC BAJARA SU FUERZA !!

CUARTO: HACER LO QUE EL TOC NO LE GUSTA QUE HAGAMOS EN POCAS PALABRAS SENTIRNOS BIEN, DISFRUTAR CADA SEGUNDO DE NUESTRAS VIDAS .. CLARO Q ESTO TRAERA UN POCO DE ANSIEDAD PERO ESE ES EL MOMENTO DE RESPIRAR DECIR BASTA Y GUARDAR LA CALMA Y SEGUIR HACIENDO LO QUE EN ESE MOMENTO HACIA EN SUS ACTIVIDADES (TRABAJANDO, QUEASERES,ETC)Y SONREIR PENSAR EN COSAS BONITAS,ETC.... MIENTRAS UNO REALIZA SUS ACTIVIDADES .. PERO EL OBJETIVO DE ESTO ES NO DECAER Y SENTIRSE MAL SINO HACER LAS COSAS QUE A UNO LE GUSTAN POSITIVAMENTE CLARO ESTA .. TAMPOCO DEBEMOS DE CAER EN PREGUNTARNOS DICIENDONOS LAS PALABRITAS """ Y SI? "" """" PERO?"""" ENTRE OTRAS .. A ESAS Y A LAS PREGUNTAS O GANAS DE FILOSOFAR NO LES HAGAN CASO SOLO HAGAN LO QUE REALMENTE LES GUSTA NADA MAS !!!! SONRIAN A LA VIDA .. SEAN POSITIVOS Y ALEJEN TODO LO MALO ....... EN POCAS PALABRAS .... DISFRUTEN CADA SEGUNDO DE SUS VIDAS xD !!!!


BUENO POR SIAKA YO PADESCO DE TOC .. PERO LO QUE LES MENCIONE SON 4 CONSEJASOS QUE LES BRINDO Y QUE ME AYUDARON Y ME SIGUEN AYUDANDO BASTANTE .. AHORA ME SIENTO MUCHO MEJOR Y ME SENTIRIA MAS AUN SI LO PRACTICAN .... BUENO ME VOY DESPIDIENDO CHAU A TODOS CUIDENSE Y RECUERDEN ::

DISFRUTEN CADA SEGUNDO DE LA VIDA .. CADA SEGUNDO xD !!!

JUNTOS VAMOS VENCIENDO AL TOC !!!

SU AMIGASO CARLONCHO !!!!! xD

Tratamiento para las obsesiones



Tratamiento para las obsesiones
El primer paso es saber detectar un pensamiento obsesivo. Es aquel que da vueltas una y otra vez en la cabeza aunque no se quiera pensar más en ello. Aunque se haya detectado, nuestro propio pensamiento intentará engañarnos y hacernos ver que tenemos que pensar en ese problema y volver sobre ese mismo tema.
Si un pensamiento le hace sentir mal deságase de él cuanto antes. Pensar más no es pensar mejor. Los pensamientos obsesivos reducen nuestra visión de la realidad y nos hacen filtrar sólo lo negativo, por ello es muy importante aprender a no hacerles caso.
Hay que desconectar. Para ello es muy importante respirar profundamente y dedicarnos a alguna actividad que nos mantenga concentrados. Puede ser salir de compras, llamar por teléfono a una familiar o amigo, jugar con niños y niñas pequeños, leer un libro, ver una película. trabajar como voluntario puede ser una buena alternativa porque pensar en otras personas, ayudarles y escucharles aumenta nuestra autoestima.
Hay que parar el pensamiento de forma contundente. Decir "basta ya", tengo autoridad suficiente sobre mi pensamiento para controlarlo y que no me haga daño. No puede dejar que su propio pensamiento le venza. Debe llevar las riendas de su propia vida.
Nada más notar que una idea se vuelve repetitiva e intrusiva apúntela, siga con lo que esté haciendo y cuando pueda dedicarle tiempo analícela a ver si se trata de un pensamiento obsesivo.
Es recomendable aprender y practicar a menudo algún tipo de relajación mental o meditación y compatibilizarlo con ejercicio físico.
En resumen, hay una serie de cosas que pueden ayudarle y otras que le perjudicarán:
Le ayudará pasear y hacer ejercicio. Aprender a meditar, relajarse, leer, escuchar música. También sería buena para encontrar paz encontrar alguna aficción a la que dedicar parte de nuestro tiempo (pintura, manualidades, voluntariado.) Dedicarnos a otras personas nos saca de nuestro mundo y de la espiral de pensamientos obsesivos.
Empeorará las cosas el dar por buenos esos pensamientos y dejar que le arrastren a lo negativo (si no dejo de pensar que mi pareja no me quiere debe ser porque es así). La sensación de pérdida de control aumentará si se bebe alcohol, se abusa del café (porque sobreactiva nuestro pensamiento) o si se intenta solucionar comiendo (lo que además aumentará el sentimiento de culpa)
Damián Ruiz
www.eoriocc.com
http://www.todoexpertos.com/categorias/familia-y-relaciones/respuestas/2112037/pensamiento-obsesivo

Recuperación y Prevención de recaídas


El proceso de recuperación

Mientras que la terapia cognitivo-conductual y medicación suele ayudar a reducir los síntomas de TOC, hay aspectos de vivir con la enfermedad que estas terapias no abordan plenamente. El proceso de recuperación de la OCD, como la aparición de la enfermedad, es gradual y continuo.

El TOC afecta cada parte de la vida de una persona. Se puede alterar su capacidad para funcionar en el trabajo, en situaciones sociales y en la familia. Una vez que los síntomas mejoren, y se aproxime a un retorno a la vida normal, dirigiéndose a los problemas prácticos y emocionales que puedan haber surgido de una larga enfermedad puede ser difícil.

Es una larga enfermedad y una persona de confianza puede ser de mucha ayuda, es posible que él o ella se sientan inseguras y vulnerables en situaciones que una vez fueron familiares. El TOC puede hacer que las personas tiendan a ser muy dependientes de los que les rodean. La gente se sorprende de cómo están asustados ante la posibilidad de ser independiente y la reanudación de sus responsabilidades. Es importante reconocer que estas reacciones son una parte normal de la fase de recuperación del TOC.

La recuperación es un proceso, no un evento discreto. Al principio, debería facilitar en las actividades familiares con expectativas modestas. Poco a poco asumir responsabilidades y construir su autoestima. Cuando regrese a actividades tales como la socialización e ir a la escuela o el trabajo, es probable que se sienta ansioso. Permítase cometer errores.

El regreso al trabajo

El apoyo de un terapeuta puede ser útil en el tratamiento de un retorno al trabajo oa la escuela, y en la reconstrucción de las relaciones con familiares y amigos. Por ejemplo, usted puede sentirse muy ansioso por volver a su trabajo. Algunas de las cuestiones relacionadas con el trabajo suelen ser planteadas por las personas con TOC son:

* ¿Cómo puedo explicar mi ausencia a compañeros de trabajo?
* ¿Es normal que se sienta inseguro y la lucha con la falta de confianza?
* ¿Cómo entender y manejar estos sentimientos y problemas sin necesidad de involucrarse en comportamientos compulsivos?

Usted puede tener preguntas acerca de volver al trabajo. Una vez que usted ha planteado sus preocupaciones con su terapeuta, trabajar juntos en una estrategia para el éxito del regreso al trabajo. Idealmente, su terapeuta debe estar bien informado sobre el TOC. Muchos profesionales de la salud mental no están bien informados sobre el TOC como son los trastornos . Si un terapeuta con conocimientos no está disponible en su comunidad,su medico estára dispuesto a aprender sobre el trastorno y le puede dar el apoyo que usted necesita.

Poco a poco, asumiendo sus responsabilidades es muy recomendable. Para ello, comenzar a trabajar a tiempo parcial o con una carga de trabajo disminuye. Su profesional médico le puede recomendar alojamiento trabajo específico que puede ser útil en esta transición. Alojamientos típicos incluyen pausas más frecuentes, el tiempo libre para asistir a citas médicas y un cambio en los derechos no esenciales del trabajo.

Educar a su empleador y compañeros de trabajo sobre algunos de los signos típicos del trastorno obsesivo compulsivo puede ser útil, aunque algunas personas prefieren no hablar de su enfermedad con los empleadores. Si usted permanece privado acerca de su enfermedad, no podrá solicitar cualquier tipo de alojamiento trabajo, pero no significa que no tendrá éxito en su transición de vuelta al trabajo. Puede ser especialmente importante en esta situación para que otras personas, fuera del trabajo, con quien se puede hablar de sus problemas y preocupaciones.
Efectiva Prevención de recaídas

TOC, como la diabetes, es una condición crónica. Aunque los síntomas pueden ser reducidas y controladas con medicamentos y terapia, es necesario tomar precauciones para prevenir los síntomas de la quema de nuevo.

Es importante ser consciente de cómo se siente. Ansiedad, estrés, fatiga y sentirse fuera de control puede provocar una recaída. Para algunos, ciertas situaciones o condiciones pueden desencadenar los síntomas. Otra causa común de la recaída es suspender la medicación demasiado pronto o demasiado rápido.

Una vez que los síntomas del TOC han mejorado, una serie de estrategias pueden ayudar a mantener los logros que ha hecho.

1. Conocer acerca de la OCD. Lea lo más que pueda sobre el TOC y su tratamiento. Vea la lista de lectura recomendada y sitios de Internet en la parte posterior de este libro. Si hay algo que no entiende, pregunte a sus profesionales de salud mental.
2. Resistir compulsiones, aprender y utilizar estrategias saludables para enfrentar el estrés y los miedos. Una vez que los síntomas de TOC han mejorado, el mantenimiento de estos beneficios requiere el compromiso y determinación. Estrategias poco saludables para manejar el estrés y los miedos deben ser reemplazadas por otras sanas. Resista la tentación de llevar a cabo las compulsiones. Uso de las habilidades aprendidas en la terapia, seguir trabajando para eliminar los patrones de pensamiento obsesivo y comportamientos compulsivos. No se contente con sólo una mejora parcial de los síntomas. Esto te deja vulnerable a una recaída.
3. Si el medicamento ha sido prescrito, siguen hasta que su médico le indique lo contrario. Cuando los pacientes comienzan a sentirse mejor, a menudo se deja de tomar la medicación. La recaída es más probable si usted deja de tomar el medicamento demasiado pronto. Los médicos suelen recomendar medicamentos deben tomarse durante seis meses a un año. En algunos casos, los antidepresivos pueden ser recomendados para varios años. Si usted está experimentando los efectos secundarios, usted puede tener la tentación de dejar de tomar su medicamento. En lugar de tomar decisiones por su cuenta, trabajar con su médico para desarrollar un plan de tratamiento que se puede vivir.
4. Involucrar a algunos familiares y amigos en su recuperación. Si usted se permite a aislarse y mantener su mundo interior un secreto, se creará un caldo de cultivo ideal para los síntomas del TOC. Cuando la familia y amigos estén al tanto e involucrados en su lucha, ellos pueden ayudar de varias maneras. Por ejemplo, pueden ayudar a controlar compulsiones, ya que pueden ayudarle a protegerse contra una reaparición de los síntomas, y pueden darle apoyo y aliento.

Who you tell about your illness is a very personal choice. Como un amortiguador contra la recaída, sin embargo, es importante tener al menos una persona que puede confiar y en quien se puede confiar. Junto con la familia, amigos y el apoyo profesional, muchas personas que luchan con TOC encontrar que la auto-ayuda y grupos de apoyo son una parte valiosa de su red social. (Véase la lista de asociaciones en la lista de Recursos para obtener información sobre cómo averiguar si hay un grupo de TOC en su comunidad.)
5. Adoptar un estilo de vida saludable que incluye una nutrición adecuada, ejercicio y buenos hábitos de sueño. Su comer, dormir y hábitos de ejercicio juegan un papel en cómo se siente y en su capacidad para manejar el estrés. Nutritiva físicamente, emocionalmente y espiritualmente ayuda a sentirse más alerta y tranquilo y capaz de hacer frente a los problemas que puedan surgir. Yoga y otras terapias de movimiento y la meditación reduce la ansiedad. También puede aumentar la energía, la concentración y una sensación de bienestar.
6. Trate de desarrollar una vida bien equilibrada con el tiempo suficiente para el trabajo, familia, amigos y actividades de ocio. Puede parecer fácil al principio para escapar de la OCD, centrándose exclusivamente en un área, como el trabajo, o un hobby. Eventualmente, sin embargo, esta estrategia de afrontamiento puede no funcionar y usted tendrá que desarrollar otros aspectos de su vida. Es importante mantenerse en contacto con todas las facetas de nuestras vidas, tales como escuela, trabajo o actividades de voluntariado, la familia y amigos, y aficiones. En la recuperación, la inversión de energía en varias áreas le ayudará a desarrollar un estilo de vida más equilibrada y satisfactoria, que le ayudará a evitar las recaídas.
7. Obtener el tratamiento de seguimiento. Continuando con el tratamiento, incluso cuando los síntomas han mejorado, puede ayudar a mantener las ganancias y evitar una recaída. Dependiendo de sus necesidades, usted también puede beneficiarse de la persona, grupo o la terapia familiar, o un grupo de apoyo.
8. Plan para su tiempo y su futuro. La luchas de TOC pueden consumir su tiempo y distraer de pensar en su future.When mejorar los síntomas, puede ser difícil saber qué hacer con el tiempo que de pronto a su disposición. Las posibilidades que puede parecer interminable y tal vez abrumadora.

La construcción de una vida que no es absorbida por el TOC depende de la participación en actividades que le interesan a usted y le ayudará a mantener los logros que ha hecho. Algunas personas pueden continuar donde lo dejaron, y volver al trabajo, estudios u otros intereses que se dejaron de lado por la enfermedad. Para otros, la elección puede ser más difícil. En algunos casos, recurrir a los servicios de un terapeuta ocupacional o un consejero profesional puede ayudar a reducir las posibilidades y tomar decisiones que le permiten mirar con interés los próximos días.
9. Prepárese para retrocesos. Si se siguen practicando las habilidades aprendidas en la terapia, y sigue los pasos en los puntos anteriores, OCD, probablemente no hacerse con el control de sus pensamientos y acciones de nuevo. Sin embargo, con este trastorno, la posibilidad de recaída siempre está ahí. Si usted se siente como si el TOC está empezando a hacerse cargo de su vida de nuevo, tomar medidas. Tenga un plan para la intervención temprana. Consulte con su médico o terapeuta. Un ajuste de la medicación, o volver a examinar algunas de las estrategias de comportamiento aprendido en la terapia, puede evitar una recaída total.

Relación con la pareja o cónyuge

El TOC puede afectar su relación con la pareja o cónyuge. Durante la etapa de la enfermedad cuando los síntomas son moderados o graves, puede ser difícil de ser de apoyo e íntima con su pareja. Con el tiempo, esto puede conducir a la distancia e incluso hostilidad en la relación. Se necesita tiempo y trabajo para reconstruir lo que pudo haberse perdido durante la peor etapa de la enfermedad, y mientras la persona afectada estaba en tratamiento.

La terapia de pareja con un terapeuta matrimonial / pareja que sabe sobre el TOC puede ser muy útil. El terapeuta dispuesto a aprender sobre el TOC también pueden ser muy eficaces. Es posible que necesite que alguien le ayude hablar de los problemas en la relación constructiva, en lugar de rabia. Un buen terapeuta puede abrir la comunicación y ayudar a las parejas redescubrir lo que los unió en el primer lugar. El TOC es una enfermedad que debe ser administrado durante la vida de una persona. Afecta a las actividades de las personas y objetivos. Parejas necesita lamentar la pérdida de lo que imaginaba su relación sería. Ellos pueden necesitar una nueva visión de cómo van a avanzar juntos.
Relación con los niños

el TOC realmente pueden afectar sus relaciones personales. TOC puede afectar su capacidad de actuar como un padre. Cosas de rutina, tales como cambiar pañales, preparar las comidas o pasar tiempo con sus hijos podría llegar a ser muy difícil. Usted puede ser aislado de la red social de sus hijos y la necesidad de volver a conectar con el personal de la escuela, actividades extracurriculares y los vecinos. ¿Cuál es, en todo caso, qué dices a la gente? Su papel como padre puede ser difícil reajustar a cuando se está recuperando de una enfermedad. Hablar con un terapeuta puede ayudar a manejar la ansiedad que pueda surgir.

CÓMO SUPERAR PENSAMIENTOS OBSESIVOS



imagen:fonditos.com
Paso 1: Renombrar: Cuando surja un pensamiento obsesivo, reconozca que está causado por un problema en su cerebro. Es algo similar a lo que le sucede a una persona con un tic. Un pensamiento puede emerger a veces en la mente sin ninguna base real.

Cuando se le ocurran estos pensamientos producidos de forma biológica, intente renombrarlos como obsesiones.

Paso 2: Reatribuir: Este paso normalmente se realiza al mismo tiempo que el primero. No tiene que actuar para remediar esos pensamientos. Se trata de falsos mensajes emitidos por la mente que son generados por un problema médico. Intentar que desaparezcan sólo incrementará su ansiedad y estrés. Si actúa para solventar la necesidad, logrará sentir un alivio momentáneo, pero por otro lado reforzará la respuesta engañosa, con lo cual la próxima vez que ocurra la obsesión, la necesidad será más impetuosa. Si se niega a actuar para remediar la necesidad, conseguirá cambiar la forma de funcionar su mente y hará que el sentimiento desagradable sea más débil la próxima vez.

Paso 3: Reenfocar: Este proceso consiste en desviar su atención hacia algo distinto, aunque sólo sea durante breves minutos, para retrasar la respuesta a las necesidades generadas por sus obsesiones. Mientras dura este período, encuentre algo constructivo y placentero en que centrar su atención, algo que no esté relacionado con su obsesión. Lo importante es que jamás intente remediar una obsesión sin dejar que transcurra cierto tiempo. Cuanto más espere, más se reducirá la intensidad de su obsesión.

Cuando una necesidad se vuelve tan imperiosa que es imposible no sucumbir a actuar, sea condescendiente consigo mismo.

Paso 4: reevaluar: Con el tiempo aprenderá a poner menos hincapié en los pensamientos obsesivos o en las necesidades que sienta. Por anticipar se entiende que usted debe estar preparado para hacer frente a los pensamientos y a las necesidades obsesivas porque comprende que han sido provocadas por un funcionamiento engañoso del cerebro.

En cuanto a aceptar se refiere al desarrollo de una actitud serena frente a sus obsesiones.

De un modo parecido, usted puede llegar a aceptar que ésta es su forma de ser; así como alguna gente tiene asma u otros problemas biológicos, usted tiene un cerebro que a veces funciona de forma indebida y genera obsesiones.

Tu eres lo mas importante en la vida (valorate)


fuente:juan-leonardo
imagen:fonditos.com

El pensamiento positivo

Son muchos los autores que han escrito sobre la importancia del pensamiento positivo en orden a la búsqueda de la propia felicidad personal. En última instancia, nadie tiene el poder de conocerte tan bien como tú te conoces a ti mismo por esta razón debes valorar todas tus cualidades, capacidades y virtudes sin poner tu verdadero valor en aquello que otra persona opina de ti ya que entonces estás poniendo la causa de tu bienestar en algo extrínseco a ti mismo. Darte el valor que tienes no es un acto de egoísmo sino una actitud de autoestima. Querer mucho a los demás es recomendable, del mismo modo, también es aconsejable que te quieras mucho y bien a ti.

La vida te brinda la oportunidad de aprender cada día de tu propia experiencia y también de los demás que en muchas ocasiones nos enseñan con su ejemplo a través de la amistad, la generosidad, la confianza… Descubrir el poder del pensamiento positivo es una oportunidad para contemplar la realidad desde una perspectiva más esperanzadora y creativa que amplía horizontes en lugar de limitarte como sucede cuando te dejas mover por el miedo. Una emoción que por sí misma si no se domina tiende a paralizar y a que el sujeto evite la acción. Sin embargo, la vida humana es práctica no teórica: la esencia del propio vivir no se descubre en el marco del pensamiento. Por tanto, ármate de valentía y quiérete ya que eres un ser único e irrepetible en todo el universo. No existe nadie igual a ti. Por tanto, espero que seas feliz.

Uno de los ingredientes que define al ser humano es el pensamiento que precede a la acción. De hecho, es recomendable reflexionar anteriormente determinados hechos o palabras para actuar con prudencia. Es decir, conviene deliberar y razonar para no actuar movidos por puro impulso. Del mismo modo, es conveniente que exista una coherencia entre el pensamiento y la acción para realizar una existencia realmente auténtica que brota desde la sinceridad interior. Los hechos que no van en sintonía con las palabras tienden a mostrar que existe cierto grado de incoherencia en el sujeto.

La felicidad es incompatible con el camino de la apariencia que en ocasiones persiguen algunas personas. Conviene que te hagas la siguiente pregunta: “¿Para qué mostrarme como no soy pudiendo gustar a los demás tal y como soy?”. En definitiva, ¿por qué no destinar tu energía a potenciar y reforzar tu propio modo de ser? Es imposible agradar a todo el mundo, sin embargo, está claro que seas como seas siempre habrá alguna persona que estará encantada de ser tu amiga y tendrá ganas de conocerte.

Las relaciones personales influyen de manera directa en el propio bienestar interior: el ser humano es social por naturaleza, es decir, necesita compartir su propio mundo con otros que reconozcan su existencia. Es decir, necesitamos ser protagonistas de la vida de otras personas porque el reconocimiento es tan necesario como el amor para ser feliz. La familia es uno de los mayores bienes que tiene un ser humano ya que por encima de la importancia del desarrollo de la faceta profesional está el ámbito personal de un ser humano que se muestra en la calidad de las relaciones interpersonales.

fuente:http://artigoo.com/tu-eres-lo-mas-importante-en-la-vida-valorate

Tecnica de derreflexion con exito en mi caso


http://www.webtoc.org/foro/index.php?topic=1270.new#new
fuente:Humanizando.webtoc
Buenas quiero compartir con ustedes una de las técnicas que me ha dado resultado contra el toc, primero decirles que esto me ha llevado mucho tiempo para poder auto-aplicarme la técnica y ha dado resultados una vez que me convencí que funciona por que he tardado mucho tiempo dudando de su eficacia, pero lo he logrado con constancia y dedicación, la técnica de la derreflexion que se usa en Logoterapia tiene como objetivo "quitar la atención al toc y busca que cambiemos el foco de atención hacia cosas mas importantes" , esto no es tan sencillo de conseguir pero con constancia se consigue, la derreflexion nos impulsa a que seamos nosotros mismos frente al toc, nos enseña a pasarnos por encima, nos desprograma, podemos hacer uso del sentido del humor para cambiar el foco, tenemos que de alguna manera quitar el respeto que le tenemos al toc, y una de esas formas de conseguirlo es cambiar el foco de atención.

Bien para no generar confusión me aplique a mi mismo esta tecnica, de la siguiente manera:

1 - Identificación de las cavilaciones: Cuando estoy siendo atacado por mis ideas y cavilaciones obsesivas, me digo a mi mismo "Estas ideas y pensamientos no son mías, son del toc y provocadas por el mismo toc, entonces no tienen fundamento alguno". Un día después de tanto intentarlo, me dije a mi mismo convencido, es verdad estas ideas no son mías, van en contra de mis valores, de mis creencias, por que tengo que sostener cosas que no son ciertas, y comencé automáticamente a distanciarme de ellas y a sentirme mejor. El cambio que me produjo saber que esos pensamientos no me pertenecían fue el punta pie inicial de mi recuperación. Es una forma de parar con este mecanismo obsesivo, “Yo no soy esto, es el toc quien me dice estas cosas” “Yo no me comportaria asi, es el toc quien me esta haciendo creer que soy de esta forma” “No fui yo quien hablo mal, sino es el TOC que me hizo creer esto” Esto aunque paresca una tontera es fundamental una vez que se logra identificar las cavilaciones y se logra cambiar los pensamientos es cuando comienza el alivio.

2 – Enfrentarse humorísticamente a las ideas obsesivas: Es fundamental que para distanciarnos tratemos de reírnos de eso que tanto nos produce temor, una vez que logremos reírnos, el toc deja de influenciar en nuestro estado de animo bajando su intensidad , para poder vencer eso que tememos tenemos que enfrentarlo, y para ello el humor es una herramienta de oro que tenemos, nuestro afán de perfección o de querer tener todo bajo control es lo que nos lleva a sentirnos justamente como no deseamos, eso que tanto tememos hace que se presente el temor por si solo, para romper el circulo vicioso que se genera debemos usar el humor para ridiculizar nuestros miedos, y así quitar el respeto que le hemos otorgado. Reirnos de nosotros mismos puede resultar una terapia saludable.

Para ejemplificar esto, tomare un ejemplo de uno de los libros de Víctor frankl que cita el caso de un hombre casado que padeció por mas de 20 años de una ideas compulsivas principalmente del temor de volverse homosexual, su obsesión principal era que “Temía tocarle el pene de algún hombre que se encuentre en su cercanía de forma involuntaria, y que este hecho lo impida presentarse nuevamente en sociedad” este hecho lo sabia solo su esposa, y fue una tortura durante mas de 20 años impidiéndole viajar de vacaciones durante todo su matrimonio, recibió atención terapéutica y fue venciendo una a una todas sus cavilaciones, el detalle principal del caso fue el consejo que recibió de víctor frankl para vencer sus cavilaciones “Tendría que aprovechar cada situación que se le presentara para tocarle el pene a quien se le cruce y demostrarle de una buena vez a todo el mundo lo cuan homosexual podía volverse, además que debía tratar de hacerlo con tal convicción que definitivamente quede anulado por la sociedad” Cuando escucho este consejo el paciente se hecho a reír por primera vez de sus miedos en toda su vida. Y no tardo en aplicarse la técnica, entonces relata que decidió viajar con su esposa y se propuso como único objetivo “tocarle el pene a quien se le cruzara como le había indicado el doctor frankl y aprovecharía que lo hacía en avión como para no tener escapatoria y asi para demostrarle a todo el mundo de una buena vez lo tan homosexual que el era” relata que desde el mismo momento que se propuso padecer eso que tanto temía comenzó a reírse, y que no paraba de reírse de cómo pudo temer semejante estupidez en su cabeza, relata en su historia clinica que “simplemente ya no me pasaba, lo deseaba y no paraba de reírme todo lo que me molestaba desapareció como por arte de magia”, el viaje fue un sin fin de experiencias maravillosas, al tiempo el paciente relató que se siente totalmente satisfecho con su sexualidad y que todo había vuelto a la normalidad.

No dejen de visitar a profesionales de la salud, nada mejor que un guia profesional para que nos ayude a salir de esto, este mensaje intenta dar una esperanza de que se puede salir del toc, yo he salido me ha costado muchísimo pero siento que lo he logrado y no he vuelto a tener recaídas, me hice tratar con un psiquiatra que seguía la logoterapia como línea psicológica, y lo que expongo aquí han sido el eje principal de mi recuperación espero les sirva de ayuda lo comentado

Un saludo cordial al foro.
Humanizando.

observar al pensador


http://www.psicologia-online.com/foros/viewtopic.php?f=4&t=46932
FRAGMENTO DEL LIBRO "EL PODER DEL AHORA"


En fin, como dije, yo no soy una persona de fácil creencia, que deposite esperanzas en placebos ni charlatanerias. Pero cuando algo es verdad, resuena a verdad. Aunque no sea absoluta, algo me dice que por aquí se va bien encaminado. Estamos hartos de oir al psicólogo que no juzguemos nuestras emociones, nuestra ansiedad, y tampoco nuestros pensamientos obsesivos-negativos. Esto es lo mismo, pero mas aclarador. Espero que os sirva.


¿A qué te refieres con lo de "observar al pensador"?

Cuando una persona va al médico y dice: "oigo una voz dentro de mi cabeza", es probable que le envíen al psiquiatra. Lo cierto es que de un modo muy similar, prácticamente todo el mundo oye continuamente una voz; o varias, en su cabeza: son los procesos de pensamiento involnutario que no sabes que puedes deterner. Monólogos o diálogos continuos.

Es probable que yendo por la calle te hayas encontrado con personas "locas" que hablan sin parar o se susurran cosas a sí mismas. Eso es muy diferente a lo que tú y todas las demás personas "normales" hacéis, excepto que no lo decís en voz alta. La voz comenta, especula, juzga, compara, se queja; hay cosas que le gustan, que le disgustan, y así sucesivamente. Lo que dice la voz no tiene por qué ser relevante en la situación en que te encuentras en ese momento; puede estar reviviendo el pasado reciente o lejano, ensayando algo o imaginándose posibles situaciones futuras. En ese caso a menudo se imagina que las cosas van a acabar mal, se imagina resultados negativos; a esto se le llama preocupación. A veces, a esta banda sonora le acompañan imágenes visuales o "películas mentales". Y aunque la voz diga cosas relevantes para la situación actual, las interpreta en función del pasado. Esto se debe a que la voz es parte de tu mente condicionada, que es el resultado de tu pasado personal y del contexto mental colectivo que has heredado. De este modo, ves y juzgas el presente con los ojos del pasado, por lo que tu punto de vista está totalmente distorsionado. Es bastante habitual que su propia voz interna sea el peor enemigo de la persona. Muchos viven con un torturador en su cabeza que les ataca y les castiga, agotando su energia vital. Ese parloteo constante causa una enorme cantidad de dolor e infelicidad, y también enfermedades.
Pero hay buenas nuevas: puedes liberarte de tu mente, que es la única y verdadera liberaación. Y puedes dar el primer paso ahora mismo. Empieza por escuchar tan frecuentemente como puedas la voz que habla dentro de tu cabeza. Presta una atención especial a cualquier patrón de pensamiento repetitivo, a esos viejos discos de gramófono que pueden haber estado dando veltas en tu cabeza durante años. Esto es lo que llamo "observar al pensador", que es otra manera de decir: escucha la voz dentro de tu cabeza, manténte allí como presencia que la atestigua.
Cuando escuches la voz, escúchala imparcialmente. Es decir, no juzgues. No juzgues ni condendes lo que oyes porque eso significaría que la misma voz ha vuelto a entrar por la puerta de atrás. Pronto te darás cuenta de esto: LA VOZ ESTA ALLÍ y YO ESTOY AQUÍ, observándola. Esta comprensión YO SOY; esta sensación de tu propia presencia, no es un pensamiento. Surge más allá de la mente.

Así cuando escuchas un pensamineto, no sólo eres consciente del pensamiento, sino tambien de ti mismo como testigo de ese pensamiento. Ha hecho su aparición una nueva dimension de conciencia.
Cuando escuchas el pensamiento, sientes como si hubiera una presencia consciente -tu yo profundo- por debajo o detrás de él. De este modo el pensamiento pierde su poder sobre ti y se disuelve rápidamente, porque ya no energetizas tu mente mediante la identificaciñon con ella. Es el principio del fin del pensamiento compulsivo e involuntario.

detencion del pensamiento


http://www.fobiasocial.net/parar-los-pensamientos-negativos-7196/
fuente:aranchita
PARAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
Técnica de detención del pensamiento o parada de pensamiento


que consiste en que cuando aparezcan los pensamientos no deseados y después de experimentarlos durante un breve periodo de tiempo, detenerlos, cortarlos.. Se utilizan varios procedimientos para interrumpir los pensamientos desagradables: la orden de

"basta ya ", tirar de una goma elástica puesta en la muñeca etc
El éxito de la técnica está asegurado por 3 razones:
1º. La orden de "stop o basta ya " sirve de castigo y según los principios del condicionamiento operante la conducta que es sistemáticamente castigada tiende a desaparecer.
2º. La orden de "BASTA YA” sirve como distractor que resulta incompatible con los pensamientos inadecuados.
3º. La detención del pensamiento constituye una respuesta positiva que se sigue con pensamientos sustitutivos de tranquilidad, relajación, afirmaciones de autoaceptación, que en definitiva son recompensas

REGISTROS
1-Determinar cuáles son los pensamientos obsesivos y/o fóbicos.
Haga introspección de cuáles son los pensamientos que se repiten de forma habitual y que al mismo tiempo le proporcionan mayor malestar o los percibe como desagradables.
1- "Estoy muy inseguro de mi mismo".
2- "Tiendo a abandonarme".
3- "Mi dolor es tan intenso que yo no puedo soportarlo".
4- "Mi cólera domina mi conducta, no puedo controlarla".
5- "Mis sentimientos me arrollan no puedo con ellos".
6- "El/Ella es muy agraciado y muy bueno o muy desgraciado o malo".
7- "Cuando sea desbordado, yo debo de escapar (p.e en el suicidio)".
2- -Me va a dar algo
3- Me va a dar un infarto
4- Voy a volverme loco

2-CORTAR CON LO NEGATIVO (Interrupción del pensamiento)
3-BUSCAR PENSAMIENTOS ALTERNATIVOS (Sustitución del pensamiento)
En la última fase tiene que preparar varias frases alternativas a los pensamientos obsesivos o fóbicos. Por ejemplo, si el pensamiento obsesivo es el "miedo a envejecer" puede utilizar la frase "El envejecimiento es un proceso normal de la evolución del ser humano"; si está preocupado porque "cree que le van a robar", la frase alternativa puede ser "tengo todas mis pertenencias bajo control"; si piensa de forma injustificada

que "su pareja le engaña", use la frase "no tengo evidencias de que lo haya hecho alguna vez y me ha demostrado muchas veces que me ama".
Para cada tipo de pensamiento debe preparar varias frases, pues una sola va perdiendo efecto a medida en que se repita.
Una vez tenga las frases alternativas al pensamiento obsesivo cada vez que surja el pensamiento obsesivo o fóbico oblíguese a pensar en la afirmación positiva.
Aprender a detener un pensamiento lleva tiempo. Los pensamientos suelen ser resistentes a desaparecer por lo que continuamente tendrá que interrumpirlo. La mayor complicación para su detención es cuando comienzan porque nos cogen de sorpresa y tardamos tiempo en determinar qué es lo que nos está ocurriendo. Por eso, en el momento en que aparecen es cuando debemos interrumpirlos y volver de nuevo a interrumpirlos y al tiempo concentrarnos en las frase positivas que hayamos preparado.
Generalmente, los pensamientos obsesivos o fóbicos aparecerán cada vez con menor frecuencia cuando hayamos avanzado en el entrenamiento y, posiblemente dejarán de constituir un problema o al menos se podrá aliviar la ansiedad que conllevan.

La meditación reduce la aparición de pensamientos obsesivos



http://noespocacosa.wordpress.com/2008/09/03/la-meditacion-reduce-la-aparicion-de-pensamientos-obsesivos/
La meditación reduce la aparición de pensamientos obsesivos



Un estudio publicado hoy de la Universidad de Emory sugiere que la práctica regular de la meditación reduce los pensamientos recurrentes y obsesivos que se dan en muchos trastornos psicológicos como el déficit de atención, hiperactividad, ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y depresión.



Giuseppe Pagnoni, profesor asistente de psiquiatría y ciencias del comportamiento de la Universidad de Emory y colaboradores escogieron a dos grupos de sujetos, un grupo de meditadores experimentados con más de 3 años de práctica diaria de meditación, y otro grupo sin ninguna experiencia previa en meditación. El estudio consistió en someter a ambos grupos a pruebas de resonancia magnética funcional (fMRI) mientras meditaban con el objeto de examinar los cambios en el flujo sanguíneo del cerebro cuando los sujetos eran interrumpidos por un estímulo que imita la aparición de pensamientos espontáneos.



Mientras sus cerebros estaban siendo escaneados se les pidió a los sujetos que se concentraran en su respiración. Cada cierto tiempo se les solicitaba a los sujetos que distinguieran una palabra real de una palabra sin sentido escritas en la pantalla de una computadora y luego se les pedía que abandonaran esta tarea y se enfocaran de nuevo en su respiración. El estudio mostró que los meditadores experimentados regresaron más rápido a su estado mental anterior a la interrupción.



Los científicos encontraron que las diferencias entre la actividad cerebral de los meditadores experimentados y los novatos después de la interrupción se ven reflejadas en áreas del cerebro que se activan normalmente con la ocurrencia de pensamientos espontáneos y cuando la mente se distrae o se pone a divagar durante las horas en que uno está despierto.



Luego de la interrupción los meditadores experimentados fueron capaces de volver más rápidamente que los novatos al estado previo antes de la interrupción, lo que sugiere que la práctica regular de la meditación puede mejorar la capacidad de limitar los pensamientos recurrentes y obsesivos que acompañan a muchos trastornos psicológicos.

Liberarse de los pensamientos obsesivos


Liberarse de los pensamientos obsesivos
http://www.senderoespiritual.com/liberarse-de-los-pensamientos-obsesivos/

“Ojalá no lo hubiera dicho”, “¿Qué hubiese pasado si…?”
“¿Y si les sucede algo?”…
Siempre tenemos motivos para preocuparnmos, pero la búsqueda incesante de seguridad puede convertirse en obsesión.
El círculo se romperá si actuamos; porque la vida no está hecha de certezas sino de experiencias.
Algunas veces estas preocupaciones ocupan tanto espacio en nuestra vida que impioden que nos concentremos en el trabajo o en cualquier otra actividad; nos quitan el sueño, las ganas de salir y acaban instalándose en nuestra vida cotidiana como algo que, de forma irremediable, nos acompaña todo el tiempo.
Una forma común de obsesionarse es repasar una y otra vez las conversaciones y las situaciones que hemos vivido, preguntándonos qué hubiera sucedido si hubiéramos actuado de otra manera, si hubiéramos pronunciado otras palabras.
Tambiéb solemos anticipar situaciones o conversaciones del futuro próximo que nos resultan problemáticas y que no podemos dejar de recrear en nuestra imaginación.

LAS TRAMPAS DE LA MENTE :
Todas estas situaciones nos llenan de desasosiego, esa sensación tan desagradable de no tener ningún control sobre lo que nos acontece. ¿Y qué hacemos ante esto? debemos buscar la manera de sentirnos seguros.

COMO RECUPERAR LA PAZ MENTAL:
ENFRENTARSE A LOS MIEDOS:
Cada vez que, por ejemplo, evitamos tomar una decisión por miedo a equivocarnos, estamos confirmando nuestra incapacidad para afrontar este tipo de situaciones, el miedo crece y cada vez resulta más difícil inclinarse por una opción. Evitar los miedos, ya que nos debilita, y superarlos en la próxima ocasión en que se presenten resultará mucho más difícil. Es mejor actuar.

MEDIA HORA DE LA PEOR FANTASÍA:
El miedo aparece de forma involuntaria, espontánea, sin que lo llamemos. Si aplicamos la lógica de forma inversa, es decir, intentando producir miedo voluntariamente, conseguiremos bloquearlo. Esta prescripción se utiliza sólo en algunos tipos de obsesiones y consigue resultados especialmente positivos.

DIARIO DE LAS PREOCUPACIONES:
Cada día a la misma hora, nunca después de cenar ni a primera hora de la mañana, podemos escribir durante 20 minutos o media hora todas nuestras preocupaciones, sobre uno mismo y el resto de circunstancias de la vida. Esto permite que las preocupaciones nunca nos desborden, ya que lo que hasta ese momento ha sido un elemento intruso, invalidante e involuntario se convierte en voluntario.

UN PEQUEÑO DESCONTROL:
Si sentimos la necesidad de que todo esté en un orden perfecto
y predifinido para sentirnos tranquilos, podemos introducir un pequeño desorden, una mínima variación. Esto nos permitira la flexibilidad necesaria para convivir con un entorno siempre cambiante. Los seres fumanos requerimos pequeños descontroles para apreciar mejor el control de nuestro entorno.

VENCER SIN COMBATIR:
Podemos aprender a llevar nuestras obsesiones como una sombra.
No obstante, esta estratagema requiere de la máxima atención para no volver la cabeza hacia los pensamientos obsesivos que suponen una tortura. La dificultad radica precisamente en mantener una actitud observadora ante las ideas que nos asaltan, sin intervenir ni combatir, de forma similar a la meditación.

MIGUEL HERRADOR – Terapéuta.

¿Desaparece el TOC?



APRENDER A VIVIR CON EL TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO
¿Desaparece el TOC?

La mayoría de las personas con TOC tienen altibajos.Si espera que, una vez desaparecidos los síntomas obsesivo-compulsivos, ya no reaparezcan, posiblemente se sienta decepcionado. Hay personas que sufren un episodio y después no vuelven a manifestar los síntomas durante el resto de su vida. Con todo, lo mejor es estar preparado para la aparición de los síntomas en momentos de estrés o de cambio, y ayudar a que la persona afectada también lo prevea.
Son varios los factores que pueden influir en los altibajos del TOC. El más común es el estrés, que puede aflorar en muchas situaciones, incluso en momentos felices o positivos. Las personas con TOC suelen comentar que no les gustan los cambios y que éstos les resultan difíciles. Por ahora no existe una “cura” garantizada para el TOC. Existen formas eficaces de tratamiento que pueden ayudar a llevar una “vida normal”.Como familiar, usted puede aprender a prever y a reaccionar ante esos altibajos.
Tratamiento
Los especialistas coinciden en que lo mejor es un tratamiento combinado que incluya medicación, terapia de conducta y formación y apoyo a los familiares. Son varios los medicamentos que tienen un efecto beneficioso en las personas con TOC, como la clomipramina, fluvoxamina, sertralina, fluoxetina y paroxetina. Todos ellos producen cambios en el sistema cerebral de la serotonina. Algunos también se comercializan como antidepresivos, lo cual es positivo, pues muchas personas con TOC presentan además síntomas de depresión, entre otros, pérdida de interés y energía, dificultad para concentrarse y dormir, incluso ideas suicidas. No siempre está claro si estos síntomas son secundarios al TOC; es decir, si la depresión se produce como respuesta a la necesidad de convivir con el TOC, o si se trata de una enfermedad diferente (depresión primaria).
Afortunadamente, los medicamentos que se prescriben tratan tanto los síntomas obsesivo-compulsivos como los depresivos. Es importante que tanto las personas con TOC como sus familiares sepan que los medicamentos por sí solos no siempre eliminan todos los síntomas. Combinar la medicación con otras modalidades de tratamiento ayuda a un mejor control de los síntomas. Hasta la fecha, en 15la mayoría de los casos parece ser que los medicamentos están pensados sólo para controlar, y no para “curar”, los síntomas. De nuevo, contrariamente a la creencia popular, los medicamentos por sí mismos rara vez eliminan por completo los síntomas del TOC. Cuando son eficaces, la mayoría de las personas con TOC aseguran que les ayudan a olvidarse de las preocupaciones y resistirse a las compulsiones con más facilidad. Por tanto, la persona con TOC tiene que esforzarse algo para controlar los síntomas, pero la medicación puede contribuir a facilitar el proceso.
Cuando se deja de tomar ésta, los síntomas pueden reaparecer en unas semanas, y la persona afectada tiene más dificultades para resistirse a las compulsiones. La adición de otras formas de tratamiento, especialmente la terapia de conducta, permite albergar la esperanza de reducir o interrumpir la medicación a largo plazo. La terapia de conducta es más eficaz que la terapia psicodinámica tradicional. A diferencia de la psicoterapia, que suele hurgar en el pasado para encontrar las “raíces” del problema, la terapia de conducta adopta una perspectiva práctica (soluciones “aquí y ahora”) para eliminar las conductas no deseadas. Se recomienda elaborar, en primer lugar, una jerarquía o lista de las situaciones, objetos (desencadenantes externos) y pensamientos, imágenes e impulsos (desencadenantes internos) temidos/evitados que producen angustia. Cada uno de estos factores se puntúa según una escala del 0 al 100 en función del grado de angustia que producen (lo que se llama unidades subjetivas de angustia: USA).
La principal técnica de tratamiento de la conducta es la de “exposición y prevención de la respuesta”. Para eliminar los síntomas, la persona con TOC tiene que exponerse a las situaciones temidas o evitadas. Lo mejor es una exposición gradual, empezando por los factores que hayan obtenido una menor puntuación USA. 16A continuación, hay que animar a esa persona para que consiga resistirse a las compulsiones que siente necesidad de llevar a cabo por temor a las consecuencias o a una mayor ansiedad. Esta parte es la llamada prevención de la respuesta. A medida que se practica la exposición y la prevención de la respuesta, la persona afectada se da cuenta de que “no ocurre nada malo” cuando opone resistencia a los rituales. Al principio siente ansiedad por un miedo irracional a que se produzca una catástrofe. Con el tiempo, es capaz de decirse a sí misma: “Bien, sólo me he lavado una vez y no me ha pasado nada malo”. Si, cuando no hace caso a las compulsiones, tiene la sensación de que le falta algo o de “no encontrarse bien”, la exposición a situaciones “desencadenantes” y la resistencia a los rituales consigue también que ese malestar disminuya con el tiempo. La exposición y la prevención de la respuesta suelen provocar un aumento inicial de la ansiedad; no obstante, a medida que se opone resistencia a las compulsiones, con el tiempo e insistencia se produce una disminución apreciable del malestar y una mayor capacidad para resistirse a los rituales. No desespere: con la repetición y con prolongados períodos de práctica, la ansiedad se reduce. Es lo que se llama habituación. La terapia de conducta exige mucha práctica y paciencia, además de una intensa motivación para tolerar niveles crecientes de ansiedad. La exposición y la prevención de respuesta pueden entenderse mejor con el símil del ejercicio físico. Cuando una persona empieza a correr, por ejemplo, lo hace a un ritmo lento y recorre poca distancia. A medida que va adquiriendo fuerza y resistencia, podrá cubrir mayores distancias a un ritmo más rápido. Los dolores musculares que sufre al correr se interpretan como signos de un buen uso de zonas hasta entonces poco entrenadas. Del mismo modo, cuando se empieza la 17terapia de conducta, el aumento inicial de la ansiedad suele achacarse a la posibilidad “de estar haciendo algo mal, porque se supone que tenía que hacerme sentir mejor”, en lugar de “esta ansiedad es una buena señal de que me estoy enfrentando a cosas que me angustian, por lo que es normal que al principio me sienta peor”.
Muy a menudo se abandona la terapia de conducta como consecuencia de ese aumento inicial de la ansiedad, olvidando que el proceso de habituación exige su tiempo. Comparado con el tiempo que una persona lleva padeciendo los síntomas del TOC, el uso continuado de la exposición y la prevención de respuesta permite reducir la angustia y las compulsiones con bastante rapidez. Con todo, la mayoría de las personas esperan, de forma poco realista, que sus problemas desaparezcan con más rapidez. Incluso después de haber dejado de actuar compulsivamente, esas preocupaciones permanecerán porque las conductas cambian antes que los pensamientos y los sentimientos. Entender todo esto le ayudará a ser, como persona de apoyo, un mejor entrenador. La intervención de la familia es un importante complemento de la medicación y la terapia de conducta. El grupo de apoyo psicoeducativo multifamiliar ha demostrado ser una estrategia eficaz. Dicho grupo está formado por familiares y personas con TOC que se reúnen para aprender sobre el trastorno, sus efectos en la familia y las estrategias para afrontarlo. Calvocoressi y sus colegas observaron que el 88 % de los familiares encuestados participaban de alguna forma en los síntomas del TOC. En ese estudio se correlacionó significativamente la mayor contribución familiar a los síntomas con disfunción familiar y actitudes negativas hacia la persona con TOC. Esas actitudes posiblemente sirvan para mantener la intensidad de los síntomas obsesivo-compulsivos, por lo que una intervención 18adecuada de los familiares puede ayudar a abordar esos problemas, y facilitar la recuperación. Los grupos de apoyo psicoeducativos multifamiliares son singulares porque brindan la oportunidad poco habitual a todas las personas afectadas de sentirse menos aisladas y raras. Se trata de un proceso capacitador basado en el aprendizaje sobre el TOC, el intercambio de experiencias similares y el análisis de formas diferentes de resolver los problemas. Usted se sentirá aliviado al saber que hay otras personas que luchan contra los mismos miedos, preocupaciones, preguntas y conflictos relacionados con el TOC.
Los grupos de apoyo psicoeducativos multifamiliares pueden estar dirigidos por profesionales o basarse en principios de autoayuda. Si está usted a punto de formar un grupo como ese por su cuenta, es recomendable que consulte con profesionales para obtener información médica adecuada. Además, las familias pueden aprender por sí solas viendo cintas de vídeo y leyendo publicaciones. Otro enfoque multifamiliar que incorpora a familiares y otras personas de apoyo es el tratamiento de conducta multifamiliar (TCMF). Consta de 6-7 familias e incluye a la persona con TOC. Se celebra una reunión privada con cada unidad familiar en dos ocasiones antes de que el grupo empiece a funcionar. Cada sesión dura una hora y media, y tiene como finalidad recabar información y describir con detalle el TCMF. Posteriormente se celebran 12 sesiones multifamiliares semanales de dos horas cada una, sesiones semanales multifamiliares y sesiones de revisión semestrales. Durante las 12 sesiones semanales, se ofrece psicoeducación sobre el TOC, así como terapia de conducta activa. El tratamiento se diseña después de la terapia de conducta individual, y consiste 19en la exposición directa y la prevención de respuesta, con deberes para casa y ejercicios de autocontrol entre las sucesivas sesiones. Además, las familias observan los ejercicios de exposición y de prevención de respuesta, comparten las experiencias y estrategias de resolución de problemas con otras familias, y aprenden a negociar acuerdos sobre la mejor forma de responder a las demandas del TOC. Dichos acuerdos se llaman contratos de conducta familiares. El objetivo principal del contrato de conducta consiste en conseguir la colaboración de los familiares para el diseño de planes específicos sobre la forma de controlar los síntomas obsesivo-compulsivos desde el punto de vista de la conducta. Esa colaboración reduce los conflictos y mantiene la unidad familiar. Con una mejor comunicación y una mayor comprensión de los puntos de vista de los demás, es más fácil que los familiares ayuden a la persona a controlar sus síntomas obsesivo-compulsivos, en lugar de posibilitarlos. La experiencia ha demostrado que la terapia de conducta familiar más eficaz se basa en las negociaciones entabladas por los familiares y las personas con TOC en torno a esos “contratos”. Algunas familias pueden hacerlo por sí solas, pero la mayoría necesitan orientación e instrucción profesionales. La idea que subyace al contrato familiar es que la persona con TOC y las personas de apoyo acuerden unos objetivos realistas.
El proceso en sí mismo tranquiliza y reafirma a la persona con TOC. El mensaje de la familia es el siguiente: “Sabemos que algo va mal, y colaboraremos entre todos para que mejore". Por ejemplo, la persona con TOC puede elegir la acción compulsiva de clasificar y lavar un montón de ropa “contaminada” como objetivo que debe evitar. A continuación, comenta directamente con sus familiares cómo pueden ayudarla: 1) acompañándole 20mientras realiza la tarea, 2) acordando que los familiares sólo le tranquilizarán una vez diciéndole que, en realidad, la ropa no está contaminada, o 3) dándole algún tipo de compensación una vez alcanzado el objetivo (cenar fuera, muchos elogios) como refuerzo positivo. Un ejemplo de cómo funcionan los contratos de conducta familiares es el caso de un hombre de 35 años con compulsión acumulativa. Guardaba ropa de su adolescencia que no se había puesto en 20 años. Primero fue su armario el que llenó hasta arriba, pero luego empezó a llenar de cosas su dormitorio y otras habitaciones, hasta el punto de resultar insoportable. Este hombre y su mujer acordaron que todos los días durante un mes tiraría una prenda de su armario. Puesto que a las personas con tendencia a acumular cosas les resulta difícil desprenderse de algo, fue necesario poner límites. Si antes de las 20:00 h no había entregado a su mujer una prenda, ella tenía permiso para ir al armario y elegir 3 artículos de los que él seleccionaría uno. Si antes de las 20:30 h aún no había elegido la prenda, lo haría ella en su lugar. De esta forma, la familia anima firmemente a la persona con TOC, pero haciéndola responsable de afrontar sus miedos y resistirse a las compulsiones o la evitación.
Unas palabras de advertencia antes de utilizar por su cuenta alguna de estas estrategias: es preciso definir, entender y acordar claramente con los familiares implicados en estas tareas todos los objetivos y las contingencias. Las familias que deciden aplicar “reglas del TOC” sin comentarlas primero con la persona afectada, descubren que su intención de combatir el TOC fracasa. El plan concebido para cambiar las conductas existentes debe aplicarse en etapas claramente definidas y comentadas. Después de participar en un grupo de educación y apoyo familiar por primera vez, un marido abandonó la reunión con el mensaje de 21negarse a contribuir o participar en rituales y reducir la conducta evasiva todo lo posible. Tras 20 años de ayudar a su mujer “para mantener la paz”, el marido llegó a su casa y dejó de “ayudarla” con sus compulsiones. Es de imaginar la ira que eso provocó en su mujer, y el marido regresó a su antiguo estilo, para sentirse nuevamente desconcertado, enfadado, mal informado, engañado e impotente. El marido se había llevado a casa el mensaje correcto de la primera reunión; el error residía en la forma de ponerlo en práctica. Las personas que se han visto “presionadas” hasta el extremo de cerrar la llave de paso general del agua de la casa para evitar el lavado compulsivo, o de quitar interruptores o pomos para que no se comprueben, han comprobado con frecuencia que el hecho de interrumpir la compulsión para terminar con ella suele provocar intensos conflictos familiares, que a menudo son tan dolorosos como vivir con los síntomas obsesivo-compulsivos. Así, lo más importante es que, antes de que intervengan los familiares, la persona afectada y los familiares deben discutir, negociar y acordar un plan de acción.
Para que funcione la terapia de conducta familiar, este proceso es esencial. La única excepción a las “reglas” del TOC son las situaciones mortalmente peligrosas o arriesgadas. En algunos casos, la terapia de conducta familiar individual puede ser especialmente útil para quienes necesitan asistencia profesional más intensa de la que puede obtenerse en un grupo.

Trastorno obsesivo compulsivo


http://www.elmanana.com.mx/notas.asp?id=141544
Todos tenemos conductas repetitivas como parte de nuestra personalidad, cuando nos causan ansiedad se vuelven obsesiones compulsivas
Orden. El individuo se obsesiona con la simetría, necesita que todo esté en su lugar, vacía y ordena su bolso, maleta o habitación todos los días, dedica tanto tiempo a ordenar los objetos en su escritorio, que casi no hace ninguna otra actividad ni cumple con sus obligaciones.

- Indecisión. El afectado puede pasar días enteros antes de tomar una decisión insignificante, como comprarse una prenda de vestir, duda una y otra vez y comprueba infinidad de veces si ha cerrado la puerta, el grifo o el gas antes de salir de casa o de dormir.

- Culpa. Son personas que se sienten culpables por cualquier cosa y no dejan de hacer autoexamen de conciencia como una forma de arrepentimiento o de rezar como pago por sus acciones, se obsesionan con el miedo a dañar a los demás.

- Cuestionamientos. Son seres que se obsesionan con pensamientos como “¿qué habrá después de la muerte?”.

- Rituales. El sujeto lleva a cabo una serie de actos encadenados o repetitivos, por ejemplo atraviesa tres veces la puerta antes de entrar a su casa o se sienta en el sillón siempre de determinada manera.

En muchas personas normales se encuentran rasgos obsesivos como el perfeccionismo, la puntualidad, el orden, los escrúpulos o la repetición.

Se diagnostica trastorno obsesivo compulsivo cuando la persona rechaza sus ideas obsesivas y quiere librarse de ellas.

Compulsiones rituales

Vanessa imagina que su hijo se asoma por la ventana, pierde el equilibrio y cae al vacío. La idea se repite y no logra controlarla. Para aliviar el malestar que le ocasiona, intenta eliminarla con otros pensamientos o acciones y así protegerse de lo que piensa, por ejemplo reza cada vez que tiene ese horrible pensamiento.

Éste es un comportamiento característico del trastorno obsesivo compulsivo.

Estas compulsiones o rituales que acompañan a las obsesiones no son fáciles de resolver, pero si éste es tu caso, los expertos proponen algunas medidas básicas para ayudar a aliviarlas:

- Diferencia obsesión de preocupación. Pregúntate: ¿me vienen a la mente ideas, pensamientos o imágenes fuera de control? ¿Se repiten a menudo? ¿Me crea un gran malestar pensar en ello? ¿Son ideas que no debería tener? ¿Hago algún ritual o evito situaciones para eliminarlas? Si la respuesta a alguna de estas interrogantes es afirmativa, quizá tengas una obsesión.

- Busca las causas del malestar. Es importante enfrentar tus miedos para descubrir que no tienes de qué preocuparte. Por ejemplo, si te obsesiona pensar que podrías quedarte atrapada en una cueva, sal de paseo a una gruta y estando ahí dentro analiza ese pensamiento, así ayudarás a disminuir la ansiedad.

- Limita tus pensamientos. No pases todo el día pensando en una idea obsesiva, proponte pensar en lo que te preocupa sólo durante un tiempo determinado, por ejemplo en la media hora que tienes libre en algún momento del día y nunca fuera de ese horario, esto te ayudará a seguir con tu vida normal.

- Pospón los rituales. Proponte cumplir más tarde tu ritual, es decir, no compruebes de inmediato si cerraste la puerta del coche o la llave del gas, así enfrentarás por más tiempo al pensamiento que te preocupa, desarrollando la habilidad para controlarlo.

- Desacelera la ansiedad. En vez de correr a ver si cerraste con llave o apagaste la luz, ve caminando despacio y podrás tener más control sobre tu preocupación.

publicidad
- Modifica el ambiente. Si te lavas las manos siempre de la misma forma, cambia algo como poner el jabón en un lugar distinto, para así descubrir que estás controlando obsesivamente tu conducta.

- Interrumpe con algo más. Busca apoyo en una tarea que te distraiga del ritual para así no practicarlo, por ejemplo si rezas cuando tienes un horrible pensamiento, mejor canta una canción que te guste o lee en voz alta un texto.

- Habla con un profesional. Si tu obsesión es frecuente, eres incapaz de controlarla y te produce malestar, consulta a un psicólogo o psiquiatra.

Una y otra vez

El trastorno obsesivo compulsivo es muy frecuente, suele iniciarse en la adolescencia y afecta igual a mujeres y hombres. Si no se trata, llega a invalidar la vida del paciente, ocupando todo su tiempo y sofocando a las personas a su alrededor.

Los pacientes ocultan su enfermedad durante años, creyendo que pueden controlarla, debido a la vergüenza o por miedo a estar enloqueciendo. Por eso evitan comentar el problema con sus seres cercanos o consultar al médico, hasta que ya no pueden disimular.

La importancia de las obsesiones depende del grado en que afecten la vida cotidiana: si alguien por miedo a enfermar deja de salir, relacionarse y trabajar, tiene un problema grave.

Origen y tratamiento

El origen de este desorden es incierto, se sabe que existe cierta predisposición hereditaria y algunos expertos creen que es neurológico. Algunos eventos que pueden hacer a la persona vulnerable a padecer ese trastorno son la muerte de un ser querido, los problemas con la pareja o el sexo, las tensiones en el trabajo, el agotamiento y el estrés, haber tenido una educación restrictiva, carecer de un buen entorno social y de habilidad para comunicarse.

El principal tratamiento del trastorno son los antidepresivos junto con la psicoterapia, efectivos en siete de cada diez casos.

El papel de la familia es fundamental para convencer al obsesivo-compulsivo de que necesita ayuda, ya que sus familiares lo conocen bien y con frecuencia padecen las consecuencias de su enfermedad.

(fuente/esmas.com)

Superando los hábitos de pensamiento negativo


autor: Dra. Yinet Iturralde Muñoz
¿De qué forma podemos superar todo tipo de hábito o patrón de pensamiento o conducta negativa? Actualmente existen en el mundo seminarios, programas radiales, libros que ayudan a las personas a superarse. Posiblemente usted tenga acceso a algunos libros que le ayuden al respecto. Tal vez pueda asistir a algún tipo de conferencia o clase universitaria. Esa es una manera de ayudarse a sí mismo. Otra manera es a través de los grupos de apoyo emocional.

Podemos participar con un grupo de personas afines en un tipo de sesión que se asemeja mucho a una terapia de grupo, aunque menos intensa que esta. Podremos ventilar muchas experiencias personales y el grupo tratará de ayudar a cada miembro a ser objetivo en cuanto a su vida emocional. Podemos organizarlo de tal forma que se compartan diferentes conceptos de psicología práctica y luego tratar aspectos relacionados con nuestra vida emocional. Los resultados serán muy efectivos. Es posible que entre sus amistades y familiares usted pueda crear un grupo de apoyo emocional y reunirse para analizar conceptos prácticos del comportamiento humano. Pueden compartir sus experiencias y analizarse unos a otros para percatarse de cuándo están utilizando algún tipo de pensamiento emocional erróneo y evitar así las consecuencias negativas.

Otra alternativa es la terapia de grupo, pero en esta deberá usted sentirse plenamente confiado de que el grupo mantendrá en absoluta privacidad todo lo que allí se discuta. Se requiere en este caso que haya ante todo una sensación de aceptación y empatía entre los distintos miembros.

La alternativa más directa es la terapia o el asesoramiento personal. En este caso usted debe ser también muy cuidadoso al seleccionar a la persona que le ayude, porque si no está presente el elemento de privacidad, si usted no se siente seguro o confiado con la persona que le trata, no va a ser efectivo el tratamiento. Tal vez la mejor forma de seleccionar un asesor, ya sea un psiquiatra o un psicólogo, será hablando con personas que se hayan sometido a un proceso de asesoramiento y que le puedan recomendar de primera mano a alguien que le ayude con sus problemas emocionales. Todas estas son opciones que usted tiene.

Patrones de pensamiento distorsionado



Autor: Dra. Yinet Iturralde Muñoz
http://www.mailxmail.com/curso-ansiedad-tratamiento/patrones-pensamiento-distorsionado
El doctor Ellis plantea la existencia de doce áreas o patrones de pensamiento distorsionado que son capaces de producirnos estados de ansiedad. Estas áreas nos llevan a desarrollar ideas y conceptos que evitan nuestro desarrollo personal:

1. La idea de que todo el mundo debe aceptarnos y aprobar nuestra conducta todo el tiempo.

2. Tratar de ser efectivos en todos los campos y áreas de la vida (perfeccionismo).

3. Catalogar a las personas en buenas o malas, poner etiquetas a los demás.

4. Pensar que es una catástrofe el que las cosas no hayan salido como hubiésemos querido que sucedieran.

5. La idea de que la infelicidad es el resultado de eventos y circunstancias externas sobre las que no tenemos control.

6. La idea de que debemos temer a aquellas cosas que consideramos peligrosas y que necesitamos seguir temiendo hasta que el peligro pase.

7. Creer que es mejor evitar las dificultades y responsabilidades que hacerles frente.

8. Creer que siempre necesitamos a alguien o algo más fuerte que nosotros en quien apoyarnos.

9. Creer que porque una experiencia traumática ocurrió en el pasado, esta debe influenciar o determinar nuestro comportamiento presente.

10. Creer que debemos cambiar o influenciar en las vidas de los demás, ya que lo que estos hagan o piensen debe ser importante para nosotros.

11. creer que existe solamente una solución correcta para cada problema y que si no la encontramos las consecuencias pueden ser terribles.

12. Creer que no tenemos control sobre nuestras emociones y que somos víctimas de estas sin poder controlar la forma en que nos sentimos.

Estos patrones del pensamiento distorsionado son creencias y opiniones causantes de gran parte del sufrimiento emocional que nos agobia. Debemos aprender a contrarrestar este tipo de ideas irracionales y percatarnos de cuándo las utilizamos. De esta manera evitaremos las consecuencias negativas que se desprenden de tales actitudes.

El principio o la teoría del Dr. Ellis es A, B, C, D. El elemento activador, las circunstancias externas, no son las verdaderas causantes de nuestro sufrimiento emocional, sino nuestras opiniones, los patrones de pensamiento distorsionado. Debemos estar alertas ante ellos y aprender a ser más efectivos haciéndole frente a la vida, analizando, pensando, evaluando nuestra conducta, nuestras acciones y siendo objetivos en cuanto a la forma en que reaccionamos ante las diferentes circunstancias de la vida.

¿Nota Vd. que se preocupa por cosas que escapan a su control?


Mª Isabel García Medina - Psicóloga Colegiada Nº: M-11045
Obsesiones y compulsiones



¿Nota Vd. que se preocupa por cosas que escapan a su control?
¿Piensa constantemente en algo que le ha sucedido o que podría sucederle? ¿le resulta difícil detener estos pensamientos por mucho que lo intente?
¿Se siente molesto cuando las cosas que le rodean no son perfectas?
¿Advierte que repite tareas una y otra vez sin motivo?
¿Reiteradamente busca en familiares y amigos reafirmación para estos pensamientos o acciones?
Si es así, probablemente esté Vd. sufriendo lo que en psicología se conoce como obsesiones o compulsiones.
Aunque casi todo el mundo sabe lo desagradables que pueden ser las preocupaciones incesantes (por ejemplo, irse de vacaciones sin estar seguro de haber cerrado un grifo, o la llave del gas...), estas preocupaciones desaparecen al poco tiempo (por ejemplo, diciéndose a sí mismo que lo ha hecho o pidiendo a un amigo que lo compruebe) o pueden durar incluso un día, pero luego desaparecen y no vuelven a aparecer. Esas preocupaciones causan tristeza o ansiedad pero el contenido en sí varía de un día a otro. Sin embargo, las obsesiones son preocupaciones relativamente estables. Esos pensamientos, imágenes o impulsos de hacer algo aparecen repetitivamente y provocan gran ansiedad, alarma, miedo e incluso vergüenza.
Lo que suele ocurrir es que la persona que sufre alguno de estas las sufre de modo repetitivo y sufre por ello una fuerte angustia. Cuando estos sentimientos surgen, la persona intenta conseguir alivio a esas sensaciones, aunque sea por poco tiempo, por lo que realiza determinados comportamientos o pensamientos para obtener alivio. Estos se llaman compulsiones o rituales y pueden ser algo pequeño, y en principio poco molesto como comprobar la llave del gas, o tan agobiantes como lavarse las manos 50 veces al día, colocar los objetos en un orden exacto, etc. Estas compulsiones hacen que la angustia disminuya temporalmente, pero cuando vuelve a aparecer el pensamiento, la persona "ya sabe lo que tiene que hacer" para disminuir la angustia, es decir, realizar el ritual, lo que genera a su vez angustia y autocrítica... así que, como puede verse, el círculo vicioso está ya instaurado.
Por lo tanto, las obsesiones son los pensamientos, imágenes o impulsos que la persona siente y qué ella misma considera absurdas, repugnantes o inaceptables e intenta rechazarlas. Hacen que la persona que las siente tenga gran ansiedad o malestar y quiera neutralizar esa obsesión o sus consecuencias.
Las compulsiones son las conductas que el sujeto hace para neutralizar las obsesiones en sí o dichas consecuencias. Las compulsiones a veces reducen la ansiedad y otras veces la persona aún se siente nerviosa pero cree que lo estaría aún más si no realizase dicha conducta.
Otro tipo de "compulsión" son las conductas de evitación, en las que la persona evita estar cerca de la situación que le genera ansiedad o el pensamiento obsesivo con el fin de no tener que sufrir dicha angustia o de no tener que realizar el ritual que lo neutralice. Sin embargo, la evitación también genera ansiedad e incluso culpabilidad si la persona no puede realizar dicha conducta. Por ejemplo, una madre que teme hacer daño a su hijo pequeño puede evitar estar a solas con él, por lo que probablemente se sentirá una "mala madre", con la consiguiente subida de ansiedad y el empeoramiento de la obsesión.
Las obsesiones y compulsiones más comunes son:
Ideas de contaminación: pensamientos de contagiarse o contagiar a otros por contacto con sustancias que pueden ser peligrosas (suciedad, gérmenes, sangre, personas enfermas, venenos, radiación...). Las compulsiones más normales son las de lavado de manos, lavado de ropa, limpieza obsesiva de la casa, etc. Las conductas de evitación pueden ser no salir de casa, evitar el contacto con personas que puedan haber tenido contacto con esas cosas, etc.
Ideas de violencia física: pensamientos de hacer daño a una persona (generalmente a una persona por la que se siente mucho afecto), que se lo hagan a ella o hacérselo ella misma. Las compulsiones más comunes son comprobar que no ha producido ningún daño, preguntar, etc. Y las conductas de evitación suelen ser: evitar estar solo con las personas que puede herir, no tener cuchillos de metal, etc.
Obsesiones sobre daños accidentales: miedo a una explosión de gas, a un accidente de tráfico, a un robo... Las compulsiones pueden ser de comprobación, es decir, examinar puertas, llaves de gas, llamar a la policía, etc.
Obsesiones en cuanto al orden: pueden ser colocar las cosas en un determinado orden, hacer una tarea de una forma determinada...
Otras obsesiones también pueden ser: Contar cosas, repetir algo un número determinado de veces, tonadillas musicales, acumular cosas (por si en un futuro necesitasen usarlas), hacer las cosas con una lentitud extrema, pensamientos acerca de la muerte, preocupaciones sexuales, preocupaciones o pensamiento religiosos, etc.
Las obsesiones y las compulsiones, por tanto, son preocupaciones incesantes y estables que provocan gran ansiedad a la persona que las sufre y puede por ello tener la necesidad de realizar una o varias acciones para contrarrestar esa ansiedad o para evitar esa obsesión.
Además de obsesiones con rituales compulsivos, se pueden dar también obsesiones sin que haya rituales e incluso una lentitud excesiva sin rituales visibles.
La lentitud excesiva sin rituales visibles se da sobre todo en hombres, aunque generalmente lo que hay detrás son rituales obsesivos, es decir, la persona realiza complejos pensamientos o controles mentales para "realizar mejor" dicha tarea, por ejemplo, puede repetir mentalmente la secuencia que acaba de realizar hasta que considere que no ha cometido ningún error. Algunas personas no pueden dar razón alguna que explique la lentitud. De todos modos, esa lentitud es selectiva, es decir, la persona puede tardar horas en realizar una determinada actividad y conducir o cocinar a un ritmo normal, por ejemplo.
Hay mucha gente que tiene hábitos de comprobación, de contar determinadas cosas o de lavar algo un número determinado de veces (se estima que alrededor del 80% de la población normal), aunque los casos que pueden considerarse con necesidad de tratamiento pueden ir desde el 1´8 al 2´5% de la población. Por lo tanto, la diferencia es meramente cuantitativa, al igual que cualquier problema de ansiedad. Es decir, si sufre de síntomas que considera excesivamente molestos o desagradables, si cree firmemente que alguno de sus temores más angustiantes se harán realidad y/o pasa dos o más horas al día (si sumase todos los pequeños momentos que dedica a su obsesión o a su compulsión al cabo del día), debería acudir a un profesional especializado.
No todas las personas que sufren este trastorno se dan cuenta de la irracionalidad de los pensamientos que sufren, pero la mayoría de ellas sí lo hacen, aunque a pesar de considerarlo irracional no pueden evitar que les provoque ansiedad.
La edad de inicio generalmente se sitúa en la adolescencia o al inicio de la vida adulta, pero también se han identificado casos en niños de 5 y 6 años (aunque repito que no es lo más común). Y se da algo más frecuentemente en mujeres que en hombres.
Hay personas que realizan conductas repetitivas pero no sufren este trastorno, por ejemplo, comer en exceso, el juego patológico, la urgente y firme necesidad de perder peso... La diferencia entre ellos está en que mientras estas conductas producen placer cuando las realiza o las consigue (aunque intente evitarlas por sus efectos secundarios), las compulsiones son realizadas para eliminar la ansiedad, no porque produzcan placer en sí mismas.
Este trastorno suele ir acompañado de depresión. Unas veces la depresión provoca tal estado de angustia que ayuda a la aparición de pensamientos obsesivos, y estos a su vez hacen que aparezcan las compulsiones. En otras ocasiones, la persona que sufre un trastorno obsesivo-compulsivo ocupa varias horas al cabo del día en ejecutar sus "rituales" y está en un estado permanente de ansiedad ya que el pensamiento no deja de aparecer de modo repetitivo y con él la angustia, la necesidad de "hacer algo" que reduzca dicha ansiedad (aunque sólo la reduce o la impide que aumente de forma momentánea). Esta sensación de indefensión hace que vean su futuro cada vez peor y sin ninguna posibilidad de mejoría y comienzan a sentirse cada vez más deprimidos.
Para finalizar quiero hacer hincapié en que los pensamientos intrusivos ocurren con mayor frecuencia cuando la persona está bajo estrés, con altos niveles de ansiedad y/o humor depresivo.
TRATAMIENTO:
De todas maneras hay que saber que cerca del 23% de los casos remiten con el tiempo sin necesidad de tratamiento, estos suelen ser los casos menos severos. El 77% restante no mejora sin ayuda, por lo que, por su propio curso, suele empeorar.
En general, es un trastorno con solución, aunque los casos muy severos pueden no remitir del todo, por ello es conveniente acudir a un especialista lo antes posible para evitar la cronicidad del problema.
El tratamiento más efectivo es el cognitivo-conductual, y se basa en:
Que la persona esté decidida a terminar con el problema ya que: merece la pena cambiar, debe aceptar ayuda (ya que sola lo ha intentado y no ha sido capaz), además de que en pocas semanas puede ver el resultado, por lo que puede intentarlo y si no le es efectivo, dejarlo.
Pensar que los contenidos de las obsesiones son irracionales.
Saber que ritualizar y hacer respuestas de evitación no es la única manera de eliminar o disminuir la ansiedad y que hay otras medidas que puede aprender.
Aceptar que se están teniendo las obsesiones y no intentar rechazarlas. Soy consciente de que esto es, con mucho, la parte más difícil, y por ello debe ser realizado con ayuda de un profesional especializado.
CenPsiSa

Mª Isabel García Medina - Psicóloga Colegiada Nº: M-11045

CUANDO LOS PENSAMIENTOS DAN MIEDO


CUANDO LOS PENSAMIENTOS DAN MIEDO
fuente: miguelmartinezfondon
http://lacomunidad.elpais.com/psicoanalisisclinico/2009/7/13/cuando-pensamientos-dan-miedo

Al no haber recibido una educación donde se incluyera una asignatura sobre el conocimiento de la mente humana, las personas son unas desconocidas frente a sí mismas. Esto quiere decir, que la mente, a veces juega malas pasadas, porque funciona de una manera que no puede ser controlada. Su funcionamiento es de 24 horas: mientras estas despierto, no para de producir pensamientos, frases, ideas, alucinaciones, fantasías y cuando duerme, produce sueños.

Toda personas alguna vez ha experimentado pensamientos o impulsos que le han asustado: coger un cuchillo y pensar en clavárserlo a un amigo, a un hijo, al padre, a la madre, al hermano. Ver una ventana o pasar por un puente y arrojarse al vacio o acercarse a los railes del metro o del tren y pensar en tirarse o empujar a alguien. Estar un lugar sagrado y tener ganas de gritar y blasfemar. Ir conduciendo y pensar en atropellar a una persona. Estar con un amigo y tener el deseo de acostarse con él sabiendo que uno tiene pareja o está casado. Entrar en un comercio y tener la idea de robar.

¿ Pensamientos comunes ?. Son pensamientos que aparecen con más frecuencia de lo que pensamos. Pensamientos que asustan y que pueden hacer perder el control debido a la intensidad y frecuencia de los mismos. Este tipo de ideas, suelen encubrir otro tipo de deseos. Digamos que ninguna madre quiere matar a su hijo, ni robar en el super, tampoco tirarse al metro o empujar a alguien a las vias del tren. Lo que es cierto, es que algún sentido tienen este tipo de ideas o pensamientos.

Cuando aparecen en la conciencia es porque en algún lugar se han generado. Este tipo de pensamientos suelen estar disfrazados y esconden algo. La manera de entenderlos es psicoanalizándolos. Porque tienen un sentido siempre inconsciente y la única manera de estar tranquilo frente a ellos es comprendiéndolos. La importancia del psicoanálisis es esta: trabajando sobre la salud mental se evita llegar a la enfermedad mental.

¿Se puede Conseguir el Equilibrio Mental?



fuente:http://www.saludmental.info

¿Se puede Conseguir el Equilibrio Mental?
D. Fernando Azor Lafarga, Co-director, coordinador de la sección clínica
Los psicólogos frecuentemente centramos nuestros esfuerzos profesionales en identificar patologías, problemas, conflictos, inseguridades… El objetivo principal suele ser el de buscar maneras de transformarlos en tranquilidad y equilibrio, y a ser posible consiguiendo que la persona aprenda y ponga en práctica soluciones por sí misma. Cada problema individual nos da diferentes caminos para alcanzar el bienestar, pero todos confluyen en puntos comunes:

Es necesario tener actividades que nos ilusionen, que nos representen un reto. Pueden ser tan variadas como se nos ocurra, lo importante es que gusten: montar en bici, pasear por campo, jugar al tenis, grupos de teatro, juegos de ordenador, voluntariado…
Como en el punto uno, contrastar nuestra forma de proceder con la de otros nos da muchas veces una motivación y/o tranquilidad. Tener grupos de personas con los que relacionarnos, donde poder ayudar y ser ayudado, donde podemos compararnos y ver si somos raros y nuestras preocupaciones son las que otros también tienen ayudará a ser más feliz.
No hay que aspirar a no sentir malestar por las cosas que nos rodean. Seguro que alguna nos afectará más que otras. Lo importante es afrontarlas, buscar soluciones si las hay pero siempre desde el realismo. Asumir cómo son las cosas y no centrarse en cómo debieran haber sido hará que las soluciones lleguen antes y seguro que se minimizarán los daños sobre uno mismo.
De alguna forma el punto anterior introduce éste: Si nos centramos en el pasado y el futuro en exceso y dejamos el presente de lado, nos llenaremos de reproches y de miedos. Las opciones futuras son infinitas cuando queremos averiguar qué nos va a pasar al tomar determinada decisión. Ser capaz de no eternizarnos en la búsqueda de soluciones perfectas nos ahorrará malestar y facilitará nuestro equilibrio.
Horarios, rutinas y disciplina. Programar objetivos y tareas cotidianas tiende a producir sensación de control, ser constante es gratificante por ser más probable conseguir metas y además hace que disfrutemos más de aquellas actividades que se salen de lo programado.
El concepto de equilibrio mental lleva implícita una idea: no existe una forma perfecta de sentirse bien, existen muchas. Lo importante es que en una teórica balanza pesen igual sus dos lados. Lo que se ponga en ellos depende de nuestra educación, de las experiencias, de las habilidades acumuladas a lo largo de la vida, de nuestras tendencias heredadas a ser empático, a ser irritable… El equilibrio no depende de lo socialmente reconocido como más adecuado, sino del “arte” que tengamos para ponderar nuestras diferentes facetas. De este modo ser uno mismo sin que se nos vuelva en contra es posiblemente el mejor objetivo. Tener miedo no es malo, a no ser que nos llegue a impedir salir a la calle. Entonces el equilibrio se habría roto.
Después de todo ser feliz no es fácil, es una tarea que suele llevar toda la vida resolver, y a nadie le garantizan que lo vaya a conseguir. Hay que ser paciente y constante en la aplicación de estos cinco puntos, aplicarlos en nuestra vida facilitará el equilibrio mental.

testimonio Elohim webtoc





Holaa a todos, como les dije en mi post anterior, veo a muchas personas en este foro, que lo están pasando mal, y otras que gracias a Dios están mucho mejor, pero mi intención es ayudarlos, porque yo en algún momento pase por los peores momentos de esta enfermedad, y sé cuanto te hace sufrir, y a cualquiera, cuando está mal, le gusta que alguien le de una mano, un apoyo, para seguir adelante, esa es mi intención, tratar de compartir mis experiencias con ustedes, para que les sirvan, y puedan tener mejores herramientas para combatir el TOC.

Hoy compartiré con ustedes mis experiencias con los tipos de TOC de:

1.De carácter sexual, o miedo a ser homosexuales
2.De carácter de temer hacerles daño a sus seres queridos o a ustedes mismos
3.Al miedo de no querer a tu pareja.

Si hay algo que he aprendido en mi larga experiencia contra estos tres tipos de TOC, es que nuestras obsesiones, son miedos, pero miedos exagerados, que te perturban, a través de pensamientos, que por más que trates de sacártelos de tu mente, no puedes, eso es el TOC, ahora, la diferencia entre un miedo "normal" y la obsesión, está en que el miedo tú lo puedes controlar, y es algo normal, pero cuando te perturba un pensamiento, en forma irracional, frustrante, te angustia, le das vueltas y vueltas, tratas de luchar contra él, y ocurre una lucha mental, en ...y si le hago caso, no pero esto es mentira,... pero porqueéee. y viene la desesperación, y es una lucha interna y mental. Bueno para ustedes, los que tienen TOC de "amores, TOC de miedo a no querer a sus parejas, o miedo a hacerles daño a alguien, son "obsesiones", y eso significa que ustedes son personas demasiado buenas, para poder hacerle daño a alguien, es algo que ustedes nunca harían, porque serían incapaces de hacerlo, aunque el TOC te diga que matarás a tus padres, o lo más terrible, no es nada más ni nada menos, que un síntoma de este trastorno, por lo tanto ustedes serían incapaces de hacer eso, son tan buenos, que nunca podrían hacer eso, pero se lo imaginan, porque tienen TOC, por lo tanto aunque sus pensamientos sean perturbadores, molestosos, y sean terribles, ustedes deben decirse a sí mismos que son síntomas de la enfermedad que tienen, y en realidad en el fondo de sus corazones, ustedes saben que serían incapaces de hacer eso, porque son personas muy buenas, si no fuera así, lo harían, diganme :¿Alguna vez, por muy perturbador, angustiante, que sea el pensamiento, han llevado a la practica alguno? la respuesta es NO, por lo tanto, ustedes son personas, muy buenas, y tienen miedos exagerados, o "Obsesiones" coontra sus queres queridos.

Conclusión sobre este tipo de TOC: ustedes son tan buenos,y quieren tanto a sus seres queridos, que el TOC los ataca de la peor manera para ustedes,incluyendolos a ellos, en esas obsesiones, y mostrandoles imágenes mentales horribles, pero no se preocupen, porque ustedes son incapaces de hacer eso. Si realmente quisieran hacerles daño, ya lo hubieran hecho, no creen, y nos les preocuparía esa "obsesión"

2.Para el TOC de homosexualidad: Es casi lo mismo que el anterior, no es que las personas con este tipo de TOC, tengan algo contra la homosexualidad, yo no tengo nada contra ella, pero también es un miedo, porque ustedes son taan heterosexuales, que les da miedo ser homosexuales, pero ese miedo se transforma en una "obsesión", que los perturba acusándolos de homosexuales, y ese pensamientos no los deja tranquilos, los perturba, les angustia, y también ocurre una lucha:... pero si yo no soy, y si lo fuese..., y viene la desesperación, y el pensamiento te dice, sí sí eres, y pueden ver a una persona de su mismo sexo, y sentir algo incluso de "placer" falso, pero es mentira, es sólo otro síntoma del obsesivo compulsivo, por lo tanto ustedes nunca serán homosexuales, porque son demasiado heterosexuales, tienen muy clara su sexualidad.

Conclusión: Son demasiado heterosexuales, y les da un miedo exagerado, llamado obsesión, que los ataca a través del TOC, por lo tanto diganse a si mismos, que es sólo un síntoma de una enfermedad, si fueesen homosexuales, ya lo hubieran aceptado, no creen, pero NO LO SON, es sólo una obsesión Molesta, que es MENTIRA, es IRREAL, por mucho que les perturbe, que los angustie, que se acusen a si mismo, es una mentira.

Y por último, a los que tienen miedo, de no querer a sus parejas, es exactamente lo mismo, sienten ese "miedo o obsesión", que los perturba, que les dice:... nO tu no la quieres, o no lo quieres..., y ustedes se angustian, se sienten mal, ese pensamiento los perturba, y le dan vueltas y vueltas, pero al igual que los otros´síntomas, son miedos exagerados, llamados "obsesiones" por lo tanto ustedes quieren tanto a su pareja, que tienen una "obsesión" que les ataca por que tienen TOC, no es nada más ni nada menos que un síntoma.

Conclusión: No creen que si no quisieran a sus parejas ya las hubiesen dejado?, bueno como tanto quieren a sus parejas, el TOC los ataca por ese lado, con pensamientos, negativos, diciéndoles que no lo quieren, pero es otro síntoma IRREAL, si no lo quisieran ya lo hubieran dejado hace mucho, no creen, es UNA MENTIRA, UNA OBSESIÓN, CREADA POR EL TOC.

Bueno en realidad estos son síntomas, hay personas que pueden tener más de un caso así y es porque todos sufrimos de lo mismo, todos tenemos la misma causa, no es que uno seamos, limpiadores, otros chequeadores, quizás el TOC nos ataca por nuestro lado débil, pero la verdad es que todos tenemos la misma causa: EL trastorno obsesivo - compulsivo, y no se preocupen tanto por esos pensamientos, sino que piensen en la causa, de esos pensamientos, porque pueden tener uno, y después les aparecerá otro, y así, todos llegaremos a la misma causa: Una enfermedad llamada TOC.

Espero que les sirva mi ayuda, y cualquier cosa sólo preguntenme, encantado les ayudaré, ya que se lo difícil que es pasar por esta situación, que dios Los bendiga.

Elohim

Cuando la obsesión se transforma en enfermedad


http://www.saludisima.com/cuando-la-obsesion-se-transforma-en-enfermedad/

Cuando la obsesión se transforma en enfermedad
Archivado en Salud mental y conducta

obsesiónSeguramente alguna vez supiste de una amiga que después de cerrar la puerta de su casa y alejarse algunos metros regresaba a ver si había cerrado la puerta en forma correcta.

Este tipo de comportamiento forma parte de lo que los psicólogos llaman trastorno obsesivo compulsivo y se puede observar en personas de ambos sexos. Surge alrededor de los 15 años, aunque entre los varones puede surgir en la primera infancia.

Generalmente las personas que sufren de este tipo de problema concurren a consulta médica alrededor de los 25 años y a partir de allí iniciar su proceso de superación. Si bien los adolescentes y adultos reconocen la exageración e irrazonabilidad de sus obsesiones o compulsiones, no pueden evitarlas. Es por eso que durante años mantienen sus síntomas en secreto con el consecuente retraso del tratamiento adecuado.

Cuales son las obsesiones mas frecuentes?

Por lo general se relacionan con temores a la contaminación, a la suciedad, a las infecciones, a las enfermedades, al orden y la simetría y al temor de dañar físicamente a otros. También hay obsesiones de contenido sexual, religioso o filosófico. Los síntomas de estos trastornos provocan malestar a quien los padece y dificultan la relación de la persona con los demás.

Obsesiones y compulsiones

Cuando un pensamiento o una acción determinada se considera una obsesión? Se trata de pensamientos, impulsos, imágenes recurrentes e inapropiadas que causan malestar. Las personas que padecen este tipo de obsesiones reconocen que las mismas se producen en su mente. A diferencia de las obsesiones, las compulsiones se caracterizan por ser comportamientos o actos repetitivos, por ejemplo, rezar, contar, repetir palabras silenciosamente, destinados a calmar la obsesión. estas acciones se realizan siempre siguiendo reglas rígidas. Como vemos, las compulsiones tienen como objetivo calmar el malestar o prevenir algún mal, pero para lograrlo se valen de acciones que no son realistas.

Que sucede con la impulsividad

Aquí hallamos comportamientos que aíslan a las personas socialmente o la obligan a vivir con su cuenta bancaria en rojo, mientras que en los casos mas extremos las conducen al delito. Con frecuencia suele pasar tiempo hasta que los jugadores empedernidos o aquellos que no pueden pasar frente a un negocio sin comprar, comprenden que requieren ayuda psicológica para llegar a un diagnóstico acertado. Las manifestaciones mas extremas de la impulsividad se dan por la atracción que produce la provocación repetitiva de incendios (piromanía), la cleptomanía o la tricotilomanía, es decir, arrancarse el propio pelo con la consecuente pérdida del mismo. También se suman los impulsos agresivos y la dificultad para controlarlos. También la agresividad desproporcionada con respecto a cualquier situación estresante que la desencadene.

En el mismo renglón de la impulsividad se inscriben las compulsiones sexuales, la preocupación obsesiva por el cuerpo y la apariencia. Las causas de los trastornos compulsivos son de diversa índole. Hay factores genéticos, que ocurren en determinadas familias. Otros son de origen psiconeurológicos y otros psicosociales. En este ultimo caso se evidencian obsesiones de limpieza, de duda, cavilación y sentimientos de amor y odio hacia un mismo objeto. También los factores ambientales como ciertas toxinas e infecciones pueden contribuir a la aparición de estos trastornos.

El tratamiento adecuado

El problema debe ser atacado desde 3 flancos. Por un lado el educativo, informando al paciente y a sus failiares sobre la enfermedad para bajar el nivel de ansiedad, reducir la culpa y evitar estigmas que puedan impedir tanto el acceso al tratamiento como su continuidad.

Además, como estos pacientes suelen sufrir recaídas y estar asociados a la depresión es necesario que estén prevenidos para evitar el desaliento. A través de la asistencia psicológica el paciente tiene la oportunidad de contar las obsesiones y rituales que durante tiempo mantuvo ocultos por verguenza.Esto ya le proporciona alivio. Además sus síntomas empiezan a tener sentido a la luz de su historia personal y de las experiencias que letocó vivir.

Esto gradualmente reduce el nivel de angustia y, por ende, de las obsesiones y las compulsiones.Cuando un paciente se recupera retoma sus actividades normales. Por último, el profesional es quien determinará si es necesaria alguna medicación.

Todos tenemos alguna obsesión o compulsión, a veces controlada, a veces no…Quieres compartir tu opinión?